Receta de guisantes guisados a la sevillana, un entrante de cuchara perfecto, que también sirve de guarnición

Receta de guisantes guisados a la sevillana, un entrante de cuchara perfecto, que también sirve de guarnición
Sin comentarios
48 votos

Hoy quiero enseñaros a preparar la receta de guisantes guisados a la sevillana, un entrante de cuchara perfecto que también sirve como guarnición para platos de carne, de pollo o para acompañar unos huevos fritos.

Como alternativa a los clásicos guisantes con jamón, que preparamos más a menudo por su sencillez, este plato de guisantes típico de Sevilla, tiene más elaboración ya que conlleva una cocción más larga y la incorporación de ingredientes como el puerro, la patata o la zanahoria que no solemos usar en la otra receta.

Además esta receta se sirve con el caldo de la cocción, por lo que la servimos con cuchara para que los comensales puedan disfrutar de la mezcla de ingredientes de forma simultánea, combinando los sabores en la boca.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Guisantes congelados 400 g
  • Puerro 150 g
  • Jamón serrano en tacos 80 g
  • Vino blanco 50 ml
  • Pimentón dulce 1 cucharadita de postre
  • Salsa de tomate 4 cucharadas soperas
  • Patata 250 g
  • Harina de trigo 1 cucharadita de postre
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta al gusto
  • Agua para cubrir los ingredientes y cocer

Cómo hacer guisantes guisados a la sevillana

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 20 m

Picamos el puerro en trozos muy pequeños y lo pochamos en una cacerola con dos cucharadas de aceite de oliva, siempre a fuego lento para que no se nos tueste, hasta que esté bien blandito. Agregamos una cucharadita de harina y el jamón serrano en tacos, dejando sofreír unos minutos sin dejar de remover.

Mientras se va cocinando, podemos ir pelando las patatas y cortándolas en cuadraditos de medio cm aproximadamente. Hacemos la misma operación con las zanahorias y las agregamos a la cacerola, rehogando un poco. Después incorporamos el pimentón y la salsa de tomate frito casera, formando así un sofrito que será la base de nuestro guiso. Añadimos el vino blanco, y dejamos que se evapore el alcohol.

Después, añadimos agua suficiente para cubrir todos los ingredientes y subimos el fuego, llevando a ebullición. Dejamos cocer unos 10 o 12 minutos, incorporando entonces los guisantes congelados y dejamos cocer otros 6 minutos aproximadamente, hasta que las patatas estén tiernas.

Guisantes Guisados Pakus Futurobloguero Dap

Probamos y rectificamos de sal y pimienta a nuestro gusto, damos un último hervor y apagamos para que repose un ratito, antes de llevar los guisantes guisados a la mesa. No os preocupéis que todos los ingredientes guardan mucho el calor.

48 votos

Con qué acompañar los guisantes guisados a la sevillana

Esta receta de guisantes guisados a la sevillana es un estupendo entrante que puedes servir continuando con un plato de pescado de tu gusto. Opcionalmente, puedes añadirle huevo duro o incluso cuajar un huevo escalfado en el propio caldo.

En casa solemos servir estos guisantes como entrante, cuando vamos a compartir un plato de pescado como la merluza hecha en el horno con patatas panadera y también lo usamos como guarnición de recetas de pollo o de carne de cerdo o ternera.

En DAP | La mejor forma de hacer guisantes con jamón
En DAP | Cómo hacer guisantes a la menta para guarnición

Temas
Inicio
Inicio