Solomillo a la pimienta, receta de un clásico de las mesas de celebración (perfecto para Navidad)

Solomillo a la pimienta, receta de un clásico de las mesas de celebración (perfecto para Navidad)
Sin comentarios
28 votos

El solomillo de ternera es una carne tierna y sabrosa que solemos asociar a ocasiones especiales, por eso este solomillo a la pimienta nos parece perfecto para las fiestas navideñas. Hoy vamos a utilizarlo para hacer un clásico con el que siempre se queda bien.

Es una receta sencilla que nos permite dedicar más tiempo en la elaboración de los aperitivos o el postre, sabiendo que con el plato principal tendremos el éxito asegurado. Solo necesitamos tener lista la salsa y marcar la carne en el último momento.

Para su elaboración necesitamos la parte central de un solomillo de ternera, de la que sacaremos todos los medallones del mismo tamaño. Aunque también se puede preparar con solomillo de cerdo, una carne más económica, que queda deliciosa también con esta salsa de pimienta.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Solomillo (ternera o buey) 400 g
  • Mantequilla 25 g
  • Cebolla 0.5
  • Pimienta negra en grano 12
  • Caldo de carne 250 ml
  • Nata líquida 100 ml
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer solomillo a la pimienta

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 25 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 15 m

Empezamos por la salsa y, para ello, pelamos y picamos finamente la cebolla. Calentamos la mantequilla en una sartén, agregamos un poco de aceite y pochamos la cebolla a fuego suave durante unos 15 minutos. Machacamos los granos de pimienta y los incorporamos a la cebolla.

A continuación regamos con el caldo y la nata líquida. Sazonamos y cocemos el conjunto a fuego suave durante 10-15 minutos. Trituramos y, si queremos una salsa muy fina, la pasamos por un colador. Si no es el caso, con triturar es suficiente.

solomillo a la pimienta paso a paso

Embadurnamos los solomillos en aceite y sal. Los marcamos en una sartén o plancha, que esté bien caliente, durante un par de minutos por cada lado. So los queremos menos hechos, reducimos el tiempo. Si, por el contrario, los queremos muy hechos, los dejamos un poco más.

En cualquier caso, cuando los solomillos estén listos los retiramos de la sartén o plancha y dejamos que reposen antes de laminar y emplatar. Con esto conseguimos que se asienten sus jugos. Servimos con la guarnición que más nos plazca (nosotros con puré de calabaza) y con la salsa de pimienta.

28 votos

Las mejores recetas de Directo al paladar (Cocina)

Con qué acompañar el solomillo a la pimienta

El solomillo a la pimienta es un clásico de las mesas de celebración al que muchas guarniciones le sientan de maravilla. Delicioso con zanahorias y rabanitos glaseados al horno, pero también con unas patatas asadas con mantequilla al eneldo o unos tomates confitados.

Más recetas de Navidad

En Directo al Paladar nos encantan estas fiestas y tenemos miles de recetas para que aciertes seguro en tus comidas de Navidad.

No te pierdas nuestro especial con las 215 mejores recetas de Navidad y 16 menús especiales. Y si necesitas ideas para platos concretos, aquí tienes un buen punto de partida:

En DAP | Solomillo Wellington: la receta clásica de la carne perfecta para el menú de Navidad (con vídeo incluido)
En DAP | Salsas para solomillo

Temas
Inicio