Compartir
Publicidad
Publicidad

Tortitas o latkes de calabacín y patata. Receta para acompañar lo que tú quieras

Tortitas o latkes de calabacín y patata. Receta para acompañar lo que tú quieras
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si a mí me encanta el calabacín en casi todas sus versiones, incluyendo crudo o en formato de "falsa pasta", mi novio necesita disfrazarlo un poco para no poner mala cara. Tiene un trauma infantil con esta verdura, así que yo intento buscar formas apetecibles de cocinarlo como estas tortitas o latkes de calabacín y patata. Gustarán a los amantes y enemigos del calabacín por igual.

Lo que más me gusta de las tortitas tipo latke o fritter es el juego que dan para experimentar con ingredientes distintos. Además, parte de su gracia está en la forma irregular, así que no hay que complicarse mucho ajustando la textura o el aspecto, dejándolas más o menos crujientes, al gusto. Combinando la patata con calabacín solo hay que procurar escurrir bien el agua de esta verdura.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Calabacín 200 g
  • Patatas 200 g
  • Huevos L 1
  • Harina de trigo necesaria
  • Levadura química 2 ml
  • Queso emmental o similar 40 g
  • Tomate concentrado o pasta de guindilla 5 g
  • Ajo granulado
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Ralladura de limón al gusto

Cómo hacer tortitas o latkes de calabacín y patata

Dificultad: Media
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 20 m
  • Reposo 15 m

Lavar y secar bien el calabacín y las patatas. Rallar el calabacín dejando un grosor medio, o usar directamente un procesador de alimentos para ahorrar tiempo. Colocar en un colador con una pizca de sal y dejar escurriendo el agua durante 15 minutos, apretando bien al final.

Pelar las patatas y** rallarlas con un grosor similar al calabacín**. Poner ambos vegetales en un cuenco grande, añadir el huevo, el tomate concentrado o pasta de guindilla y el queso. Sazonar con una pizca de sal, pimienta negra, ajo granulado y ralladura de limón.

Mezclar bien y agregar un par de cucharadas de harina con la levadura química. Combinar y añadir un poco más de harina si fuera necesario, hasta tener una masa muy húmeda pero que se pueda coger en porciones. No pasa nada si coger los latkes queda líquido en el fondo del cuenco, pero tampoco debe ser una bañera.

Calentar un buen fondo de aceite de oliva en una sartén o cazuela amplia y freír unas tres tortitas cada vez. Simplemente hay que coger porciones con una cuchara grande, depositarlas con cuidado sobre el aceite caliente y aplanarlas ligeramente con el dorso. Deben tener forma de disco irregular.

Cocinar hasta que estén dorados por ambos lados, unos cinco minutos por cara, al gusto. Retirar a una fuente con papel de cocina y continuar con el resto de la masa. Servir inmediatamente o congelar una vez fríos, envueltos individualmente. Mejor pasarlos por la plancha después para que recuperen su textura.

Latkes. Pasos

Con qué acompañar las tortitas o latkes de calabacín y patata

Lo bueno que tienen las tortitas o latkes es que son muy versátiles a la hora de comerlas. Se pueden servir de entrante, montar aperitivos o combinarlas con otros platos para montar una comida de picoteo. Me gusta acompañarlas de salmón o bacalao ahumado, algo de queso y una ensalada o guarnición de verduras. También admiten todo tipo de salsas, picantes o más suaves.

En Directo al Paladar | Receta de tortitas de patata. Guarnición sabrosa para agradar a todo el mundo
En Directo al Paladar | Cómo hacer rosas de patata al horno. Receta para sorprender

¿Te ha gustado esta receta?
Guardar
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos