Cómo hacer pan bao casero, receta de masa oriental perfecta para bocadillos al vapor

Cómo hacer pan bao casero, receta de masa oriental perfecta para bocadillos al vapor
Sin comentarios
2 votos

Popularizados desde hace unos cuantos años gracias a la cocina japonesa y china, los pan bao se han convertido en uno de los bocadillos más habituales de nuestra cocina, gracias a esa textura tierna y esponjosa que los hace especialmente indicados para cualquier gastronomía asiática.

Adentrarse en el mundo de las masas, sobre todo cuando son foráneas, podría parecer complicado pero cuando veáis las pocas dificultades que supone elaborar vuestro propio pan bao y comprobéis el buen resultado que da, no querréis volver a tocar los panes de supermercado.

Por suerte, con esta receta fácil para pan bao tendréis la oportunidad de ver que hay muy poquito que amasar y que será la propia masa la que se encargue de levar ella sola nuestros panes casi sin esfuerzo.

Una vez los tengamos listos, solo el cielo es el límite para coger ideas de cómo rellenarlos, como puede ser la clásica panceta china, pero cualquier otra preparación marinada se presta bien, como puede ser el cerdo agridulce o aquellas que tengan una parte vegetal importante.

Ingredientes

Para 20 unidades
  • Harina de trigo 400 g
  • Agua 200 g
  • Azúcar 20 g
  • Sal 4 g
  • Levadura fresca de panadería 10 g

Cómo hacer pan bao casero

Dificultad: Media
  • Tiempo total 15 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 5 m
  • Reposo 1 h 45 m

Empezamos nuestra tarea con el amasado. Para ello, mezclamos todos los ingredientes en un bol profundo, amasando unos diez minutos hasta conseguir una masa homogénea y lisa. Cuando esté lista, fermentamos la masa en un bol amplio durante una hora a temperatura ambiente —salvo que sea demasiado elevada— y lo tapamos con un trapo limpio.

Una vez que haya doblado su volumen podemos ir dando forma a nuestros panes. Para ello separamos bolitas de unos 30 gramos cada una, les damos la forma de bao, ligeramente alargada y colocamos papel sulfurizado entre la parte superior e inferior para no se vuelvan a unir.

Volvemos a dejarlos fermentar, otra vez a temperatura ambiente, durante unos 45 minutos más o hasta que veamos que han vuelto a doblar su tamaño. Cuando estén listos, cocemos los panes bao al vapor durante cuatro o cinco minutos hasta que estén tiernos, pero con la corteza ligeramente cocinada y procedemos a rellenarlos.

2 votos

Reishunger Vaporera de bambú (Ø 25 cm, 2 pisos) para arroz, dim sum, verduras, pescado y carne, incluye 2 toallas de algodón, para 4 personas

Con qué acompañar el pan bao casero

Son muchas las alternativas con las que podemos rellenar nuestro pan bao casero. Si pensamos en cualquier tipo de receta que suponga una cocción lenta como es el caso del pulled pork, unas carrilleras de ternera, un guiso de rabo de toro o de la propia panceta china tendremos buenos elementos para aprovecharlos al máximo.

También piensa en la alternativa que estos panes bao pueden dar a otro tipo de carnes desmigadas que le van de maravilla como es el caso de la cochinita pibil, de la tinga de pollo o de una sencilla carne mechada, que son igual de válidas para entrar en una tortilla de maíz o para convertirse en un improvisado bocata oriental.

Además, los pan bao congelan bastante bien, así que basta con que los metamos en el congelador correctamente apilados en un táper, ligeramente separados con papel sulfurizado para que no se peguen más de la cuenta, e ir utilizándolos a medida que los necesitemos.

En DAP | Receta de ssam de panceta, el aperitivo coreano que se sirve en una hoja de lechuga
En DAP | Las 17 mejores recetas de comida china de Directo al Paladar para celebrar el Año Nuevo Chino

Temas
Inicio
Inicio