Publicidad

Berenjenas asadas con salsa de yogur y cerezas: receta ligera para disfrutar del producto de verano

Berenjenas asadas con salsa de yogur y cerezas: receta ligera para disfrutar del producto de verano
2 comentarios

La berenjena es una de mis verduras favoritas, siempre que no estén rebozadas o hayan absorbido aceite cual esponja. Como más me gusta disfrutar de su sabor es asándolas, solas o rellenas, y combinan muy bien con muchos ingredientes y acompañamientos. La salsa de yogur y toque dulce de las cerezas crean un contraste de sabores y texturas muy interesante.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Berenjena 1
  • Aceite de oliva virgen extra 50 ml
  • Mostaza de Dijon 5 ml
  • Salvia seca o romero
  • Tomillo seco
  • Perejil fresco
  • Comino molido
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Yogur natural 250 g
  • Queso de cabra cremoso o de untar 15 g
  • Cerezas
  • Semillas de sésamo

Cómo hacer berenjenas asadas con salsa de yogur y cerezas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 50 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 35 m

Precalentar el horno a 200ºC y preparar una fuente. Lavar la berenjena y secar bien. Dividir en dos mitades de forma longitudinal y practicar unos cortes diagonales en cada una, formando una especie de retícula de diamantes. Los cortes deben ser profundos pero con cuidado de no atravesar la piel por debajo.

Disponerlas en las fuente y regarlas con tres cucharadas de aceite de oliva. Sazonarlas con un poco de salvia y salpimentar. Hornear durante unos 35-40 minutos, hasta que estén bien asadas con la carne tierna.

Berenjenas asadas con salsa de yogur y cerezas. Pasos

Mientras tanto, mezclar en un cuenco el yogur con la mostaza de Dijon, el queso de cabra y la cucharada restante de aceite de oliva. Añadir tomillo, perejil, comino, sal y pimienta negra al gusto, mezclando todo bien.

Cuando estén asadas las berenjenas, colocarlas en una fuente o plato y cubrir con la salsa. Añadir cerezas picadas y un poco de sésamo por encima al gusto.

Con qué acompañar las berenjenas

Servir las berenjenas asadas con salsa de yogur y cerezas inmediatamente, pues aunque en verano no apetecen platos demasiado calientes tienden a enfriarse con facilidad. Podemos regarlas con un poco de buen aceite de oliva una vez las hayamos cubierto con la salsa. Lo ideal es que se hayan asado bien para que al cortarlas los jugos de la verdura se mezclen con la salsa de yogur. Podemos servirlas como primer plato, guarnición de carnes y pescados, o cena ligera.

En Directo al Paladar | Caviar de berenjena ruso: adictiva receta vegetariana para mojar pan sin parar
En Directo al Paladar | Salteado de berenjena y pimiento con salsa de yogur: receta ligera y rápida

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios