Publicidad

Las 11 recetas con limón más irresistibles de todos los tiempos

Las 11 recetas con limón más irresistibles de todos los tiempos
1 comentario

Publicidad

Publicidad

El limón es cítrico que da un juego tremendo en la cocina. Versátil hasta decir basta y capaz de conseguir transformar elaboraciones sencillas en platos sublimes. Ya sean su ralladura o su zumo, el limón encaja igual de bien en platos salados que dulces. Es de lo más agradecido.

Resulta curioso que este fruto de invierno se asocie al calor. Quizás sea por lo refrescante que resulta en boca y porque aporta ligereza a todo aquello a lo que se añada. El caso es que cualquier momento del año es bueno para preparar con él cualquiera de estas 11 recetas con limón, las más irresistibles de todos los tiempos.

Piccata al limone con basilico o filetes de ternera al limón con albahaca

Piccata al limone con basilico

Hay muchas versiones de recetas de carne al limón, usando grandes filetes, escalopines o pollo. Esta en concreto tiene su origen en la gastronomía italiana (esa albahaca la delata) y está de toma pan y moja. Fundamental para que salga de película es hacerse con buena carne y buenos limones, de esos que embriagan al cortarlos.

  • Ingredientes para cuatro personas: 4 filetes de ternera de uno 150 g cada uno (finos, pero sin pasarse), 2 limones, 250 ml de caldo de verduras, 1 cucharada de Maizena, 25 ml de aceite de oliva virgen extra (y más para cocinar), 15 g de albahaca fresca (aproximadamente), 50 ml de vino blanco, sal y pimienta negra molida.

  • Elaboración: Atemperar un poco la carne, limpiar de posibles excesos de grasa y secar con papel de cocina. Lavar bien los limones y cortar uno de ellos por la mitad. Pelar la piel con un pelador o bien cuchillo, sacando tiras sin coger mucha parte blanca, porque amarga -aunque en casa nos gusta-. Cortar en tiras finitas. Exprimir el zumo, colándolo para evitar la pulpa y los huesos. Emulsionar batiendo enérgicamente con los 25 ml de aceite de oliva, salpimentar ligeramente y mezclar bien con la piel. Disponer los filetes en un plato hondo y cubrir con la marinada. Tapar con film y dejar una hora en el frigorífico; sacarlos 10 minutos antes de cocinar. Precalentar el horno a 60ºC o aprovechar el calor residual. Calentar una sartén con aceite de oliva y cocinar los filetes a la plancha, escurridos del marinado, dejándolos al dente, que queden jugosos. Reservar dentro del horno caliente. Dejar la sartén al fuego a temperatura alta y echar el vino, rascando bien el fondo para sacar los jugos de la carne. Cuando se evapore el alcohol, echar toda la marinada y el caldo. Bajar el fuego y dejar cocer hasta que reduzca un poco. Diluir la Maizena en un poco de agua fría y añadirla a la sartén. Continuar cocinando hasta que espese, pero tampoco demasiado. Mientras tanto lavar, secar y picar la albahaca. Servir la carne en una fuente con la salsa encima y la albahaca añadida en el último momento, para que conserve su color verde brillante. Dar un golpe de pimienta negra si se desea.

Más detalles sobre esta receta, aquí.

Pollo al limón estilo chino

pollo al limón estilo chino

Existe una gran diferencia entre las recetas auténticas chinas y las que disfrutamos en los restaurantes chinos que hay en nuestro país. La receta auténtica parte de un plato tradicional cantones, se cuece al vapor con rodajas de limón encima. Nuestra receta es la versión de los restaurante chinos occidentales, rebozado y frito. Un plato delicioso.

  • Ingredientes para cuatro personas: 2 pechugas de pollo, 2 limones, 2 cucharadas de Maizena, aceite de girasol para freír, 2 cucharadas de azúcar, 100 ml de caldo de pollo y 50 ml de salsa de soja.

  • Elaboración: Cortamos tres rodajas finas de limón y exprimimos el resto de los dos limones. En un cazo, ponemos a cocer el zumo de limón con el azúcar, el caldo, una cucharada de Maizena y las tres rodajas, dejando a fuego lento hasta que espese como un jarabe. Limpiamos las pechugas de pollo y cortamos por la mitad. Marinamos en la salsa de soja durante 30 minutos. Mezclamos la otra cucharada de Maizena con el huevo batido y con esa mezcla rebozamos las pechugas escurridas y las freímos hasta que se doren. Cortamos las pechugas en pequeñas tiras para facilitar al comensal que pueda comerlas con palillos chinos. En una fuente, ponemos las tres rodajas de limón alineadas y las cubrimos con la mitad de la salsa de limón. Colocamos el pollo encima de las rodajas de limón, echamos el resto de la salsa por encima y servimos inmediatamente.

Más detalles sobre esta receta, aquí.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Lenguado con salsa burro-limón

lenguado con sala burro limón

El tándem mantequilla y limón es una apuesta segura cuando de acompañar pescados se trata. Esta salsa burro-limón recuerda a la famosa "meunière", aunque es más sencilla y ligera. Se puede utilizar con cualquier pescado, pero el lenguado es perfecto para esta receta por la finura y delicadeza de su carne y la rapidez con que se hace a la plancha.

  • Ingredientes para dos personas: 1 lenguado grande de 1 kg aproximadamente, zumo de medio limón, 50 g de mantequilla, patatas cherry para guarnición y perejil fresco para decorar.

  • Elaboración: Cortamos dos patatas por la mitad para tener cuatro trozos y las cocemos en agua abundante con una cucharadita de sal. En una bandeja o plancha derretimos la mantequilla para usarla para cocinar en ella nuestro lenguado. En lugar de hacer una salsa aparte como en la receta de lenguado a la meunière, aquí vamos a cocinar el lenguado en la mantequilla desde el primer momento, napando continuamente con una cuchara la parte superior del lenguado, la que no esté en contacto con la plancha. Cuando el lenguado lleve cinco minutos, le damos la vuelta para que se cocine por el otro lado. Añadimos un poco de zumo de limón exprimido sobre la cara cocinada y dejamos que se siga haciendo por la otra cara, mientras seguimos napando continuamente. Serán necesarios unos tres o cuatro minutos más, pero eso dependerá del tamaño del lenguado que hayáis comprado. Cuando el pescado esté listo, añadimos el resto del zumo del medio limón, -o un poquito más- y desglasamos la fuente o plancha, repartiendo esos jugos sobre el lenguado. Servimos inmediatamente.

Más información sobre la receta, aquí.

Galletas fáciles de limón

galletas fáciles de limón

Esta receta es perfecta para principiantes, pues no hay más que mezclar los ingredientes, formar las galletas y hornear. Por eso las hemos bautizado como galletas fáciles de limón. También podríamos haberlas llamado "rápidas", en 20 minutos estás listas, lo que las hace ideales para esos momentos en que apetece un bocado dulce y apenas tenemos tiempo para preparar nada.

  • Ingredientes para 30 unidades: 215 g de harina de trigo, 1/4 cucharadita de levadura química, una pizca de sal, 130 g de mantequilla a temperatura ambiente, 100 g de azúcar, 1 huevo M y 10 ml de esencia de limón (o, en su defecto, la ralladura de 1 limón).

  • Elaboración: En un recipiente hondo mezclamos la harina, la levadura química y la sal. En otro recipiente batimos la mantequilla, el azúcar, la esencia de limón y el huevo hasta obtener una mezcla cremosa. Añadimos los ingredientes secos y mezclamos, con las manos, hasta homogeneizar. Si usamos Thermomix nos ahorraremos un par de minutos. Introducimos todos los ingredientes en el vaso del Thermomix y programamos 20 segundos, velocidad 3. Tomamos pequeñas porciones de masa y boleamos. Colocamos sobre un plato o fuente cubierto con azúcar y aplastamos ligeramente. Transferimos a una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado, dejando un poco de espacio entre unas galletas y otras. Cocemos en el horno, precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo, durante 12-14 minutos. Retiramos la bandeja del horno y esperamos a que enfríen antes de consumir.

Más información sobre la receta, aquí.

Bocaditos de limón

bocaditos de limón

Este es un dulce muy sencillo, pero sin embargo perfecto para finalizar una comida copiosa. Los bocaditos de limón, bien fríos de la nevera, se convierten en un pastelito delicioso de esos que no se pueden dejar de comer. Entran sin sentir, así que ojo con los excesos. Avisados quedáis.

  • Ingredientes para cuatro personas: 225 g de harina de trigo, 65 g de azúcar moreno, 150 g de mantequilla, 180 ml de zumo de limón, 60 g de azúcar, 3 huevos M, ralladura de limón al gusto y 180 g de chocolate blanco para postres.

  • Elaboración: Precalentamos el horno a 180º C con calor arriba y abajo y posición media de la rejilla. Engrasamos un molde cuadrado de 24 centímetros de lado. En un bol mezclamos la harina con el azúcar moreno, añadimos la mantequilla en dados y vamos haciendo unas migas con los dedos. Aplastamos estas migas en la base del molde sin subirse a los laterales de manera uniforme y horneamos la base 15 minutos. Dejamos enfriar. Mientras preparamos la crema de limón. Derretimos al microondas con cuidado de que no se queme el chocolate blanco para postres, un minuto y medio a 500W será suficiente. En un cacito mezclamos los huevos, el azúcar, el zumo de limón, la ralladura y el colorante alimentario si lo deseamos y hacemos cocer esta mezcla removiendo si parar justo hasta que parezca que empieza a hervir y la crema haya espesado ligeramente. Volcamos la crema sobre el chocolate blanco derretido y removemos con una espátula hasta conseguir una crema lisa. Volcamos esta crema encima de la base horneada y movemos ligeramente el molde para que quede nivelada. La dejamos templar y después reservamos en la nevera un mínimo de tres horas hasta que endurezca. Una vez sólida la cortamos en porciones con un cuchillo bien afilado. Servimos fría con azúcar glasé espolvoreado.

Más información sobre la receta, aquí.

Mousse de limón clásica

mousse de limón clásica

No es de extrañar que una elaboración tan clásica como es la mousse de limón presente tanta versiones, porque es un postre bien rico. Con yogur, con leche condensada, sin huevo o sin lácteos, la mousse ligera o la rápida son algunas de ellas. Todas geniales, eso seguro, pero ninguna como la receta clásica de mousse de limón, la más auténtica y deliciosa de todas.

  • Ingredientes para seis personas: Para la crema de limón: 1.5 limones, 1 huevo, 65 g de azúcar y 80 g de mantequilla. Para el merengue italiano: 1 clara de huevo, 170 ml de agua y 56 g de azúcar. Además: 1 limón, 1 lámina de gelatina y 180 g de nata líquida para montar.

  • Elaboración: Empezamos por la crema de limón, que necesita reposar un par de horas en la nevera antes de poder ser utilizada. Rallamos el limón y medio y exprimimos su zumo. Mezclamos junto con el huevo y el azúcar en un cuenco y cocemos al baño María hasta que empiece a espesar. Colamos, añadimos la mantequilla y removemos bien. Dejamos atemperar antes de guardar en la nevera. Para el merengue italiano calentamos el agua y el azúcar en un cacito hasta alcanzar entre 126-135ºC. Con una batidora eléctrica montamos la clara de huevo a punto de nieve de "pico blando", es decir, que no esté demasiado firme. Sin dejar de batir, a velocidad media, añadimos el almíbar en forma de hilo. Paramos cuando el merengue se haya enfriado un poco. Remojamos la hoja de gelatina en agua fría durante 10 minutos (la receta original indica tres hojas de gelatina, pero queda demasiado dura para nuestro gusto así que nos hemos permitido esta pequeña licencia). Rallamos el limón y exprimimos su zumo, que calentamos hasta llegar a ebullición. Escurrimos la gelatina y la disolvemos en el zumo caliente. Añadimos una cucharada de crema de limón y removemos. Repetimos la operación para enfriar la mezcla lentamente y evitar que la gelatina forme grumos. Vertemos esta mezcla en el resto de la crema de limón y removemos hasta homogeneizar. Agregamos el merengue italiano y luego la nata montada, removiendo con paciencia y suavidad, de abajo a arriba, hasta incorporar. Repartimos en seis vasitos y dejamos reposar en la nevera durante un mínimo de una hora o hasta el momento de servir.

Más información sobre la receta, aquí.

Petit choux de lemon curd

petit choux de lemon curd

Mucho peligro tienen los petit choux de lemon curd. No duran ni un santiamén en la mesa. Eso de poder comerlos con los dedos y que tengan formato de bocado son las causas culpables. Se comen sin sentir, La acidez que aporta el limón hace que sean un dulce muy refrescante perfecto para servir como postre de una comida copiosa.

  • Ingredientes para cuatro personas: Para el relleno: 1 lámina de gelatina (2 g), 2 huevos M, 110 g de azúcar, 110 ml de zumo de limón y 140 g de mantequilla. Para la masa choux: 80 g de agua, 80 g de leche, una pizca de sal, 1 cucharadita de esencia de vainilla, 80 g de harina de trigo, y 140 g de huevo.

  • Elaboración: Comenzamos por el relleno y, para ello, ponemos en un bol con agua fría la hoja de gelatina a hidratarse. En un cacito mezclamos el huevo con el azúcar y le añadimos sin dejar de remover el zumo de limón. Ponemos la mezcla a fuego medio y sin dejar de remover batimos con unas varillas para que no se nos pegue, hasta que hierva y lo veamos espeso. Retiramos del fuego. Añadimos la gelatina bien escurrida, removemos y vamos añadiendo la mantequilla en trocitos al mismo tiempo que emulsionamos con una batidora de mano. Dejamos en un bol enfilmando la superficie de la crema durante una hora en la nevera. Una vez que pase el tiempo, removemos con unas varillas y lo metemos en una manga pastelera para ir rellenando los petit choux. Para hacer los petit choux, precalentamos el horno a 180º C. En un cazo echamos el agua, la leche, la sal y la mantequilla y cocemos hasta que hierva. En cuanto hierva echamos la harina de golpe y separamos del fuego, mezclando todo hasta que se haga una masa que se separe de las paredes del cazo. Entonces vamos echando los huevos de uno en uno, integrándolos en la masa y no añadiendo otro hasta que no veamos que se ha absorbido el anterior. Metemos esta masa en una manga pastelera con boquilla rizada de unos dos centímetros de diámetro y formamos los choux encima de una bandeja de horno forrada con papel antiadherente o lámina de silicona. Horneamos los choux durante 30 minutos. Una vez cocidos, los dejamos enfriar y los abrimos a la mitad con un cuchillo de sierra. Rellenamos con la crema de limón y mantenemos en nevera hasta la hora de servir.

Más detalles sobre la receta, aquí.

Tarta de crema de limón y merengue o lemon pie

tarta de crema de limón y merengue

Uno de los dulces más clásicos y populares es el lemon pie o, para que nos entendamos mejor, la tarta de crema de limón y merengue. Presente en las cartas de muchos locales y una de nuestras recetas favoritas con limón. Esta es la versión con Thermomix, pero para quienes no tengáis el robot en casa, podéis consultar la receta tradicional que, además, es sin gluten.

  • Ingredientes para ocho personas: Para la base: 300 g de harina de repostería, 150 g de mantequilla fría en trozos pequeños, un pellizco de sal, 70 g de azúcar glasé, 2 yemas de huevo, 25 g de leche fría, 1 cucharadita de levadura química y 1 yema de huevo. Para el relleno: 100 g de azúcar, la piel de 1 limón, 350 ml de agua, 150 ml de zumo de limón, 4 yemas de huevo y 60 g de Maizena. Para el merengue: 4 claras de huevo, 200 g de azúcar y unas gotas de zumo de limón.

  • Elaboración: Para hacer la base, vertemos en el vaso todos los ingredientes en el orden indicado y programamos 20 seg/vel 6. Introducimos la masa en una bolsa de plástico y la dejamos reposar en la nevera 30 minutos. Mientras preparamos la crema de limón. Para hacer la crema de limón, vertemos en el vaso el azúcar y la piel de limón y pulverizamos 30 seg/vel progresiva 5-10. Incorporamos el agua, el zumo de limón, las yemas y la maizena y programamos 6 min/100º/vel 4. Retiramos del vaso y dejamos templar. Sacamos la masa de la nevera, la estiramos entre dos plásticos con la ayuda de un rodillo y forramos con ella un molde desmoldable de borde acanalado de 30 cm, previamente untado con mantequilla. Pinchamos la superficie con un tenedor, la pintamos con la yema batida y la horneamos 20 minutos a 180ºC. La sacamos y la dejamos enfriar. Preparamos el merengue, en el vaso limpio ponemos la mariposa y todos los ingredientes y programamos 3 min/50º/vel 3,5. A continuación programamos 3 min/vel 3,5. Volcamos la crema de limón sobre la base que tenemos preparada. Sobre ella extendemos el merengue y con ayuda de una cuchara formamos unos picos. Gratinamos la tarta con el grill a máxima potencia durante unos segundos, con cuidado de que no se nos queme. Servimos.

Más detalles sobre la receta, aquí.

Sorbete de limón

sorbete de limón

¿Hay algo más refrescante y delicioso que un buen sorbete de limón? Ideal para servir entre platos y limpiar el paladar de sabores antes de continuar con nuestro menú o para disfrutar a la hora del postre. Esta es una receta libre de alcohol que se puede alegrar un pelín añadiendo un chorrito de licor (el cava le va de muerte) si lo vamos a preparar para adultos.

  • Ingredientes para cuatro personas: 250 ml de zumo de limón, 2 claras de huevo, 500 ml de agua y 200 g de azúcar.

  • Elaboración: Comenzamos preparando un almíbar para que la textura de los granitos de azúcar no se perciba en el momento de la degustación. Para ello, ponemos en un cazo 500 ml de agua y 200 g de azúcar y lo llevamos a ebullición, removiendo hasta conseguir un almíbar ligero. Una vez hecho, lo pasamos a una jarra y lo dejamos enfriar. Por otra parte, exprimimos los limones para obtener el zumo con el que haremos el sorbete. Con tres limones tendremos suficiente. Una vez exprimido el zumo, lo pasamos por un colador y lo mezclamos con el almíbar cuando éste ya esté templado a temperatura ambiente. Cuando lo tengamos listo, se congela el sorbete durante dos horas. Tras ese tiempo, lo sacamos del congelador para rematar la receta al añadir dos claras montadas, que le darán el toque especial de textura aterciopelada, ideal para disfrutar de un sorbete de limón casero. Mezclamos con las varillas y añadimos la ralladura o cáscara muy picada de medio limón para que aumenten los matices y se note que es casero. Después lo volvemos a congelar hasta el momento de servir.

Más detalles sobre la receta, aquí.

Tarta de galletas y limón

tarta de galletas y limón

A esta tarta de galletas y limón la hemos bautizado como la tarta más fácil del mundo, pero bien podríamos haber usado otros calificativos como rápida, refrescante, deliciosa o económica. Para que no te pierdas detalle sobre su elaboración, más abajo dejamos la vídeo receta. Verás cuánta verdad hay en lo que te estamos contando. Lo único que no te podemos mostrar es su sabor, nos agradecerás tener que hacerla para confirmarlo.

  • Ingredientes para ocho personas: 600 ml de nata líquida para montar, 300 g de queso crema, 150 g de azúcar glasé, 2 limones, 3 g de esencia de vainilla y 42 galletas tipo María.

  • Elaboración: Batimos la nata, que habrá de estar muy fría, con ayuda de unas varillas eléctricas, un robot o, en su defecto, a mano. En un recipiente hondo mezclamos el queso crema con el zumo y la ralladura de los limones y la esencia de vainilla. Agregamos el azúcar, tamizando al mismo tiempo, y removemos hasta incorporar. Agregamos la nata montada y mezclamos suavemente hasta obtener una crema homogénea. Pasamos a una manga pastelera. Colocamos siete galletas en la base de una fuente de servir, a modo de flor. Extendemos un círculo de crema de limón sobre ellas, con cuidado de no descolocarlas. Si esto ocurre, las volvemos a juntar para que la tarta mantenga la forma. Colocamos otras siete galletas y, sobre ellas más crema de limón. Hacemos seis capas de galletas y terminamos con crema de limón. Decoramos al gusto y dejamos enfriar antes de servir.

Más detalles sobre la receta, aquí.

Limonada americana

limonada casera americana

Seguro que en más de una ocasión habéis visto en películas americanas a los niños vendiendo vasos de limonada en las fiestas o mercadillos de los colegios para recaudar fondos para viajes y otras actividades. Es una estampa tan clásica como la limonada en sí. Fantástica para saciar la sed y refrescarse cuando los calores aprietan.

  • Ingredientes para seis personas: 5 limones, 2 limas, 400 ml de agua, 100 g de azúcar, 20 g de ralladura de limón y 10 cubitos de hielo.

  • Elaboración: Ponemos el agua y el azúcar en un cazo con unas cortezas de lima y de limón y llevamos a ebullición removiendo hasta disolver el azúcar. Tras unos diez minutos a fuego muy lento, obtendremos un jarabe ligero, que prácticamente no habrá espesado. Dejamos enfriar el jarabe y lo guardamos. Habremos obtenido aproximadamente unos 450 ml de jarabe. Para hacer una jarra de limonada, ponemos la mitad del jarabe (225 ml) en el fondo de una jarra amplia. Cortamos los limones y las limas por la mitad y a cada uno le quitamos una rodaja muy finita que también añadimos a la jarra para decorar. Exprimimos el zumo de los cítricos y lo echamos sobre el jarabe de agua y azúcar, rellenando la jarra con un poco más de agua fría y removiendo ligeramente. Añadimos el hielo y metemos cinco minutos la jarra a la nevera para que se termine de enfriar antes de servir.

Más detalles sobre la receta, aquí.

Imagen de portada | iStock

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir