Un albariño gallego de 16 euros preside la puesta de largo de la princesa Ingrid de Noruega en un menú de puerros y merluza

Un albariño gallego de 16 euros preside la puesta de largo de la princesa Ingrid de Noruega en un menú de puerros y merluza
Sin comentarios

No sabemos si habrían preferido comer perdices, pero sí sabemos que bebieron felices. No era una boda, sino la puesta de largo de la princesa Ingrid Alexandra de Noruega, la primogénita del príncipe heredero Haakon de Noruega y su esposa, la princesa Mette-Marit, que en el banquete de su mayoría de edad ha disfrutado de un albariño de Rías Baixas que apenas vale 16 euros.

Será cuestión del carácter atlántico que une a ambas culturas, o quizá el buen maridaje con el primer plato del ágape al que ha asistido la flor y la nata de las monarquías europeas (incluyendo el rey Felipe VI de España), que disfrutaron como entrante de una ensalada de puerros al horno con huevas de trucha y avellanas, pero lo cierto es que Albamar 2020, la puerta de entrada de esta bodega en Rías Baixas, ha sido el elegido para iniciar el convite.

Un vistazo a…
PANACOTA DE VINO TINTO rápida y deliciosa

Apenas dos hectáreas de viñedo consagradas a la más gallega de las uvas son los mimbres con los que Xurxo Alba, el heredero de este pequeño negocio familiar que inició su padre en Cambados, en pleno Val do Salnés, y que ahora han degustado las grandes casas reales del Viejo Continente.

Fresco, salino, con un regusto ácido y con la frutalidad desbocada de la albariño, no nos puede caber duda de que el maridaje con un plato ligeramente horneado a base de hortalizas es una pareja de baile ideal para poner en danza a este vino gallego fresco y joven que, por si tienes curiosidad de ver cómo bebe la nobleza europea, puedes encontrar aquí.

Albamar 2021. DO Rías Baixas.

Por cierto, si tienes curiosidad por saber cómo acabó el banquete, sentimos la decepción de hacer creer que las casas reales son fieles a eternas mesas. El segundo fue un plato a base de merluza con tomate y estragón, acompañado de patatas Anna, hinojo y espinacas, que también se podría acompañar de maravilla con el Albamar de Xurxo Alba, aunque en este caso el elegido fue una pinot noir de Borgoña.

Como postre, una mezcla de chocolate y queso mascarpone que demuestra que los gustos de la alta realeza europea son cada vez más terrenales al punto de que incluso podemos disfrutar de los mismos vinos que ponen en sus mesas.

Imágenes | Gtres

En DAP | Un vino gallego alcanza por vez primera los 100 puntos Parker: es de Valdeorras y costaba 195 euros
En DAP | 31 grandes vinos a buen precio y de todos los estilos para aprovechar la vendimia: el mejor momento de compra del año

Temas
Inicio