Cómo hacer tarta cremosa de maracuyá en dos versiones: tradicional y ligera, receta del chef Valentin Néraudeau

Cómo hacer tarta cremosa de maracuyá en dos versiones: tradicional y ligera, receta del chef Valentin Néraudeau
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE
40 votos

Esta es una de esas recetas en las que la relación esfuerzo-resultado están desequilibradas. En favor del resultado, claro está, pues esta tarta cremosa de maracuyá está absolutamente deliciosa. Se puede preparar con antelación y dejar la decoración para el momento de servir, algo muy de agradecer si la incluimos como postre de una comida o cena de celebración.

La receta es del libro "Pasión por los postres" del chef francés Valentin Néraudeau, muy popular en el país galo por su participación en Top Chef. Un compendio de recetas clásicas reinventadas y creaciones originales, fáciles de preparar, deliciosas y en versión doble: tradicional y ligera.

El mensaje de Néraudeau es que todos tenemos derecho a permitirnos un capricho. Quienes no tiene problemas de peso o salud se pueden permitir preparar y disfrutar de la versión tradicional de sus postres, pero para todos los demás está la versión baja en calorías.

En el caso de esta tarta cremosa de maracuyá, hemos optado por hacer la receta tradicional, con sus 943 calorías. La próxima vez que la preparemos (porque habrá una próxima vez), será con la receta ligera que tiene casi la mitad de calorías. Más abajo os dejamos las dos, para que nadie se quede sin probarla.

Pasión por los postres. ¿Light o no?

Pasión por los postres. ¿Light o no?

Ingredientes

Para 6 personas
  • Galletas bretonas 250 g
  • Mantequilla a temperatura ambiente 60 g
  • Nata líquida para cocinar 580 g
  • Zumo de fruta de la pasión o maracuyá o maracuyá 80 ml
  • Azúcar glas 170 g
  • Esencia de vainilla 10 ml
  • Gelatina en láminas 4
  • Nata líquida para montar 400 g

Cómo hacer tarta cremosa de maracuyá

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 25 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 5 m
  • Reposo 2 h

Versión tradicional

Trituramos las galletas con un robot de cocina o usando un rodillo. Añadimos la mantequilla y mezclamos bien hasta obtener una masa homogénea. Repartimos sobre la base de un molde desmoldable de 20 cm, presionando para compactar. Reservamos en la nevera.

Hidratamos las láminas de gelatina en un recipiente con agua fría durante cinco minutos. Mientras tanto calentamos la nata líquida para cocinar junto con el zumo de maracuyá, 80 gramos de azúcar glasé y la mitad de la esencia de vainilla. En el momento en que arranque a hervir retiramos del fuego y añadimos la gelatina escurrida. Removemos bien.

Vertemos suavemente y con cuidado sobre la base de galleta y dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de trasladar la tarta a la nevera. Dejamos que coja cuerpo durante un mínimo de dos horas.

Para decorar la tarta preparamos una crema chantilly. Con unas varillas batimos la nata para montar, que habrá de estar bien fría, con la otra mitad de esencia de vainilla y el resto del azúcar glas. Cuando obtengamos una nata firme y cremosa la pasamos a una manga pastelera.

Desmoldamos la tarta y decoramos con la crema chantilly al gusto. Podemos dejarla tal cual y prescindir de la decoración, pero la crema le aporta un toque de textura y sabor extra con el que gana mucho este postre.

Tarta Cremosa De Maracuya Paso A Paso
Un vistazo a…
Tarta GALLETE de MANZANA fácil y rápida

Versión ligera

Para esta versión se necesitan otros ingredientes, que vamos a incluir en el proceso de elaboración. Comenzamos preparando la base de la tarta y, para ello, trituramos 300 g de galletas bretonas dietéticas y dos cucharadas rasas de aceite de coco derretido. Extendemos sobre la base de un molde desmoldable de 20 cm, presionando bien para compactar.

Hervimos 580 ml de nata líquida ligera junto con dos cucharadas de queso mascarpone, seis gramos de agar-agar, una cucharada de estevia y una cucharadita de esencia de vainilla. Dejamos enfriar ligeramente antes de verter en el molde con cuidado.

Cuando la tarta se haya atemperado, la introducimos en la nevera y dejamos que tome cuerpo durante dos horas. Mientras tanto preparamos un almíbar de maracuyá calentando 100 ml de zumo de maracuyá con una cucharadita de harina de maíz refinada diluida en un poco de agua. Cuando espese lo dejamos enfriar.

Repartimos el almíbar de maracuyá sobre la tarta y conservamos otras dos horas en la nevera. En el momento de servir, desmoldamos la tarta y la cubrimos con la pulpa de dos maracuyás.

40 votos

Con qué acompañar la tarta cremosa de maracuyá

Nosotros hemos rallado un poco de lima por la superficie de esta tarta cremosa de maracuyá y, con ello, aportado un toque de color, aroma y sabor muy refrescante. Es totalmente opcional y la podéis presentar tal cual, perfecta para acompañar el momento de la sobremesa.

En Directo al Paladar | Las cinco tartas más buscadas de Internet y sus recetas más fáciles y deliciosas
En Directo al Paladar | Las 7 mejores recetas de tartas de cumpleaños con chocolate

Temas
Comentarios cerrados
Inicio