Codillo asado, con patatas al romero. Receta

Sigue a

cod-1.jpg

Siempre que pienso en el codillo, me viene a la cabeza cocinarlo cocido y acompañado de chucrut, al estilo alemán, pero en estos días prenavideños, he querido cocinarlo al horno, y el resultado me ha parecido buenísimo. Así que aquí tenéis otra sugerencia más para probar. Un codillo asado, con patatas al romero.

Como en esta época de recetas navideñas, todos cometeremos excesos alimentarios, he asado las piezas sin la piel característica, ni la capa de grasa o tocino que los codillos tienen bajo la misma, por lo que encima, este asado ha quedado bajo en grasas, lo que sin duda le hace resultar más interesante.

Ingredientes para 4 personas

  • 2 codillos de cerdo frescos, 4 patatas, 100 ml. de caldo casero de carne, romero, tomillo, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta.

Cómo hacer codillo asado, con patatas al romero

Comenzamos troceando las patatas, en porciones irregulares, y tras sazonarlas las colocamos directamente sobre la bandeja del horno donde cocinaremos el codillo. Añadimos un hilillo de aceite de oliva, y espolvoreamos con hierbas aromáticas. En esta ocasión utilicé romero en polvo y unas hojitas de tomillo salsero.

Tomamos las piezas de codillo de cerdo y retiramos la piel y la grasa para “aligerarlos” de calorías, y salpimentamos. Colocamos las dos piezas en la misma bandeja, sobre la cama de patatas y añadimos el caldo de carne, regando la carne. Precalentamos el horno y cuando esté a 170º, introducimos la bandeja.

codillo22.jpg

Como véis en este fotomontaje, las patatas se irán asando con el calor del horno y a la vez irán absorbiendo el caldo, mezclándose el proceso de cocción y asado, con lo que el resultado será de una melosidad espectacular. Por su parte, el codillo irá menguando y soltando parte de su sabor a la salsa, que poco a poco irá condensándose y espesando. Conviene ir regando con la salsa de cuando en cuando, tanto la carne como las patatas para evitar que se resequen en exceso. En ese proceso, la carne del codillo irá retrayéndose sobre el hueso, que asomará cada vez más, (fijáos en las dos fotos de abajo del fotomontaje superior, que se ve perfectamente). Una vez asado, la carne se desprende sin dificultad.

Cuando la carne esté bien dorada y el hueso se vea desprendido como en las fotos, nuestro plato estará listo para llevar a la mesa. Aproximadamente habrá estado en el horno durante 1 hora, pero depende de cada horno. Las patatas, estarán hechas a fuego lento y habrán recogido todos los sabores. La combinación de carne y patatas es una auténtica delicia.

Tiempo de elaboración | 1 hora aproximadamente.

Dificultad | Baja

Degustación

Lo mejor de esta receta de codillo asado con patatas al romero, además de su sencillez y excelente sabor, es que no manchamos nada más que la bandeja del horno. A la hora de servir, cada codillo da para dos personas, con la guarnición de patatas y un poco de salsa. Aunque al cocinarlo, no parezca que es mucha cantidad, cunde bastante, pues esta carne y más con las patatas, produce gran efecto saciente.

En Directo al Paladar | Estofado de codillo con garbanzos

En Directo al Paladar | Jamón ibérico asado con cerveza

Recibe gratis las recetas



Te enviaremos al día gratuitamente las nuevas recetas. Ideas para postres, platos tradicionales y todo tipo de opciones y recursos sobre cocina.


Puedes SUSCRIBIRTE o seguirnos a través de Facebook o twitter.


Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

41 comentarios