Sigue a Directo al Paladar

montar_claras.jpg

Hay variadas recetas que precisan montar claras a punto de nieve para su elaboración, no es una tarea difícil, pero no siempre el resultado es el esperado. Lo suyo es lograr que quede esponjosa y firme, y estos truquillos unidos a un poco de maña nos ayudarán a conseguirlo.

Para empezar, y aunque sorprenda, es preferible que los huevos no sean recién puestos, pero si no hay otra opción, sería conveniente separar las claras de las yemas el ddía anterior y guardarlas en la nevera bien tapadas con film transparente.

El recipiente es parte importante en la elaboración, es muy conveniente que esté bien limpio y que no tenga ningún rastro de grasa, pues ésta le impediría subir bien.

En cuanto a las varillas, se pueden utilizar tanto las manuales como las eléctricas, pero si se utilizan las eléctricas, favorecerá el resultado si primero las batimos con el tenedor hasta que estén ligeramente esponjosas

Para montar las claras se debe hacer un movimiento circular de abajo hacia arriba para incorporar lo máximo de aire que se pueda, no se deben realizar movimientos horizontales. Uno de los secretos para que las claras queden bien firmes y esponjosas es batirlas con un pellizquito de sal, que se deberá incorporar en este momento.

Si las claras montadas son para incorporarlas a una preparación, se debe realizar despacio, con una espátula y removiendo, de abajo a arriba, lo justo para que se incorpore. Si son para un postre, el azúcar se deberá agregar después del pellizco de sal una vez que hayan subido considerablemente, y después seguir batiendo hasta que estén del todo firmes.

Seguro que a partir de ahora, montar claras nos va a resultar mucho más satisfactorio.

Más información | Hola

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario