Publicidad

Torrijas con salsa de toffee, otra forma de disfrutar de este delicioso postre

Torrijas con salsa de toffee, otra forma de disfrutar de este delicioso postre
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando os enseñamos la salsa de toffee en diez minutos, lo hicimos ya pensando en que con ella íbamos a preparar esta receta de torrijas con salsa de toffee, una dulce variación a las clásicas torrijas de leche presentadas en seco o bañadas en un almíbar de miel.

En la Cuaresma y Semana Santa, las torrijas son un postre muy típico, y muchas veces nos saturamos de comerlas siempre preparadas de la misma manera, siguiendo nuestros consejos para que salgan perfectas. Por eso hoy queremos enseñaros una nueva forma de disfrutar de este delicioso postre de temporada.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Pan del día anterior 4 rebanadas
  • Huevo 1
  • Leche para remojar
  • Azúcar 2 cucharadas soperas
  • Canela en rama 1 palo
  • Salsa toffee 3 cucharadas
  • Ralladura de limón o de naranja al gusto para aromatizar la leche

Cómo hacer torrijas con salsa de toffee

Dificultad: Media
  • Tiempo total 25 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 5 m
  • Reposo 30 m

Si no tenéis hecha la salsa toffee, en este enlace podéis aprender a hacerla en diez minutos. Para preparar las torrijas, usaremos una rebanada de pan por persona, mejor que sea pan de tipo candeal o pan especial para torrijas que habremos comprado el día anterior.

Aromatizamos la leche poniéndola a cocer con unas cucharadas de azúcar, la ralladura de naranja, un pellizco de canela en polvo y un palo de canela en rama. En cuanto hierve, bajamos el fuego y añadimos 2 cucharadas soperas de salsa toffee para que la leche tenga más sabor. Tras cinco minutos de hervor, apagamos el fuego y colamos la leche.

Remojamos el pan en nuestra leche aromatizada y seguidamente, las pasamos por huevo batido. Freímos las torrijas a fuego medio en una sartén con aceite de oliva virgen, hasta que el huevo empiece a dorarse. Escurrimos en papel absorbente de cocina y las colocamos en un plato para llevarlas a la mesa.

Con una cuchara cargada de salsa de toffee, dibujamos un círculo en el plato que cubra levemente las torrijas, sirviendo aparte más salsa, para que si alguien lo desea pueda servirse una dosis extra. Debido al alto aporte calórico de las torrijas, solamente tomaremos una, aunque será muy difícil contenerse ya que en combinación con la salsa de toffee, estas torrijas están buenísimas.

torrijas salsa de toffee

Con qué acompañar las torrijas con salsa de toffee

Como todas las torrijas, conviene ser moderado en su consumo por su alta carga calórica. Estas torrijas con salsa de toffee sustituyen la tradicional cobertura de azúcar y canela o de almíbar por una cucharadita de salsa de toffee, que por su intensidad, será suficiente para haceros disfrutar. Si queréis podéis acompañarlas de un vaso de leche o una taza de té.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir