Longaniza al horno con patatas y verduras: una receta muy sencilla para una comida socorrida, pero deliciosa

Longaniza al horno con patatas y verduras: una receta muy sencilla para una comida socorrida, pero deliciosa
Sin comentarios
9 votos

La longaniza fresca es un embutido muy consumido en Cataluña y, sobre todo, Aragón, pero que cada vez es más fácil de encontrar en carnicerías y supermercados de toda España. Aunque se suele comer a la plancha o la brasa, lo cierto es que también está buenísima al horno, un método de cocción que nos permite, además, preparlo junto a su guarnición.

Esta receta de longaniza al horno es una de mis recetas fetiches: esas que siempre tengo a mano para improvisar una comida o cena rápida. Lo ideal es hacerla con patatas, cebolla, pimiento y ajo -que se me olvidó meter cuando grabamos el vídeo-, pero se puede prescindir de cualquiera de estas verduras o añadir otras.

Se puede seguir la misma receta con salchichas frescas aunque, en este caso, lo mejor es dejar 20 minutos la verdura sin introducir las salchichas, y meter estas en los últimos 15 o 20 minutos de cocción, pues se hacen más rápido.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Longaniza 1
  • Pimiento rojo 1
  • Pimiento verde 1
  • Patata 3
  • Cebolla 1
  • Vino blanco 200 ml
  • Diente de ajo sin pelar 4
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer longaniza al horno

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 50 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 40 m

Mientras calentamos el horno a 180º C vamos a cortar las verduras. Las patatas peladas y en láminas muy finas (que podemos hacer, si queremos, con ayuda de una mandolina). Los pimientos y la cebolla en juliana. Los ajos van enteros sin pelar.

En una bandeja para el horno echamos un chorro de aceite y disponemos las verduras. Primero las patatas, en una sola capa, y después la cebolla, el pimiento y los ajos. Salpimentamos. Ponemos encima la longaniza y regamos todo con el vaso de vino. Cuando el horno esté caliente metemos la bandeja y cocinamos entre 30 y 40 minutos, dando la vuelta a la longaniza a mitad de la cocción.

Si pasados 40 minutos la verdura aún no está a nuestro gusto (esto dependerá, además, del tipo de patatas que hayamos escogido), podemos retirar la longaniza que ya estará hecha y cocinar más la verdura.

9 votos

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar la longaniza al horno

Esta receta lleva la guarnición incluida, así que es perfecta como plato único. Si queremos más contundencia, le va que ni pintado, eso sí, un huevo frito. Para beber, nada mejor que un vino tinto del Somontano, que es la tierra por excelencia de las longanizas.

En Directo al Paladar | Así se elabora la verdadera longaniza de Aragón: el embutido estrella del reino de los cinco millones de cerdos
En Directo al Paladar | Longanizas guisadas con pisto, receta ideal para la cena

Temas
Inicio