Publicidad

Siete recetas veganas para un picoteo del finde sin alimentos animales (que disfrutarán todos)

Siete recetas veganas para un picoteo del finde sin alimentos animales (que disfrutarán todos)
Sin comentarios
1 votos

Al pensar en el tapeo más tradicional es probable que nos vengan a la mente imágenes de platos de embutido, raciones de marisco, platos con huevo o abundante queso. El menú estándar de cualquier bar típico parece vetado a los veganos -un ovolactovegetariano lo tiene más fácil-, pero también es posible montar un picoteo sin productos animales. Y no hace falta ser vegano para disfrutar estas recetas.

Hoy proponemos comprobar en casa cómo todo el mundo puede entregarse al noble arte del aperitivo recurriendo de vez en cuando solo a ingredientes vegetales, aunque sea para recordar que no hace falta incluir carne, pescado o derivados en todas nuestras comidas. Y si tenemos a alguna persona vegetariana o vegana en casa, sin duda agradecerá la iniciativa.

1. Champiñones al horno crujientes

Sencillísimos de preparar, incluso podemos comprar los champiñones ya laminados, o podemos mezclarlos con otras setas y aderezarlos al gusto. Es importante secarlos bien y vigilar el horno para lograr esa textura crujiente, sin quemarlos.

Champiñones crujientes

Ingredientes

Para 4 personas
  • Champiñones grandes 6
  • Aceite de oliva virgen extra 30 ml
  • Pimentón dulce una pizca
  • Pimentón picante una pizca (opcional)
  • Finas Hierbas molidas
  • Diente de ajo rallado o muy picado 1
  • Tomillo fresco o seco
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Cómo hacer champiñones al horno crujientes

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 5 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 1 h

Precalentamos el horo a 180ºC. Limpiamos bien los champiñones retirando los posibles restos de arena que puedan tener. Los cortamos en láminas de unos dos milímetros y colocamos en un cuenco amplio para poder aliñarlos.

Agregamos el aceite de oliva virgen extra, la sal, el pimentón, un ajo muy picado, y las hierbas aromáticas. Removemos bien y mezclamos para que todos los ingredientes se impregnen sobre las láminas de champiñón.

Colocamos en una fuente de horno, sin amontonar. Metemos la fuente y horneamos 1 hora, vigilando para que no se quemen. Según la textura deseada, podemos sacarlos a los 45 minutos si queremos textura crujiente pero jugosa en su interior, o bien a los 60 minutos para una textura crujiente y deshidratada con sabor más intenso.

1 votos

Más detalles en la receta completa.

2. Samosas vegetales

Samosas

Un clásico de la cocina india que podemos rellenar con lo que más nos guste, cambiando las verduras o agregando otras especias y hierbas. Hay que comprobar que la masa filo que compremos esté elaborada con aceite; por lo demás, es un bocado sencillo al que nadie se resiste.

  • Ingredientes para 20 unidades. 1 cebolla, 2 zanahorias pequeñas, 2 patatas pequeñas, 8 espárragos verdes finos, 1 cucharadita de garam masala, 1/2 cucharadita de curry molido, 1/2 cucharadita de comino molido, 1/2 cucharadita de jengibre molido, 250 ml de caldo de verduras, 5 hojas de masa filo, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta.
  • Elaboración. Calentamos un poco de aceite en una cacerola y pochamos a fuego medio la cebolla y las zanahorias 5 minutos. Añadimos las patatas y los espárragos. Rehogamos 2 minutos y echamos las especias.⁣⁣ Removemos y añadimos el caldo. Cocinamos tapado hasta que la patata esté tierna y el caldo se haya evaporado, unos 20 minutos.⁣⁣ Si la mezcla se seca , añadimos un poco más de caldo. Enfriamos antes de proseguir.⁣⁣ Cortamos una lámina de filo en 4 tiras a lo largo (guarda las demás bajo un paño húmedo). Colocamos una cucharada de relleno en un extremo y doblamos en forma de triángulo. Cuando lleguemos a la mitad pincelamos con aceite la masa y continuamos doblando. Repetimos hasta terminar con el relleno. Las freímos o las pintamos con aceite y horneamos a 200ºC (precalentado) 18-20 min.⁣⁣

Más detalles en la receta completa.

3. Rosas de patata al horno

Rosas

Estas vistosas patatas solo requieren un poco de maña a la hora de formar las rosas, pero es más fácil de lo que parece si contamos con una mandolina o bien cuchillo, para dejarlas finitas. Podemos servirlas con alguna salsa al gusto, veganesa o alioli.

  • Ingredientes. 3 patatas medianas, 45 ml de aceite de oliva virgen extra, 1 limón, sal, pimienta negra molida, tomillo seco, ajo granulado, pimentón dulce.
  • Elaboración. Precalentar el horno a 200º y engrasar con aceite una bandeja de mini muffins o moldes pequeños individuales. Pelar las patatas y cortar en láminas muy finas usando una mandolina o cuchillo. Dejar en un cuenco con agua fría a medida que las vamos sacando y dejar 10 minutos. Escurrir y secar bien. Montar torres con ellas y cortar por la mitad, para obtener medias lunas. Formar tiras de patata colocándolas en fila, superponiendo los extremos, usando aproximadamente 10 mitades. Con cuidado, enrollar sobre sí mismas y llevar al molde, formando las rosas. Repetir hasta terminar con las patatas. Pintar con aceite de oliva y zumo de limón. Salpimentar y añadir un poco de ajo, tomillo y pimentón. Hornear unos 20-25 minutos, hasta que se hayan dorado bien por fuera. Si se queman demasiado rápido, cubrir con papel de aluminio.

Más detalles en la receta completa.

4. Baba ganoush o mutabal

Baba Ganoush

En una selección de aperitivos no puede faltar un dip o crema untable, de los que tenemos multitud de opciones vegetarianas y veganas. Para dejar tranquilo por una vez al versátil hummus, hoy nos apetece reivindicar esta delicia cremosa a base de berenjena, que admite múltiples acompañamientos.

  • Ingredientes. 1 berenjena hermosa, 1 diente de ajo pelado, 1/2 cucharadita de comino molido, 1/2 cucharadita de pimentón, 1/4 cucharadita de sal, pimienta negra, 1 cucharada de tahina, 60 ml de aceite de oliva virgen extra, 10 ml de zumo de limón, sal gruesa y sésamo al gusto.
  • Elaboración. Opcionalmente, cortamos la berenjena por la mitad y espolvoreamos con abundante sal gruesa. Dejamos reposar 30 minutos, lavamos y secamos con papel absorbente. Cortamos la carne de la berenjena, haciendo incisiones profundas pero sin llegar a la base. Colocamos en un recipiente apto para microondas, cubrimos con film transparente, agujereamos por varios sitios y cocemos a máxima potencia durante 10-12 minutos o hasta que esté tierna. Pelamos la berenjena y colocamos su carne en el vaso de una batidora o robot de cocina. Añadimos el resto de ingredientes y trituramos hasta integrar todos los ingredientes y obtener un puré cremoso. Servimos o dejamos enfriar en la nevera. Decoramos con sésamo.

Más detalles en la receta completa.

5. Falafel casero

Falafel

Se pueden hacer al horno, pero los falafel quedan mucho más ricos con una buena fritura, es un hecho. No tienen por qué ser muy calóricos si calentamos correctamente el aceite y mantenemos la temperatura para que no absorban demasiada grasa; después los dejamos escurrir con papel absorbente, y los servimos con salsas al gusto, o tal cual.

  • Ingredientes para 25 unidades. 300 g de garbanzos hidratados 24 horas o cocidos y escurridos, 120 g de cebolla pelada, 1 diente de ajo pelado, 1 manojo de cilantro, 1 manojo de perejil, 100 g de harina de garbanzos, 1 cucharadita de levadura química, 2 cucharaditas de comino molido, aceite de girasol o de oliva para freír, sal y pimienta.
  • Elaboración. Introducimos los garbanzos en el vaso de un robot de cocina o una batidora potente con el diente de ajo, la cebolla, las hojas de cilantro y de perejil y el comino. Trituramos. Añadimos la harina de garbanzos, reservando un par de cucharadas para cubrir la base de una fuente, la levadura y salpimentamos. Trituramos de nuevo hasta obtener una mezcla homogénea. Dejamos reposar en la nevera 30 minutos. Formamos pequeñas bolitas del tamaño de una nuez y las colocamos en la fuente con la harina de garbanzos al tiempo que rebozamos ligeramente. Calentamos abundante aceite en una sartén y freímos, a fuego medio-alto, volteando para que se doren por igual por ambos lados. Retiramos a un plato con papel absorbente.

Más detalles en la receta completa.

6.Mini hamburguesas de aguacate y quinoa

Mini hamburguesas

Receta perfecta para aprovechar sobras de quinoa y el típico aguacate que está ya casi demasiado maduro. Si la mezcla nos parece muy blanda, podemos dejarla enfriar en la nevera antes de formar los medallones; cuanto más pequeños, más fáciles serán de modelar y cocinar.

  • Ingredientes. 1 aguacate maduro, 1/4 taza de quinoa cocida (40 g seca), 1/2 cebolla roja o cebolleta, 1/2 limón o lima, 1 pimiento verde picante o 1 guindilla, 1 cucharadita de cebollino o cilantro picado, 1/4 cucharadita de ajo granulado, pimienta negra, sal, panko o pan rallado grueso, aceite de oliva virgen extra, panecillos, tomate y hojas verdes.
  • Elaboración. Si no tenemos quinoa ya cocida, enjuagar muy bien y cocer en abundante agua hirviendo durante unos 10-12 minutos. Escurrir. Sacar la pulpa del aguacate y trocear. Añadir la ralladura del limón y su zumo, y machacar con un tenedor. Incorporar la cebolla picada, el pimiento verde o guindilla sin las semillas muy picado y cebollino o cilantro. Aderezar con ajo granulado, pimienta y sal. Agregar la quinoa y mezclar hasta tener una masa homogénea. Será pegajosa, pero podremos darle forma con las manos humedecidas. Añadir un poco de pan rallado o almidón de maíz si fuera necesario. Disponer un plato con panko, formar mini hamburguesas y rebozarlas por ambas caras, presionando suavemente. Calentar una sartén o plancha antiadherente con un poco de aceite y cocinar las mini hamburguesas ya montadas a fuego medio, hasta que estén bien doradas por ambas caras. Servir con mini panecillos, tomate, hojas verdes y salsa al gusto.

Más detalles en la receta completa.

7. Coliflor con cúrcuma

Coliflor

Una receta que sorprende por su sencillez, y que te hará mirar la coliflor con otros ojos. Si eres fan del picante, no te cortes en potenciar la cayena o añadir chile en copos o alguna salsa potente.

  • Ingredientes. 1/2 coliflor, 1 diente de ajo, 1 cucharadita de pimentón, 1 cucharada colmada de cúrcuma molida, 1 pizca de cayena, 1 cucharadita de azúcar, 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, pimienta negra, sal opcional.
  • Elaboración. Precalentamos el horno a 180ºC. Pelamos y picamos el diente de ajo. Lavamos y secamos la coliflor y la separamos en pequeños racimos. En un bol grande mezclamos el resto de ingredientes, removiendo con una cuchara para que se unan. Incorporamos la coliflor y removemos para que se impregne bien. La colocamos en una bandeja de horno y dejamos que se haga al horno durante unos 20 minutos.

Más detalles en la receta completa.

En Directo al Paladar | Por qué soy vegano: “Nos ven como una amenaza porque hay cosas que no quieren escuchar”
En Directo al Paladar | No, comer vegano no es sinónimo de comer sano (aunque la publicidad nos lo intente vender)

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios