Publicidad

Hallan el foco del brote de Listeria en una herramienta de la fábrica de carne mechada (y siendo ahí “poco ha pasado”)

Hallan el foco del brote de Listeria en una herramienta de la fábrica de carne mechada (y siendo ahí “poco ha pasado”)
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ya hay 186 casos confirmados en toda España por el brote de listeriosis causado por la carne mechada fabricada en Sevilla, que es ya el mayor registrado nunca en nuestro país. Y, según confirma El País, casi 20 días después de que se detectaran los primeros casos, se ha encontrado por fin uno de los focos de la infección.

Se trata de dos mechadoras situadas en la fábrica que la empresa Magrudis, fabricante de la carne mechada, tiene en Sevilla. La toma de muestras, encargada al laboratorio privado Lanutec, se realizaron el pasado viernes, los resultados llegaron el lunes y ha pasado una semana hasta que han trascendido estos datos.

La mechadora es un instrumento que, como indica el Larouse Gastronomique, sirve para introducir grasa en las carnes antes de cocinarlas. Se trata de una vara hueca de acero inoxidable, puntiaguda en un extremo. El canal que contiene se llena con un bastoncillo de tocino. Se hunde la mechadora en la pieza de carne y, cuando se retira, el tocino se queda dentro de la carne.

Mechadora La mechadora puede ser manual o automática, pero el fundamento es el mismo.

El hecho de que se haya encontrado el foco en este instrumento no parece una buena noticia, y es que, dado que la carne se hornea, si este fuera el único foco la Listeria no habría llegado a los consumidores. Aún se debe conocer todo el diagrama de flujo del proceso para llegar a conclusiones, pero es probable que, si la Listeria estaba en las mechadoras, también estuviera presente en muchos otros puntos de la fábrica.

“Si los fallos son o mechadoras o el horno, poco ha pasado”

Como explica a Directo al Paladar Gemma del Caño, experta en calidad en la industria alimentaria, “ese es un sitio típico de contaminación y muy torpes tienen que ser para no tener análisis periódicos de esa máquina”. Pero, además, si como parece la carne se horneaba tras pasar por esta máquina: “O está mal la temperatura del producto (otro fallo garrafal de primero de seguridad alimentaria) o hay que esperar a otro foco entre en horneado y el envasado”.

De lo que ya no cabe duda es de que la empresa productora de Magrudis cometió, al menos, dos fallos: el primero, obvio, al no identificar que sus productos estaban saliendo al mercado con una peligrosa infección alimentaria –es obligatorio por ley hacer un control de calidad exhaustivo para que esto no ocurra, y en caso de que se detecte se de la voz de alarma de inmediato–; el segundo, parece, al no observar las correctas normas de higiene.

“Puedo admitir un biofilm en una tubería de envasado, eso es tremendamente difícil de detectar pero si los fallos son o mechadoras o el horno, poco ha pasado y bastante tarde ha pasado porque son fallos muy obvios”, confirma Del Caño.

Listeria La temida Listeria.

Nos aproximamos a los 200 afectados

Aunque la mayoría de los afectados por el brote se encuentran en la capital hispalense, hay casos en todas las provincias de Andalucía (menos en Jaén) y en buena parte de España (Astruias, Aragón, Extremadura, Madrid y Cataluña). Además, 28 embarazas, que representan el colectivo más vulnerable ante esta infección, están en vigilancia y tres personas permanecen en la UCI.

Las autoridades andaluzas decidieron el miércoles retirar todos los productos de la marca La Mechá, que además de la carne mechada incluyen otros alimentos cárnicos: chicharrón andaluz, lomo al Jerez, lomo al pimentón y lomo casero al pimentón.

La Junta de Andalucía ha negado la existencia de contaminación cruzada, pero los expertos creen que esta nunca puede descartarse

La Junta de Andalucía ha insistido en que se trata de una medida de precaución, pero ha negado la existencia de contaminación cruzada, esto es, la posibilidad de que la Listeria hubiera pasado a otros productos de la fábrica –que han estado casi una semana desde que se declaró la alera sanitaria– porque aunque la bacteria de la listeria se transmita a utensilios o maquinaria, sólo es patógena en las cantidades acumuladas en la carne infectada.

Hoy hemos sabido, no obstante, que esto no es cierto. El Ayuntamiento de Sevilla ha confirmado la contaminación de otros dos productos fabricados por Magrudis, que elabora La Mechá: el lomo al jerez y el lomo al pimentón. Estos productos estuvieron circulando hasta que se ordenó su retirada este miércoles 21.

La Junta de Andalucía apunta, además, que los productos de Magrudis, se han comercializado también bajo una marca blanca, comercializada por la firma sevillana Comercial Martínez León. Estos lotes no se han inmovilizado hasta el viernes 23. Según publica El País, las muestras de estos productos han dado positivo por listeriosis en los análisis preliminares.

En opinión de Del Caño, es obvio que se tendrían que haber retirado todos los productos antes: “Sí es posible la contaminación cruzada. Siempre lo es. A la hora de retirar otros productos habría que valorar si van por la misma línea de fabricación o no. La contaminación es por superficie, así que si hay contacto en la misma línea, deberían haberlo retirado todo (entiendo que si fuera ese el caso, la planta debería haberlo dicho antes). Si no se hacen en la misma línea, mi actuación habría sido coger muestras de productos que tengo guardados, revisar mi análisis y comprobar que están bien. Esto es lo más probable, que no estén contaminados pero mira, han sido tantísimos los afectados que hace pensar que los valores de Listeria son altísimos (normalmente no afecta de forma importante a personas "normales") así que la precaución manda y retirar todo es lo mejor”.

Jose Miguel Cisneros José Miguel Cisneros.

Controversia política

Mientras se trabaja por aclarar qué ha ocurrido exactamente en Sevilla, las autoridades sanitarias no dejan de contradecirse.

El portavoz de la Junta de Andalucía para esta crisis sanitaria, José Miguel Cisneros, que es director de la unidad de infecciosos del hospital Virgen del Rocío de Sevilla, ha insistido en que “solamente tienen que ir al médico los pacientes que hayan consumido el producto identificado; los demás, que no tengan preocupación, porque no tienen Listeria”.

Una afirmación opuesta a la emitida por el ministerio de Sanidad, que destaca la posibilidad de que exista contaminación cruzada y pide a la ciudadanía que se abstenga de consumir todos los productos de La Mechá y que, en caso de haberlo hecho y presenten algún síntoma, acudan al médico.

Imágenes | Ministerio de Educación/iStock/Junta de Andalucía

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir