Publicidad

Tres quesos para combinar con dulce de membrillo y cinco recetas para disfrutarlo en el picoteo del finde

Tres quesos para combinar con dulce de membrillo y cinco recetas para disfrutarlo en el picoteo del finde
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Del mismo modo que "uvas y queso, saben a beso", casi todas las frutas y las elaboraciones dulces derivadas de ellas ofrecen un maridaje exquisito con la cualquier variedad quesera que se ponga por delante. Un clasicazo de nuestra gastronomía es acompañar el queso con dulce de membrillo, que esperamos que jamás caiga en esa categoría de postre viejuno.

Postre o aperitivo, porque realmente estos dos productos se prestan a disfrutarlos a cualquier hora y son un éxito asegurado a la hora del picoteo. Así que proponemos sacar el dulce de membrillo -casero o artesanal, preferiblemente- de la despensa para emparejarlo con tres de nuestros quesos favoritos.

Cómo hacer dulce de membrillo en microondas

Dulce de membrillo

La temporada de membrillos se ha alargado hasta casi alcanzar el final del invierno, y aún se encuentran ejemplares en las fruterías. Si es el caso de tu barrio, puedes aprovechar para preparar todavía este manjar con la receta en microondas, mucho más rápida que la elaboración tradicional.

Ingredientes

Para 1 unidades
  • Membrillo troceados con piel 800 g
  • Azúcar 500 g
  • Agua 125 ml
  • Manzana con piel 1

Cómo hacer dulce de membrillo en microondas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 40 m

Lavamos los membrillos y los troceamos, retirando la parte dura del interior, hasta pesar 800 g. Los ponemos en un cuenco grande resistente al microondas y le añadimos la manzana picada sin el corazón.

En un cacito mezclamos el azúcar y el agua y calentamos al microondas a unos 800 W dos minutos; abrimos, removemos, y lo ponemos otros dos minutos. Reservamos.

El bol con los membrillos lo metemos en el microondas a 800 watios durante ocho minutos, abrimos, removemos y seguimos cociendo otros ocho minutos. Vertemos el jarabe de agua y azúcar y removemos.

Calentamos a 800 W cinco minutos, abrimos, removemos y lo cocemos cinco minutos más. Retiramos del microondas y con cuidado le pasamos la batidora hasta dejarlo fino.

Volvemos a cocer al microondas 15 minutos, a la misma potencia y en tandas de cinco minutos, removiendo cada vez. Dependiendo del punto de la fruta podríamos necesitas calentar unos cinco minutos más.

Una vez cocido, vertemos en el molde deseado y lo dejamos enfriar hasta que endurezca antes de guardarlo.

Dulce de membrillo y queso, maridaje infalible

El membrillo es una fruta emparentada con la manzana, otra gran pareja del queso. Incomestible en crudo, por su dureza, astringencia y sabor agrio, posee una gran cantidad de pectina que favorece la elaboración del llamado dulce, carne o pasta de membrillo. Durante la cocción se vuelve meloso y gelatinoso, y adquiere un color entre anaranjado y rojizo, caramelizado, generando nuevos sabores.

Membrillo

Su dulzor y potencia aromática pide elementos externos para contrastar y elevar aún más sus virtudes. La tradicional combinación con queso no es casual, son productos que se complementan muy bien, equilibrando y armonizando uno con otro. Pero, ¿qué queso es mejor?

No hay una respuesta única válida, ya que depende del gusto personal, del momento de consumo o de la receta. En dulce se puede combinar perfectamente con quesos como el mascarpone o una crema de untar, pero en salado es interesante maridar el membrillo con quesos de personalidad más marcada.

Las tortas cremosas como la del Casar, considerado de los mejores quesos de España, son una excelente elección. La textura untuosa y el sabor intenso, muy poco salado, permite acompañar al dulce de membrillo en simples tostas o como parte de rellenos de masas, también en salsas.

Membrillo

Con un sabor mucho más pronunciado y particular, la gama de quesos azules ofrecen un maridaje exquisito. El cabrales, un roquefort o el gorgonzola italiano, algo más suave, presentan un contraste delicioso al degustarlo con ese dulzor afrutado del membrillo, equilibrándose mutuamente.

Finalmente, el versátil y popular queso de rulo de cabra se presenta como un comodín que siempre funciona a la hora del picoteo, y suele gustar a todos los paladares. Con sabores lácticos, recordando al yogur con toques dulces y ácidos, es aconsejable potenciarlo con piezas más sutiles de dulce de membrillo para no empalagar.

Cinco recetas de picoteo con dulce de membrillo y queso

Timbal de mebrillo y torta del Casar

Timbal de Membrillo y queso
  • Ingredientes. Queso torta del Casar muy frío, dulce de membrillo, granitos de crocanti de almendra, rebanadas de pan o regañás.
  • Elaboración. Con un aro de emplatar alternamos discos o capas de membrillo y de torta del Casar. Podemos cortar discos pero es más fácil ir colocando porciones con una cucharilla y apretándolas un poco, sobre todo las zonas más cercanas al aro. En la última capa, tras colocar el disco de membrillo ponemos unos granos de crocanti de almendras.

Más detalles en la receta completa.

Tostas de queso de cabra a la plancha y dulce de membrillo

Tostas Queso Membrillo
  • Ingredientes. 6 rebanadas de pan negro de Westfalia (pumpernickel), 1 rulo de queso de cabra con corteza (frío), dulce de membrillo, tomillo seco o fresco, pimienta negra, aceite de oliva virgen extra para la plancha.
  • Elaboración. Cortar el pan en tostas de tamaño pequeño para que puedan ajustarse al tamaño del queso. Cortar este en rodajas de 0,5 cm de grosor o algo menor, con cuidado. Cortar también lonchas de dulce de membrillo. Calentar una plancha con un poco de aceite. Cocinar a fuego fuerte el queso, dándole la vuelta antes de que empiecen a derretirse. Colocar cada queso en una porción de pan y cubrir con el membrillo. Decorar con tomillo y/o pimienta negra.

Más detalles en la receta completa

Cigarritos crujientes de queso y membrillo

Cigarritos de membrillo
  • Ingredientes. Hojas de pasta filo, queso torta del Casar, dulce de membrillo, mantequilla derretida, 1 yema de huevo.
  • Elaboración. Precalentamos el horno a 200º C. y metemos el queso crema que vayamos a utilizar en el congelador para que quede más compacto. Sacamos dos hojas de pasta filo, barnizamos una con mantequilla y la cubrimos con la otra, dando a esta otra capa de mantequilla. Con un cuchillo afilado cortamos triángulos largos. Con una cuchara colocamos un pegote de queso en la zona ancha de cada triángulo y vamos enrollando hasta terminar con el vértice que quedará en el centro. Aplastamos con cuidado los extremos de los cigarritos. Los pintamos con la yema del huevo y los horneamos de 5 a 7 minutos hasta que se doren. Cortamos el dulce de membrillo en trocitos y colocamos uno encima de cada unidad.

Más detalles en la receta completa

Quiche de calabaza, membrillo y gorgonzola

Quiche de membrillo y queso
  • Ingredientes. 1 lámina de masa quebrada, 700 g de calabaza, 150 g de gorgonzola, 75 g de dulce de membrillo, 3 huevos, 150 ml de nata para montar, 150 g de crème fraîche, aceite de oliva, sal y pimienta.
  • Elaboración. Precalentamos el horno a 220º C. Troceamos la calabaza en dados de 2 cm, ponemos en una fuente, regamos con un chorrito de aceite y un poco de sal y pimienta y horneamos unos 30 minutos. Forramos un molde de tarta de 24 cm con la masa, pinchamos todo el fondo con un tenedor y enfriamos en el frigorífico unos 20 minutos. Cubrimos el fondo de la masa con un papel de horno y ponemos unos pesos (garbanzos, arroz o alubias). Horneamos a 180º C 30 minutos. Sacamos, quitamos los pesos y el papel y horneamos otros 10 minutos. Repartimos la calabaza, el membrillo en dados y el queso desmenuzado. Batimos los huevos, la nata y la crème fraîche y salpimentamos. Vertemos esta mezcla en el molde y horneamos unos 40 minutos, hasta que notemos que el centro está algo firme.

Más detalles en la receta completa

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Empanadillas de queso de cabra y membrillo

Empanadillas de Membrillo
  • Ingredientes. Un paquete de obleas de empanadillas, un rulo de queso de cabra, un huevo y 150 gr de dulce de membrillo.
  • Elaboración. Precalentamos el horno a 180º C. Cortamos el cilindro de queso en rodajas de 0.5 cm de ancho y las colocamos sobre las obleas de empanadilla, seguidas de un buen pegote de membrillo. Si las queremos circulares, cubriremos cada empanadilla con otra oblea, procediendo a continuación a su cierre. Si preferimos las clásicas de media luna, doblaremos la empanadilla y la cerraremos. Barnizamos con huevo batido y las horneamos hasta que tengan un color dorado, unos 15 minutos, dependiendo del tipo de horno.

Más detalles en la receta completa

Foto | iStock
En Directo al Paladar | Cómo preparar canapés y tostas bajos en hidratos: recetas ligeras (y sabrosas) para el picoteo del finde
En Directo al Paladar | Cinco recetas con una salsa deliciosa ideales para compartir en el picoteo del finde

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios