Compartir
Publicidad

Nos conmueve la historia de unos emprendedores de cocina casera que tratan a sus clientes con el mismo cariño que a su comida

Nos conmueve la historia de unos emprendedores de cocina casera que tratan a sus clientes con el mismo cariño que a su comida
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hacer comida casera con cariño y prepararla para enviar en tuppers a domicilio es un modelo de negocio interesante en estos tiempos en que casi no tenemos tiempo para cocinar y nos apetece seguir comiendo en el trabajo como si comiéramos en casa. Hoy queremos contaros cómo nos ha conmovido la historia de unos emprendedores de cocina casera que tratan a sus clientes con el mismo cariño que a su comida.

Hace unos años, un joven emprendedor gallego -Efrén Álvarez, pasó de ser un joven que trabajaba como auditor en PriceaterhouseCoopers a hacerse popular gracias a su paso por Master Chef. Tras un stage en el restaurante Abac de Jordi Cruz, se le ocurrió la idea de montar una empresa de comida casera a domicilio con su amigo Andrés Casal. Juntos fundaron Wetaca, un proyecto del que ya os hablamos hace tiempo cuando probamos sus preparaciones.

Hacer platos con cariño, cuidando los detalles

1366 2000

Este parece ser el secreto del éxito de Wetaca, la empresa de Efrén y Andrés, que prepara cada día una gran variedad de platos para configurar un menú semanal. Cada siete días, cambian los platos y no los repiten en el plazo de un mes, por lo que la variedad está asegurada. Buenos productos, técnicas bien llevadas a cabo y elaboraciones cuidadas. Recordad lo que os contamos cuando probamos este servicio que viene a sustituir los clásicos tuppers de mamá.

1366 2000 1

Aún recuerdo lo ricos que estaban los chipirones en su tinta con su guarnición de arroz blanco, o los garbanzos con espinacas que además eran raciones abundantes, sabrosas y en punto perfecto de cocción.

Cuidar a la clientela

Es la razón que nos ha movido a contaros esta historia. Olga, -una buena amiga de una compañera de trabajo- nos contó que ella también era usuaria habitual de los servicios de Wetaca y que cada semana solía encargar el menú para la semana usando esta web.

Cada siete días, recibía su pedido en el trabajo, donde le era más cómodo organizar sus tuppers para la semana. Por razones de la crisis, un día Olga se enteró de que le van a despedir y obviamente no iba a continuar comiendo en su puesto de trabajo. Entonces, se puso en contacto con Wetaca para anular el pedido, dada su nueva situación.

Wetaca Nos Conmueve

Toda la comunicación la hizo a través de la red Twitter, de forma rápida mediante mensajes directos y no solo le devolvieron el dinero del pedido sino que le mantuvieron el pedido semanal sin coste, cambiando la dirección de entrega al domicilio de Olga. Evidentemente, la historia nos ha conmovido y por eso hemos querido hacernos eco de ella y contárosla aquí.

De hecho, hablé directamente con Olga el otro día para que me explicara cómo había sido esta historia en primera persona y me dijo que además de esto, tenía otra anécdota sobre el buen trato que había recibido por parte del equipo de Wetaca unas semanas antes. Además, me envió la captura de pantalla de estas conversaciones en Twitter que he reproducido.

La otra anécdota es la siguiente: por un error de etiquetado, ella había pedido aguja de cerdo con salsa de vino blanco y en su lugar le llegó un tupper con pescado con salsa de tomate. Olga envió un mensaje a Wetaca comentando lo ocurrido, -ver foto siguiente- y no solo le devolvieron el dinero correspondiente a ese plato, reingresándoselo en su cuenta de Paypal sino que además le enviaron un código de descuento para usar en posteriores pedidos. Según me contó, lo divertido es que ese código de descuento era "SorryOlga"

Captura

Tras aclarar el error, éste fue el mensaje que Olga recibió en su correo electrónico.

"Buenas tardes Olga,
En primer lugar te pedimos disculpas por el error. Como te ha comentado mi compañero en twitter, ha sido un fallo de etiquetado. Vamos a proceder a la devolución del dinero del raxo. Además, te hemos generado el código SORRYOLGA por valor del plato (5,95€) para que lo puedas utilizar en tu próximo pedido o en el que quieras. ;)

Disculpa las molestias. Esperamos que la merluza con piperrada, al menos, estuviese rica. Un abrazo,
El equipo Wetaca"

En resumen, estas dos actuaciones muestran un lado humano que nos gusta ver en esta empresa de tuppers a domicilio, un detalle que sin duda nos ha emocionado. Queda patente que la calidad en el trabajo de estos emprendedores no se queda solamente en la calidad de su cocina, sino que también se refleja en la atención a los clientes, a los que miman con el mismo cuidado que a sus productos. ¡¡Enhorabuena!!

En Directo al Paladar | Comida casera a domicilio, el sustituto moderno de los tuppers de mamá
En Directo al Paladar | ¿Qué están haciendo ahora los participantes de MasterChef?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos