Leche de coco de Mercadona: te contamos quién la fábrica, cómo hacerla y en que 13 recetas puedes utilizarla

Leche de coco de Mercadona: te contamos quién la fábrica, cómo hacerla y en que 13 recetas puedes utilizarla
Sin comentarios
1 votos

Hay un producto en Mercadona que se utiliza con frecuencia en la cocina tailandesa y la india: la leche de coco. Una bebida espesa a base de extracto de coco, es ideal para preparar recetas saladas y dulces. De la marca Dee Thai, está producido en Tailandia con cocos nativos por Suree Interfoods CO. LTD con dirección en Samut Sakhon 74000 e importado por Mercadona S.A., con domicilio en Valencia. En latas de aluminio con tapa abrefácil, contiene 400 g de producto y su precio ronda los 1,50 euros.

Procedente de Asía, está compuesto en un 81-82% de extracto de coco triturado con agua y estabilizantes y emulsiontantes. Al abrir el bote, se acostumbra ver un liquido blanco en la superficie, más o menos turbio, separado de los sólidos. Esto es normal producto de su consistencia espesa, por esto se aconseja agitar bien antes de utilizar.

En su etiqueta se lee la advertencia: este producto comienza a solidificarse cuando se almacena por debajo de los 20ªC. Además, se sugiere calentar a Baño María para recuperar su estado liquido. Para su optima conservación, conservar a temperatura ambiente y una vez abierto, consumir en las 48 horas siguientes. Cada porción de 100 ml aporta 0.5 g de proteínas, 17 g de grasas y 2.9 g de hidratos de carbono de los cuales 2.5 g son azúcares.

El sabor dulce y su textura cremosa, lo hace un ingrediente único para recetas como curries, sopas y cremas hasta postres y bébidas, hasta nata montada de coco. Si gustan, es posible hacer leche de coco casera con vuestra Thermomix o robot de cocina y filtro para hacer leches vegetales. Para inspirase con este ingrediente, proponemos estos usos a continuación.

Bolsa para leche de frutos secos,Bolsa Muselina Algodón Filtro,3 Piezas Filtro para leche Vegetal,Bolsa Filtro de Leche Vegetal,Bolsa Leche Vegetal, Reutilizables para Colar leche de Almendra,Soja

1. Pollo en salsa kuku paka

pollo

Ingredientes

Para 4 personas
  • Pollo (muslos y contramuslos con hueso, preferiblemente) 900 g
  • Tomate pera grande troceado o 2 medianos 1
  • Cebolla blanca pelada cortada en cuartos 1
  • Diente de ajo pelados troceados 3
  • Jengibre fresco (trocito, pelado) 1
  • Chile rojo fresco o guindilla verde (añadir más si se prefiere más picante) sin el rabito 1
  • Comino molido 1 cucharadita
  • Cúrcuma molida 1 cucharadita
  • Limón 2
  • Leche de coco 400 ml
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta al gusto
  • Cilantro fresco

Cómo hacer pollo en salsa kuku paka

Dificultad: Media
  • Tiempo total 50 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 45 m

Triturar el tomate, la cebolla, los ajos, el jengibre, el chile, las especias y el zumo de medio limón con una pizca de sal hasta obtener una pasta. Disponer el pollo en una fuente y embadurnar con parte de esta mezcla por todas partes. Tapar y dejar marinar en la nevera al menos 30 minutos.

Calentar en una cazuela dos o tres cucharadas de aceite y añadir el resto de la pasta preparada, removiendo bien, hasta que empiece a soltar aroma y burbujear ligeramente. Añadir un poco de sal y cocinar a fuego medio unos minutos hasta que se reduzca el líquido, unos 10-15 minutos.

ncorporar la leche de coco, remover y dejar cocer a fuego suave sin que hierva a borbotones, removiendo de vez en cuando. Mientras tanto, sacar el pollo de la nevera, retirar ligeramente el marinado y dorar sobre brasas, a la plancha o bajo el grill de horno, dejando que coja buen color y se caramelice un poco la piel.

Añadir el pollo a la cazuela de salsa de curry y cocinar el conjunto unos 10-15 minutos más o hasta que reduzca y el pollo esté bien cocinado por dentro. Servir con el cilantro fresco y zumo de limón extra.

1 votos

Receta completa | Pollo en salsa kuku paka: receta del curry indio africano que también puedes cocinar en la barbacoa

2. Coliflor con guisantes en salsa de leche de coco al curry

coliflor
  • Ingredientes para 4 personas. 1 coliflor grande, 400 ml caldo de verduras (o agua), 400 ml leche de coco, 10 g curry molido y/o cúrcuma, 1 diente de ajo, 1 jengibre fresco, 10 g maizena, 150 g guisantes frescos o congelados, semillas de sésamo negro o blanco tostado (opcional), sal.
  • Elaboración. Cortar la coliflor en floretes pequeños desechando la parte más gruesa y fea del tronco, como se detalla aquí. Lavar y escurrir bien. Poner a calentar una olla con el caldo o agua salada y añadir los floretes cuando esté hirviendo. Hervir unos 8 minutos y escurrir rápidamente reservando 400 ml de caldo de cocción. Rallar o picar muy finos el ajo y el trocito de jengibre al gusto. Calentar en la misma olla la leche de coco con ambos ingredientes y añadir el curry y la cúrcuma, removiendo con unas varillas, sin dejar que hierva. Agregar unos 200 ml de caldo de la coliflor. Disolver la maizena en un poco de agua fría y añadir. Reintegrar la coliflor, remover bien y añadir más caldo reservado si hiciera falta, según se prefiera más o menos caldoso el plato. Cocer unos 3-4 minutos y echar los guisantes. Seguir cocinando hasta que la verdura esté al punto deseado, corregir de sal y servir con el sésamo y/o hierbas frescas picadas al gusto.

Receta completa | Coliflor con guisantes en salsa de leche de coco al curry: receta vegana sencilla de inspiración india

3. Crema de remolacha y leche de coco

crema
  • Ingredientes para 6 personas. 1 cebolla morada, 2 diente de ajo, 1 puerro, 1 nabo blanco, 3 remolacha cocida o asada al natural, 2 g pimentón dulce, 600 ml caldo de verduras o agua (cantidad aproximada), 400 ml leche de coco (1 lata, no desnatada), 20 ml vinagre de sidra o Jerez, sal y pimienta, aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Picar finamente la cebolla morada pelada y aparte los ajos y el puerro bien lavado, solo la parte blanca. Lavar, pelar ligeramente y trocear el nabo, y trocear las remolachas por separado. Si son crudas, se pueden cocer primero pelándolas o asar al horno envueltas en papel de aluminio. Si se usan en conserva, que sean al natural. Calentar un fondo de aceite de oliva en una cazuela y sofreír a fuego medio-bajo la cebolla hasta que se empiece a reblandecer. Añadir los ajos, remover ligeramente y echar el puerro y el nabo. Salpimentar y dejar cocinar unos 8-10 minutos hasta que la verdura empiece a estar tierna. Incorporar la remolacha, los dos pimentones y el vinagre, y cocinar removiendo todo un par de minutos. Cubrir con la leche de coco y unos 3/4 de la cantidad indicada de agua o caldo (si se usa agua, añadir más sal), remover, llevar a ebullición, tapar y bajar el fuego. Cocer unos 15 minutos; comprobar que la verdura está tierna y triturar con la batidora. Probar la textura y añadir más caldo o agua si se prefiere más líquida. Corregir el sabor añadiendo más sal, pimienta, pimentón o vinagre, y sevir caliente.

Receta completa | Crema de remolacha y leche de coco: receta vegana cremosa, reconfortante y muy sabrosa

4. Guiso de garbanzos especiados con cúrcuma y leche de coco

guiso
  • Ingredientes para 4 personas. 4 diente de ajo, 60 ml aceite de oliva virgen extra, jengibre fresco , un trozo de 2 cm picado, una cucharadita de cúrcuma molida, una cucharadita de chile en copos, 400 g garbanzos cocidos en conserva, 400 ml leche de coco, 400 ml caldo de verduras o pollo (para no vegetariano), hojas verdes (acelgas, kale, espinacas...) un manojo, sal y pimienta, yogur natural para servir, pan de pita para acompañar.
  • Elaboración. Calentamos el aceite en una olla grande a fuego medio y añadimos el ajo, la cebolla y el jengibre. Sazonamos con sal y pimienta y dejamos que se cocine, revolviendo de vez en cuando hasta que la cebolla esté pochada y comience a dorarse. Agregamos la cúrcuma, los copos de guindilla y los garbanzos bien escurridos y aclarados, rectificando de sal y pimienta. Dejamos que los garbanzos se frían un poco con las especias y el aceite, hasta que comiencen a deshacerse y se doran un poco, lo que nos llevará unos 8 o 10 minutos. Reservamos dos o tres cucharadas de esos garbanzos para decorar después. Con una cuchara de madera aplastamos un poco los garbanzos restantes para que suelten su almidón y puedan espesar el potaje y añadimos la leche de coco y el caldo. Seguimos cocinando a fuego lento, hasta que el estofado se haya espesado de nuevo y los sabores se hayan unificado, tras unos 30 a 35 minutos. Terminamos añadiendo las espinacas y dejando que se cocinen unos minutos en el líquido hasta que estén blanditas.

Receta completa | Guiso de garbanzos especiados con cúrcuma y leche de coco, la sabrosísima receta viral que merece la pena recuperar

5. Curry de plátano, calabaza y berenjena con leche de coco

curry
  • Ingredientes para 4 personas. 1 cebolla o cebolleta grande pelada (cortada en dos, una media picada), 3 diente de ajo medianos pelados, 20 g jengibre fresco pelado, 5 g cilantro fresco y más para servir, 0.5 chile rojo fresco o en copos o pasta tipo harissa (opcional), 1 cucharadita de cúrcuma molida, 1 cucharadita comino molido, 30 ml aceite de coco y un poco más para cocinar, 1 plátano grande maduro (o 2 pequeños) pelados y cortado en rodajas, 1 berenjena cortada en cubos, 300 g calabaza pelada cortada en cubos, 400 ml leche de coco (1 lata), 250 ml caldo de verduras o agua (aproximadamente), sal.
  • Elaboración. Primero hacer la pasta de curry triturando en robot o picadora, o a mano y a mortero, media cebolla pelada, los ajos pelados, el jengibre pelado, el cilantro lavado y seco, la guindilla sin semillas (omitir si no gusta el picante, o usar menos), la cúrcuma, el comino y las semillas de cilantro, con el aceite de coco derretido. Calentar esta pasta, más o menos homogénea, en una cazuela u olla con un poco más de aceite de coco hasta que se derrita y empiece a burbujear, un minuto o dos. Añadir el plátano y saltear el conjunto con un chorrito de la leche de coco, machacando la fruta con el cucharón. Incorporar el resto de cebolla bien picada, remover durante un par de minutos. Añadir la berenjena y la calabaza, echar un poco de sal y remover bien para incorporar los sabores. Bajar el fuego a media potencia y saltear el conjunto unos 8-10 minutos. Echar casi todo el caldo o agua (si se usa agua, añadir algo más de sal) y la leche de coco restante. Remover, llevar a ebullición, bajar el fuego y tapar. Cocinar unos 30 minutos, removiendo de vez en cuando. Corregir el nivel de líquido si fuera necesario y poner al punto de sal.

Receta completa | Curry de plátano, calabaza y berenjena con leche de coco: receta vegana para aprovechar la fruta más allá del dulce

6. Pollo en adobo filipino

pollo
  • Ingredientes para 2 personas. 4 contramuslos de pollo con hueso (o alguna pieza más, según tamaño), 2 diente de ajo, 125 ml de salsa de soja, 125 ml de vinagre de arroz o manzana, 2 hojas pequeñas de laurel, 5 granos de pimienta negra, 180 ml leche de coco o nata líquida de cocina o de montar.
  • Elaboración. Atemperar un poco el pollo, retirar posibles excesos de grasa y secar con papel de cocina. Aderezar con pimienta molida. Picar finos o machacar los ajos pelados. Mezclar en una cazuela (mejor si puede ir al horno) la salsa de soja, el vinagre, los granos de pimienta negra, los ajos, el laurel y la mitad de la leche de coco o nata. Remover con varillas hasta integrar. Calentar y llevar a ebullición. Incorporar el pollo, bajar el fuego y tapar. Cocinar durante 20 minutos, dando la vuelta al pollo dos o tres veces. Apagar, retirar la tapa y sacar el ave, escurriendo las piezas, y depositar sobre un plato con papel de cocina. Encender el grill del horno o precalentar a 240-250ºC. Retirar el laurel y añadir el resto de leche de coco, mezclando con las varillas. Llevar la cazuela a la rejilla superior del horno y dejar que reduzca la salsa hasta que quede espesa y caramelizada, unos 15-20 minutos. Retirar y reservar caliente, tapada. Disponer el pollo sobre una bandeja ligeramente engrasada y gratinar en la misma posición, hasta que la carne esté bien tostada, sin quemarse. Girar las piezas a mitad de la cocción, con mucho cuidado pues el horno estará muy caliente. Servir el pollo con la salsa.

Receta completa | Pollo en adobo filipino: la sorprendente receta tradicional de Filipinas con la que te chuparás los dedos

7. Pechugas de pollo en salsa de setas, leche de coco y azafrán

pechugas
  • Ingredientes para 4 personas. 25 g setas shiitake deshidratadas u otra variedad, 400 ml leche de coco, azafrán 1 cucharadita de hebras, 700 g pechuga de pollo en filetes gruesos, 1 diente de ajo, 10 g harina de trigo, 200 ml vino blanco, sal y pimienta, aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Vaciar la leche de coco en un cazo, procurando mezclar bien la parte sólida y el líquido, calentar y añadir el azafrán. Mantener caliente sin dejar que hierva, removiendo de vez en cuando. Aparte, poner las setas deshidratadas cubiertas con agua tibia. Picar muy fino o machacar el ajo. Secar el pollo con papel de cocina, limpiar de posibles restos de grasa o piel, y salpimentar. Dorar en una cazuela o sartén amplia con un poco de aceite, a fuego medio fuerte, marcándolas por ambos lados. Retirar y reservar. Escurrir las setas que ya estarán hidratadas, pasándolas por un colador y reservando ese agua para otra receta, procurando extraer el máximo de líquido. En la misma cazuela del pollo, añadiendo un poco de aceite, dorar ligeramente el ajo a temperatura suave, menos de un minuto. Añadir la harina y remover rápidamente para que se tueste y se forme una pasta. Añadir las setas subiendo el fuego y saltearlas uno o dos minutos. Echar el vino, desglasar y dejar que se evapore el alcohol cinco minutos. Devolver el pollo, remover y echar la leche de coco que seguirá caliente. Mezclar todo, bajar el fuego y cocinar unos 5-10 minutos más. Corregir de sal y pimienta.

Receta completa | Pechugas de pollo en salsa de setas, leche de coco y azafrán: receta sencilla de cocina fusión para disfrutar

8. Filetes de pescado en leche de coco

filetes
  • Ingredientes para 4 personas. 950 g merluza en filete u otro pescado blanco, 2 cucharaditas de cúrcuma molida, sal, aceite de oliva, 2 cebolla blanca, 2 diente de ajo, jengibre fresco un trozo pequeño, 1 cucharadita de pimentón dulce, 1 cucharada de tomate concentrado, cilantro fresco, guindilla fresca (opcional), 400 ml leche de coco.
  • Elaboración. Corta los filetes de pescado en trozos grandes y retira la piel (esta receta es ideal para usar con pescado congelado si quieres trabajar aún menos). Mézclalos con una de las cucharaditas de cúrcuma y un poco de sal y deja que reposen entre 10 minutos y media hora. Mientras, corta la cebolla en juliana muy fina y rehógala con aceite de oliva en una sartén de fondo grueso o cazuela a fuego medio-alto. Debes caramelizar la cebolla al estilo hindú, para que quede crujiente. Para ello, no bajes demasiado el fuego, añade algo de sal cuando la cebolla empiece a estar traslucida, y remueve constantemente para conseguir una cocción uniforme. La cebolla está lista cuanto tenga un color marrón dorado en las puntas y un color caramelizado en la parte central. Saca la cebolla de la olla con ayuda de una espumadera y colócala sobre un plato lo más separada posible, para que no quede blanda. Una vez tengas lista la cebolla, en la misma olla, echa un poco más de aceite, y fríe los filetes de pescado, apróximadamente unos 20 o 30 segundos por cara, para que queden sellados pero no se hagna del todo. Retira el pescado y reserva. En el mismo recipiente, con el fuego medio-alto, añade los dos dientes de ajo y el jengibre (yo he utilizado un trozo del tamaño de un pulgar, pero si te gusta mucho puedes echar más) bien rallados. Deja que se frían durante un minuto y, entonces, vierte una cucharita de pimentón y otra de cúrcuma. Si ves que se engancha la mezcla, echa un pelín de agua. A continuación, agrega el concentrado de tomate, cuatro cucharadas de agua tibia, una pizca más de sal y la cebolla frita. Deja que se cocine la mezcla unos minutos, hasta que el aceite aflore por los bordes. Vuelve a incorporar los filetes y deja que se cocinen durante dos minutos. Añade entonces la leche de coco e, inmeditamente después, apaga el fuego y pon la tapa, para que el pescado termine de hacerse con el calor residual. Comprueba el punto de sal antes de servir con un poco de cilantro fresco picado y unas rodajas de guindilla si te gusta el picante. Si no añades la guindilla y usas pimentón dulce el plato está buenísimo y no pica absolutamente nada.

Receta completa | Filetes de pescado en leche de coco: receta india que no pica si no quieres (y con ingredientes fáciles de encontrar)

9. Navajas con leche de coco y jengibre

navajas
  • Ingredientes para 4 personas. 16 navajas, 1 lima, 150 ml leche de coco, cilantro fresco un manojo, 4 diente de ajo, jengibre fresco, sal para limpiar las navajas, agua para limpiar las navajas, 50 ml aceite de oliva virgen extra para hacer aceite de cilantro, 1 chalota, puerro un trocito.
  • Elaboración. La primera operación es limpiar bien las navajas para evitar que les quede ninguna arenilla. Para ello, las colocamos en vertical en un recipiente con agua y sal y las dejamos que se purguen durante una hora. Si queréis, para mayor efectividad, cambiad el agua a los 30 minutos y dejadlas para que terminen el proceso otra media hora. Por otro lado, preparamos unos chips de ajo friendo unas láminas sin que se quemen y hacemos un aceite de cilantro, triturando unas hojas con aceite de oliva virgen extra, buscando un color verde intenso. Reservamos mientras preparamos las navajas. Para cocer las navajas, las ponemos en una bolsa de envasar con cierre hermético o en una bolsa de vacío si tenéis esa posibilidad. Luego, las cocemos dentro de la bolsa en agua hirviendo durante solamente 1 minuto. A continuación las enfriamos en agua con hielo. Abrimos las navajas y retiramos la tripa, volviendo a colocar en sus conchas. Calculamos aproximadamente cuatro o cinco navajas por persona. Para hacer la salsa, rehogamos una chalota y un trozo de cuatro cm de puerro y antes de que tome color, añadimos el zumo de lima y la leche de coco. Cocemos lentamente y agregamos el jengibre rallado y el cilantro. Finalmente, colamos la salsa y la servimos sobre las navajas. Finalizamos añadiendo un poco de cáscara de lima rallada, y decoramos con hojas de cilantro fresco, los chips de ajo y unas gotas de aceite de cilantro.

Receta completa | Navajas con leche de coco y jengibre, el sorprendente aperitivo para dejar a todos boquiabiertos

10. Crema de brócoli, leche de coco y mascarpone

brocoli
  • Ingredientes para 3 personas. 1 brócoli, 200 g cebolla, 200 g leche de coco, 200 ml caldo de verduras, sal y pimienta, 125 g queso mascarpone.
  • Elaboración. Pelamos la cebolla y la cortamos en seis u ocho trozos. Retiramos las hojas del tronco del brócoli y troceamos. Colocamos las verduras en la olla inox junto con la leche de coco y el caldo de verduras. Salpimentamos al gusto y programamos SOPA CREMOSA. Cuando el programa termine, retiramos el tapón de la tapa de la olla inox y añadimos el queso mascarpone. Programamos EXPERTO/20 segundos/velocidad 8. A la hora de servir, podemos añadir un chorrito de nata líquida y acompañar de picatostes, semillas o cualquier otro tropezón de nuestra preferencia.

Receta completa | Crema de brócoli, leche de coco y mascarpone, receta fácil y rápida con Magimix Cook Expert (y también elaboración tradicional)

11. Helado de plátano y leche de coco

helado
  • Ingredientes para 6 personas. 2 plátano maduro, 250 ml leche de coco, 100 g almendra molida, 1 cucharada azúcar.
  • Elaboración. Esta es una de las receta más fáciles y deliciosas que podéis preparar, pues solo tardaréis cinco minutos en hacerla, sólo debéis *mezlcar todos los ingredientes con la ayuda de un procesador, poner la mezcla obtenida en moldes bonitos y llevarlos al congelador. ¡Listo!

Receta completa | Helado de plátano y leche de coco: receta refrescante

12. Torrijas de leche de coco

torrijas
  • Ingredientes para 4 personas. 8 rebanadas de para torrijas, 500 ml leche de coco, 2 cucharadas de azúcar, cáscara de limón dos trocitos para aromatizar, 1 canela en rama, 4 cucharadas coco rallado, una cucharadita de canela molida, 3 huevos.
  • Elaboración. Preparamos una infusión poniendo a calentar la leche de coco con dos cucharadas soperas de azúcar, una rama de canela y la cáscara de limón. Dejamos que se caliente, sin llegar a hervir y mantenemos caliente mientras removemos durante 5 minutos. Dejamos templar, uno de los siete consejos importantes que nos dieron el año pasado en la pastelería para que las torrijas queden bien cremosas. Cortamos el pan de torrijas en rebanadas y cuando la leche de coco esté tibia, remojamos las rebanadas para que se empapen bien. Dejamos dos horas el pan en la leche dando vuelta a las torrijas cada 30 minutos para que se absorba la leche por toda la superficie del pan. Pasamos por huevo batido cada torrija y la freímos en abundante aceite de oliva virgen extra muy caliente para que se doren rápidamente. Al salir de la sartén, las escurrimos en papel absorbente de cocina y las pasamos por una mezcla de coco rallado y canela. Vamos apilando las torrijas conforme salen del rebozado del coco rallado y las servimos decorando con unas hojitas de hierbabuena que terminará de llenar de aroma estas originales torrijas de leche de coco.

Receta completa | Torrijas de leche de coco, aptas para intolerantes a la lactosa

13. Mousse vegana de arándanos

mousse
  • Ingredientes para 4 personas. 150 g arándanos congelados o frescos 150 g, 100 g leche de coco montada, 100 g aquafaba (líquido de conserva de legumbres) montada de un bote grande de garbanzos, 5 ml esencia de vainilla 5 ml, 30 g azúcar glasé o edulcorante al gusto, almendra laminada tostada.
  • Elaboración. Para esta receta necesitamos preparar previamente la nata montada de coco, según explicamos aquí. Para ello, dejar el envase en la nevera como mínimo dos horas, separar el agua y batir con batidora de varillas hasta montarla. Endulzar al gusto si se desea, y reservar en la nevera. Abrir un bote grande de garbanzos y escurrir todo el contenido sobre un colador encima de un recipiente, recogiendo la mayor cantidad posible de líquido. Rebañar el tarro y remover la legumbre para ayudar a apurar. Guardar los gabanzos en la nevera o usar a conveniencia. Si usamos arándanos congelados, sacar y dejar sobre otro colador para que pierdan parte del hielo. Batir con batidora de varillas el aquafaba, incrementando la velocidad poco a poco, como si montáramos clara de huevo. En pocos minutos obtendremos una textura esponjosa de merengue, blanco y firme. Cuando haga picos al separar las varillas, reservar. Triturar los arándanos hasta que no haya grumos. Mezclar con el azúcar glasé (o edulcorante al gusto) y llevar a un recipiente más grande. Añadir los 100 g de nata de coco (pesar la cantidad) y mezclar con suavidad, con movimientos envolventes hasta homogeneizar. Agregar la vainilla y también los 100 g de aquafaba montada (pesar la cantidad), de la misma manera, envolviendo la mezcla de arriba hacia abajo para darle volumen y no perder aire, preferiblemente con una lengua pastelera. Una vez se tenga una mezcla homogénea, repartir en cuatro recipientes y dejar reposar en la nevera unas dos horas.

Receta completa | Receta de mousse vegana de arándanos, un postre cremoso y esponjoso sin huevos ni lácteos

Imagen | Mercadona

En DAP | Alga wakame de Mercadona: te contamos quién la fabrica, cómo cocinarla y en qué cinco recetas utilizarla

En DAP | Tahini de Mercadona: te contamos quién lo fabrica y en qué 15 recetas utilizar esta versátil pasta de sésamo

Temas
Inicio