Compartir
Publicidad

Usar conservantes es sano, más sostenible y 100% natural. Ejemplo práctico.

Usar conservantes es sano, más sostenible y 100% natural. Ejemplo práctico.
70 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unas semanas hice una receta de pan de molde casero en mi Thermomix. Por cierto, como bien señalaron algunos lectores en los comentarios en mi revisión de una Thermomix a los tres años, tener una es una buena idea, si tienes algún tipo de intolerancia alimentaria. La cuestión sigue siendo si merece la pena pagar el precio. Son muchos los celíacos que se hacen el pan en casa, y que utiliza la TM31 o bien máquinas de hacer pan.

Pero, siempre hay un pero, hacerse uno su propio pan tiene algunos inconvenientes. Uno de ellos, quizá el más importante, es que es un medio de cultivo genial para hongos y bacterias. La foto que podréis ver a continuación es de las simpáticas colonias que crecieron en el que hice yo.

Pan moho
Así se me quedó el pan

Los conservantes nos ayudan y mucho

¿Por qué me pasó esto? Obviamente porque guardé parte del pan a temperatura ambiente, y a los pocos días, las esporas de hongos que están en nuestros hogares, se depositaron en el pan e hicieron lo que tenían que hacer, crecer y reproducirse.

Afortunadamente, una parte del pan la congelé y ahí no he tenido problema, pero claro, mi congelador tiene un espacio limitado, y no puedo meter todo el pan que me gustaría, porque también tengo que guardar otras cosas. ¿Cómo se podría haber evitado?

Pues con los famosos, y tan absurda e irracionalmente criticados conservantes. Vamos a una fuente de autoridad, un experto del pan como Francisco Tejero, que nos explica en su web cómo luchar contra los mohos del pan. Pues bien, toda la familia de los E-200, son justo eso, conservantes. En mi caso, si hubiera tenido acceso a los mismos, podría haber añadido, por ejemplo, Ácido Sórbico (E-200) para retrasar la formación de levaduras. Así no tendría que haber tirado parte del pan, o podría haber utilizado el espacio de mi congelador para guardar algún otro alimento.

En concreto, el E-200 o Ácido Sórbico y más generalmente, los sorbatos "son muy poco tóxicos, de los que menos de entre todos los conservantes, menos incluso que la sal común o el ácido acético (el componente activo del vinagre). Por esta razón su uso está autorizado en todo el mundo. Metabólicamente el ácido sórbico se comporta en el organismo como los demás ácidos grasos, es decir, se absorbe y se utiliza como una fuente de energía" Fuente: Bioquímica de los alimentos, Licenciatura de Ciencia y Tecnología de los Alimentos en la Universidad de Zaragoza.

El nombre de sórbico, le viene de la planta Serbal de los Cazadores (Sorbus acuparia), cuyas bayas, debidamente preparadas, se usan para acompañar a algunas carnes o para hacer mermeladas. Es más, el sorbitol, que os sonará de algunos chicles también está en estas bayas. Así que E-200 = 100% natural y sano.

Como comenté, no es cierto que no sepamos lo que comemos, sino que delegamos y podemos delegar esa decisión en terceros, pero la información se puede encontrar muy fácilmente en diversos medios. Por ejemplo, aquí tenéis una lista de todos los aditivos alimentarios que son conservantes.

Los conservantes y la sostenibildiad

Cuando se critican tan libremente los aditivos, los E's, o la química de la industria alimentaria, nos hacemos un flaco favor, a nosotros mismos y también al conjunto del planeta. Imaginar que la única forma de conservar el pan hoy en día, fuera la congelación, ¿cuántas barras de pan o bollería o pan de sandwich tiraríamos al cabo de un año? Y si fuera esa la única opción, ¿cuántos millones de kWh de electricidad harían falta para mantener todo ese pan congelado? Los conservantes, como muchos otros E's nos han permitido disfrutar de muchos más alimentos, con más calidad y seguridad. Pero además, hacen más sostenible nuestra forma de producción y consumo de alimentos, un aspecto pocas veces mencionado.

Lo que no me cabe en la cabeza, es que por simple publicidad y por querer ganar cuota de mercado a consumidores engañados y asustados por los indemostrados efectos de los aditivos en la salud, hagan publicidad del tipo "sin colorantes ni conservantes" o "100% natural". A mi me encanta la naturaleza, y por eso quiero que consumamos alimentos de la forma más sostenible posible. Un mundo sin conservantes ni colorantes, hoy en día, con los millones de bocas que hay que alimentar, y que habrá que alimentar, no sería sostenible. Seamos sensatos y pensemos que todos esos productos se han inventado para resolver problemas de la conservación, producción y transporte de alimentos, y que cumplen una labor muy importante. Además, todos ellos están más que probados y todos son seguros para la salud en las dosis diarias admitidas, como por ejemplo el aspartamo.

Muchos estaréis pensando que los aditivos se usan para hacer la comida más adictiva. Seguro que sí, ya comenté como Howard Moskowitz revolucionó la industria al encontrar el punto de la felicidad. Pero pensad una cosa. El mismo punto del placer se puede encontrar sin aditivos de tipo E. Se pueden usar como aditivos, la sal, el azúcar, la pimienta molida... todos ellos se pueden combinar para hacer unos "Doritos" o unas "Pringles", 100% naturales y muy adictivas.

En definitiva, que no os engañen con "sin aditivos ni conservantes ni colorantes". Ojalá hubiera podido yo utilizar alguno y haber evitado el tirar el pan a la basura. Con un poco de E-200, el mismo que tienen las bayas del precioso Serbal, podría haberlo conseguido.

Imágenes | Por 1Cafelitoalas11, Por wikipedia En Directo al paladar | Cómo hacer pan casero. Receta En Directo al paladar | Aditivos alimentarios permitidos en la Unión Europea

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio