Compartir
Publicidad

Verduras con formas divertidas: así propone Tesco que los niños coman más vegetales

Verduras con formas divertidas: así propone Tesco que los niños coman más vegetales
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La multinacional Tesco, principal cadena de supermercados en Reino Unido, está apostando por ofrecer productos más saludables y cómodos a sus clientes, poniendo especial atención en los niños. Para fomentar el consumo de verduras acaba de lanzar una línea de vegetales con formas divertidas para hacerlas más atractivas a los más pequeños. ¿Es una buena idea o una oportunista estrategia de marketing?

No es ninguna novedad el querer ganarse la atención de los niños disfrazando la comida. Solo hay que acercarse a cualquier supermercado para comprobar que los productos infantiles están plagados de nombres graciosos, paquetes llenos de dibujos y personajes llamativos. Claro que suelen ser alimentos poco saludables; lo que propone Tesco es usar una estrategia parecida para fomentar el consumo de verduras.

Calabaza con forma de estrellas listas para cocinar

Calabazas

Como novedad para el nuevo curso, Tesco acaba de presentar el primer producto de su nueva gama de kid-friendly veggies, verduras y hortalizas diseñadas especialmente para niños. Se trata de paquetes de calabaza cortada en piezas con forma de estrellas, cruda, pelada y lista para cocinar. Un producto de cuarta gama como los que tanto inundan ahora los supermercados de todo el mundo, al que seguirán boniatos con forma de caras sonrientes.

Desde la empresa afirman con cierto orgullo que son los primeros del país en utilizar esta técnica para fomentar el consumo de verduras entre los niños. La idea es que, presentando un aspecto atractivo, los niños se animarán a probar más verduras, haciendo que comerlas sea más fácil y divertido. Es la misma estrategia de la sopa de letras -y sus variantes de pastas fantasiosas- o aquel engendro de mortadela con forma de Mickey Mouse que algunos todavía recordarán.

Calabaza en Cubos

Las estrellas ya se pueden comprar en los supermercados y también online. Viene en envases de 250g, ahora en oferta promocional a 1,50 libras (unos 1,69 euros) 6 libras el kilo. Se ha criticado un poco el precio, ya que la bolsa de 500 g de calabaza cortada en cubos normales cuesta solo 1,25 libras, e incluso los "espaguetis" de calabaza están a 1 libra, por el mismo peso. No es nada nuevo, cuanto más se prepara y se viste un alimento, más se sube el precio, como también vemos en nuestro país.

¿Es la solución para que los niños coman más verduras?

Niño comiendo frutas

La idea de disfrazar la comida para que los niños se la coman sin rechistar me produce sentimientos encontrados. Por un lado, puede ser positivo para animar a los más reacios a comer verduras para que prueben cosas nuevas, pero creo que es un poco peligroso acostumbrarnos a hacerlo.

No pasa nada por "engañar" a veces a los peques, incluso a adultos que rechazan ciertos ingredientes. Yo lo hago en casa preparando el calabacín de formas distintas porque a mi novio no le gusta nada por sí solo; aunque siempre sabe lo que está comiendo. Sin embargo, me parece importante que los niños -y no tan niños- se acostumbren a disfrutar del sabor de los alimentos por sí mismos.

En este caso me gusta que las verduras tan solo se hayan modificado en el corte, ya que son totalmente naturales sin ningún añadido. Presentar frutas y verduras, o incluso el pan del bocadillo, las tortitas o la pizza casera, en formas divertidas y bonitas, puede hacer más agradable la experiencia de comer. Y es cierto que no siempre tenemos ganas o tiempo de hacerlo nosotros en casa... ¿pero realmente se ahorra tanto?

Niños

Me preocupa más lo comodones que nos estamos volviendo con los productos ya preparados del supermercado. Los precocinados son otro mundo aparte, me refiero a frutas y verduras ya lavadas, peladas y cortadas, para ahorrarnos el mínimo esfuerzo. Sí, son útiles para algún apuro, pero no creo que el aumento de precio y los residuos de envases que conllevan lo compensen a largo plazo.

En cualquier caso, se agradece que Tesco quiera animar más a la población británica a comer más saludable, teniendo en cuenta los malos hábitos de alimentación que parecen tener los más pequeños en Reino Unido, como está intentando combatir Jamie Oliver. Además aseguran que este tipo de productos se hacen con verduras que no podrían venderse como ejemplares íntegros, reduciendo así el desperdicio alimentario.

Ninos3

A final, estas técnicas deberían ser una ayuda para reorientar la educación alimentaria. Si los niños se acostumbran a comer frutas y verduras desde muy pequeños, no tendrán problemas para disfrutarlas a lo largo de su vida. Y si no les gusta la calabaza tampoco hay que obligarles, hay muchas otras verduras entre las que elegir. ¿Tendrán éxito estos productos? Ya veremos si se convierten en tendencia.

Fotos | Tesco - iStock
En Directo al Paladar | Vuelta al cole: meriendas saludables para quince días
En Directo al Paladar | Ideas y consejos para sumar legumbres a la dieta de tus peques

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos