Publicidad

Receta de turrón de Jijona, el más popular dulce navideño de Alicante

Receta de turrón de Jijona, el más popular dulce navideño de Alicante
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Nuestra gastronomía atesora multitud de dulces navideños tradicionales por todas las regiones y pueblos, y entrar a debatir cuál es mejor sería absurdo. Pero no podemos negar que los turrones de Alicante son clásicos imbatibles, con el turrón de Jijona o "blando" quizá el más popular de todos.

Curiosamente, con los mismos ingredientes se obtienen dos productos tan distintos como son el turrón duro y el blando, que pueden dar lugar a debates pasionales en defensa de uno u otro. El primero puede poner a prueba las dentaduras más delicadas, mientras que el blando además se presta a preparar muchas otras recetas. Otra ventaja: la receta de turrón de Jijona es fácil de recrear en casa.

Podemos partir de almendra ya molida, aunque si usamos almendra marcona de primera calidad, fresca, tostada por nosotros en casa, tendremos un turrón mucho más sabroso. La elaboración casera nos permite jugar con la proporción de ingredientes -yo procuro no añadir demasiado azúcar y dar más protagonismo a la miel, que aporta sabor y amalgama mejor-, los aromas y la textura.

Para darle forma lo más sencillo es comprar un molde específico, que yo recomiendo elegir de un material rígido, para que no se deforme. También podemos hacer uno casero con un brick de leche bien limpio, que además no necesita engrasar para desmoldarse después con facilidad.

IBILI 753100 - Molde Turron De INOX

IBILI 753100 - Molde Turron De INOX

Con estas cantidades sale un turrón de buen tamaño. También he hecho pruebas dividiendo los ingredientes por la mitad con un molde más pequeño, más recomendado si somos pocos en casa. Esto nos permite además probar la consistencia de la primera vez y ya corregir proporciones a nuestro gusto: con más almendra o más tostada, agregando más o menos canela, etc.

Ingredientes

Para 1 unidades
  • Almendra molida 300 g
  • Miel clara 200 g
  • Azúcar 50 g
  • Canela molida (opcional) 2 g
  • Ralladura de limón (opcional)
  • Sal (1 pizca) 1 g
  • Clara de huevo pasteurizada 30 g

Cómo hacer turrón de Jijona o turrón blando

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 30 m
  • Reposo 6 h

Tanto si partimos de almendras enteras como ya molidas, en primer lugar las tostaremos en una sartén amplia a fuego medio, removiendo constantemente unos minutos hasta que empiecen a dorarse y emitan su aroma característico. Retirar y dejar enfriar.

Si usamos el fruto seco entero tendremos que molerlas, preferiblemente con una picadora, robot de cocina o batidora de vaso bien potente. Podemos ajustar la textura al gusto, más o menos fina. Algunos trocitos más enteros aportan un buen constraste.

Poner en un cazo al fuego la miel con el azúcar, calentar a potencia baja y cocer hasta que se integren en una masa semilíquida y homogénea, removiendo con suavidad. Retirar del fuego.

Batir con un tenedor o varillas la cara de huevo hasta que espume e incorporarla al cazo, removiendo rápidamente. Devolver al fuego, a temperatura muy baja, y cocer removiendo sin cesar hasta que se forme una crema espesa evitando que cuaje la clara.

Retirar e incorporar la almendra, la canela, una pizca de sal y, si usamos, la ralladura fina de 1/2 limón lavado, solo la parte amarilla. Trabajar el conjunto con energía hasta tener una masa bastante espesa pero maleable.

Turrón de Jijona

Llevar al molde apretando bien, cubrir con plástico film o una hoja de papel sulfurizado y poner un peso encima (por ejemplo, un brick de leche). Esperar a que se temple y después dejar enfriar en la nevera al menos seis horas, o toda la noche, con el peso encima.

Con qué acompañar el turrón de Jijona

No creo que haga mucha falta en sugerir consejos de degustación, pero sí recomiendo reservar el turrón o cualquier dulce a pequeñas porciones en la sobremesa sustituyendo al postre en días señalados, o a media tarde con la familia o invitados. Combina muy bien con un el café y el té, el chocolate a la taza me parece ya excesivo. Exquisito, eso sí, con un buen vino dulce.

Aunque usemos clara de huevo pasteurizada es recomendable conservarlo en la nevera y consumirlo en el plazo de una semana. Además se puede congelar o aprovechar para preparar otros postres, como un fresco biscuit de turrón.

En Directo al Paladar | Receta de turrón de Alicante
En Directo al Paladar | Turrón de chocolate y arroz inflado

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir