Compartir
Publicidad

El Halloween más salado en 17 recetas de snacks

El Halloween más salado en 17 recetas de snacks
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Últimamente tengo la sensación de que con Halloween, o se ama o se odia, defendiendo más nuestra festividad de Todos los Santos. Pues yo animo a celebrar ambas tradiciones sin tener por qué elegir, creo que se puede disfrutar a nuestra manera de lo que más nos guste de cada una de ellas. ¿Lo de pintar galletas con fantasmas cuquis no es lo tuyo? Pásate al Halloween más salado con estas recetas de snacks y picoteo.

Ya que el martes es festivo, podemos aprovechar para reunir la noche de brujas a unos amigos para ver películas de miedo -o de lo que sea-. No se puede negar que jugar un poco con la comida es divertido, y toda la temática de Halloween siempre tiene un punto molón. Lo mejor de las recetas saladas es que normalmente no hay que ser tan mañoso como a la hora de decorar dulces, y también es una opción genial para pasar un rato con los peques. Sea como sea, aquí tenéis un buen montón de ideas para pasarlo de miedo en la cocina.

Un picoteo divertido

Halloween. Monstruitos de queso

Para ir abriendo boca podemos empezar la velada con algo de picoteo, adaptando los bocados más típicos a la ocasión. Incluso si no celebramos Halloween como tal podría ser una forma divertida de servir el aperitivo del fin de semana, sobre todo si tenemos niños en casa. Su imaginación es todo lo que hace falta para convencerles de que una galletas saladas se convierten en tiritas con algo de queso y mermelada.

Los diferentes formatos del queso para picoteo permiten jugar mucho a la hora de disfrazar los platos para la noche de difuntos. Con quesitos redondos, aceitunas y colorante rojo tenemos unos apañados ojos de queso espeluznantes, y con queso crema y rallado podemos formar unos simpáticos monstruitos. Otra opción genial es dar una vuelta de tuerca a los huevos rellenos con su versión de araña y demonio o los huevos calabaza.

Dedos, garras y gusanos

Halloween. Pozos

En la repostería podemos crear casi cualquier cosa con una masa dulce o chocolate, pero en las recetas saladas lo más fácil es partir de la forma que ya tiene la comida. Por ejemplo, unos simples volovanes y unas gulas se transforman rápidamente en apetecibles posos de gusanos con un toque de ajo y cayena, más fácil imposible. Quizá alguna salsa viscosa de color verde terminaría de redondear el plato, si nos ponemos más creativos.

Con pan de molde y poco más es muy sencillo crear unas majas garras de vampiro, que en realidad son como sándwiches enrollados rellenos de jamón. Las salchichas, por su forma, son perfectas para convertir en unos sangrientos dedos amputados, o para preparar el ya clásico picoteo de salchichas momia con masa de hojaldre.

Platos clásicos convertidos en snacks espeluznantes

Halloween. Murcielagos

Realmente no hay que complicarse mucho para llenar nuestra cocina del espíritu de Halloween, si no somos especialmente ambiciosos con el resultado. Lo importante sobre todo es pasarlo bien y disfrutar compartiendo cosas ricas; lo más sencillo es adaptar los platos clásicos que solemos preparar en casa. Por ejemplo, tuneando las hamburguesas, sirviéndolas en formato mini tendremos un snack al que nadie se podrá resistir.

Las típicas alitas de pollo se convierten fácilmente en ricos murciélagos a la miel con esta receta, y de nuevo recurriendo a las gulas podemos servir empanadas zombie con gusanos en el formato que más nos guste. Incluso un aparentemente soso puré de verduras puede ser un aperitivo divertido si le añadimos una “telaraña” con reducción de Pedro Ximénez o con otra salsa.

Para los niños y no tan niños

Halloween. Calabacitas

La verdad es los que mejor se lo pasan con Halloween son los peques de la casa, sobre todo si nos ayudan en la cocina. Hay muchas recetas pensadas especialmente para ellos, aunque los menos niños también disfrutarán mucho con bocados como las calabacitas de arroz o las monstruosas patatas rellenas, divertidas y muy sabrosas.

Con un molde o algo de maña podemos hacer fácilmente unos huesos fracturados sangrientos, rellenos de carne picada con tomate, mientras que la pizza con fantasmas y arañas no requiere ningún utensilio especial. Y para terminar, aunque no es exactamente un snack, los huevos fritos con esqueleto son tan simples que no podíamos dejar de incluirlos en estas propuestas saladas. En formato mini con huevos de codorniz podríamos montar unos simpáticos canapés.

Halloween. Huesos

Animáos a poner un toque terroríficamente salado a la noche de Halloween con alguna de estas propuestas de snacks y picoteos para la ocasión. Organicemos o no una fiesta, es una forma original de salirse un poco de la rutina y pasar un rato divertido en casa. Hay veces en las que jugar con la comida está permitido.

En Directo al Paladar | Recetas: Los 9 clásicos de Halloween
En Directo al Paladar | 11 brebajes divertidos para la fiesta de Halloween

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos