Compartir
Publicidad
Publicidad

Cortijo de los Aguilares rosado. Carácter rondeño

Cortijo de los Aguilares rosado. Carácter rondeño
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Y es que, tradicionalmente Andalucía siempre ha sido tierra de muy buenos vinos, pero blancos, dulces y generosos principalmente. No obstante, de hace unos años a esta parte, empiezan a despuntar vinos rosados y tintos con una excelente calidad.

Cortijo de los Aguilares es un ejemplo claro de lo que argumentamos, una bodega que, a base de cepas internacionales magníficamente adaptadas al entorno malagueño, ofrecen unos más que interesantes resultados.

La Bodega cortijo de los Aguilares ve la luz como tal a partir del nuevo milenio, tras la adquisición de la finca actual en la Serranía de Ronda por el empresario José Antonio Itarte, el cual, al jubilarse de su negocio de cerraduras, decidió hacer realidad un sueño en el que tenían cabida pinots noirs, petits verdots, tempranillos y merlots, en plena sierra malagueña.

Ese sueño cuenta como base donde erigirse con la figura de Bibi García, su enóloga, una de las las grandes figuras enológicas femeninas actuales, y la responsable de que variedades como la Pinot Noir, tan alejadas de su entorno natural, vayan gradualmente acondicionándose al peculiar microclima de la sierra rondeña.

El vino Cortijo los Aguilares Rosado es un vino que se aleja un poco del arquetipo de rosado moderno, no busca tanto el bonito vestido ni el recuerdo a dulcerías varias, ni siquiera la fresca ligereza en boca de otros rosados, si no que pretende que su recuerdo perdure más en el paladar. Intenta acercar el vino más a las sensaciones a los que nos tienen acostumbrados los vinos tintos que a los vinos blancos, criterio éste último que intentan postular los modernos rosados de llamativos colores, sutileza aromática y ligera impronta.

A la vista se presenta con brillante e intenso rosa fresa, con ligeros reflejos opacos, oscuros, los mismos reflejos que decoran los vinos tintos con una larga guarda a sus espaldas.

En nariz aparece con mediana intensidad la fruta roja madura, más claramente se dejan distinguir las sensaciones florales, vegetales, minerales y especiadas. También queda sitio para los guiños a los bisoños recuerdos a golosinas.

En boca es de paso ágil, fresco, ligero pero con buen recorrido y equilibrada acidez.

Cortijo de los Aguilares rosado 2008

Bodega: Cortijo de los Aguilares Zona: Málaga Uva: Merlot, Petit Verdot, Tempranillo y Pinot Noir Vino: Rosado Precio: 10 Euros Puntuación: 8

En Directo al Paladar l Docetañidos En Directo al Paladar l BarbaRosa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos