Compartir
Publicidad

Tarta de desayuno inglés. Receta

Tarta de desayuno inglés. Receta
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Me encanta buscar nuevas maneras de preparar y presentar platos de toda la vida. Valgan como ejemplo el mini arroz a la cubana con pisto y huevo de codorniz que os enseñé hace tiempo o los huevos con jamón en baguette, aunque creo que esta receta de tarta de desayuno inglés se lleva la palma.

¿Cómo? ¿Una tarta de desayuno? Pues sí, aunque no exactamente. Podríamos llamarlo también pastel, al estilo pastel de carne, aunque tampoco sería preciso. Así que lo mejor es que sigáis leyendo y descubráis lo que esconde esta tartaleta capaz de sintetizar un desayuno inglés tradicional en cada bocado.

Ingredientes por persona

  • 4 lonchas de bacon, 1 salchicha, 6 tomates cherry, 3 o 4 cucharadas de baked beans, 2 huevos, sal, pimienta y un poco de queso rallado

Cómo hacer una tarta de desayuno inglés

Como todos sabéis, y aunque hay variantes según zonas, el desayuno inglés más conocido consiste básicamente de huevos revueltos, bacon, baked beans, salchichas y tomate asado. Pues bien, vamos a transformar todo eso en una tarta que no solo estará deliciosa, sino que además tendrá una magnífica presencia.

Empezamos dorando las lonchas de bacon en la plancha. Bajamos un poco el fuego, ponemos un aro de emplatar grande y distribuimos las lonchas por el borde. Añadimos las baked beans, subimos de nuevo el fuego y añadimos el huevo batido con la salchicha y los tomates cherry troceados.

Tarta de desayuno inglés

Bajamos el fuego y esperamos unos minutos hasta que se haga la parte de abajo, así el huevo no se saldrá cuando movamos el aro de emplatar a una bandeja para horno, añadamos el queso y gratinemos durante 10 o 15 minutos a 225ºC hasta que el queso se dore. Retiramos el aro con cuidado y servimos caliente.

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Media

Degustación

Se puede argumentar que esta tarta de desayuno inglés es una receta un poco liosa de preparar, y que en el fondo no es más que una tortilla con cosas dentro, pero no me negaréis que es la manera más original de presentar un desayuno inglés que habéis visto nunca. Y además, está deliciosa.

Por cierto, si queréis disfrutar de un sabor parecido, aunque sin la presentación en forma de tarta y con una elaboración más sencilla, podéis simplemente colocar todos los ingredientes en un cuenco apto para horno (con el bacon en los bordes) y hornear durante 20 minutos a 200ºC hasta que cuaje el huevo.

En Directo al Paladar | Muffins ingleses con huevo y bacon. La receta perfecta para un desayuno dominical
En Directo al Paladar | Patata asada rellena de huevo y bacon. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio