Calamares guisados con guindillas, cebolla, soja y jengibre: una receta de inspiración oriental

Calamares guisados con guindillas, cebolla, soja y jengibre: una receta de inspiración oriental
Sin comentarios
8 votos

Hoy vamos a preparar un plato delicioso. Se trata de unos calamares guisados, cebolla, soja y jengibre, una receta ideal para la cena que llevará a vuestra mesa los aromas clásicos de la cocina asiática.

Este guiso de inspiración oriental, se basa en un breve marinado de los calamares con la salsa soja, previamente blanqueados de manera breve en una cacerola. Después, el jengibre, las guindillas y el ajo, dan el toque maestro a esta deliciosa elaboración.

Para redondear el juego de los aromas, unas hojas de albahaca fresca aportan su perfume y equilibran el conjunto de sabores, consiguiendo un plato redondo, lleno de potencia y con un leve picante -dependiendo de cuantas guindillas añadáis y de qué tipo sean-.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Calamares frescos 400 g
  • Cebolleta 1
  • Dientes de ajo 5
  • Jengibre fresco un trozo de 2 cm
  • Caldo de pescado o fumet 150 ml
  • Albahaca 12 hojas muy frescas y unos cogollitos para decorar
  • Arroz basmati para guarnición
  • Guindilla frescas, dos o tres, según gustos sobre el picante
  • Aceite de girasol 2 cucharadas soperas
  • Aceite de sésamo 1 cucharada sopera

Cómo hacer calamares guisados con guindillas, cebolla, soja y jengibre

Dificultad: Media
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 30 m

Comenzamos limpiando los calamares de la manera que os explicamos aquí. Una vez listos, procedemos a separar el tentáculo de la vaina y, con el objeto de conseguir que queden más tiernos y más limpios, los blanqueamos durante 2 minutos en un cazo con agua y sal. Una vez escaldados, los sacamos y cortamos en anillas o en rabas, dejándolos marinar durante una hora cubiertos por la salsa soja.

Por otro lado, cortamos la cebolleta en juliana, los dientes de ajo en trocitos y el jengibre fresco en láminas y los ponemos a calentar en una cacerola con tres cucharadas de aceite, -dos de aceite de girasol y una de aceite de sésamo-. Cuando empiece a transparentar la cebolla y el ajo comience a tomar color, agregamos las guindillas cortadas en tiras. Si hay alguna pequeña, la podemos echar entera.

Agregamos también los trozos de calamar marinados en la soja y salteamos el conjunto. Cuando lleve dos o tres minutos, agregamos el caldo de pescado y dejamos que cueza durante unos 15 minutos, hasta que los calamares estén bien tiernos.

Calamares Jengibre Pakus Directo Futurobloguero Pasos

Servimos en una fuente y llevamos a la mesa, acompañando los calamares con un buen tazón de arroz basmati cocido, suelto y con su sabor perfumado, para completar este delicioso plato de inspiración oriental.

8 votos

Con qué acompañar los calamares guisados con guindillas, cebolla, soja y jengibre

Para acompañar los calamares guisados con guindillas, cebolla, soja y jengibre, os recomiendo que preparéis un buen tazón de arroz basmati como guarnición o un buen pan para poder rebañar la salsa.

En Directo al Paladar | Bocata de calamares, la mejor receta del popular bocadillo madrileño
En Directo al Paladar | Cómo mejorar tus frituras de pescado

Temas
Inicio