Compartir
Publicidad

Receta de membrillo en almíbar de naranja. Postre de tres ingredientes

Receta de membrillo en almíbar de naranja. Postre de tres ingredientes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siempre que como membrillo o lo cocino es en forma de dulce. Cada otoño preparo dulce de membrillo casero que me sirve de ingrediente para otras elaboraciones como es el caso de este solomillo de pavo al membrillo. Esta semana, sin embargo, me he decidido por cocinarlo en gajos y presentarlo como postre con esta receta de membrillo en almíbar de naranja.

La inspiración la encontré en el último libro de Yotam Ottolengui que ha caído en mis manos, Exhuberancia, en el que aparece una receta similar que he adaptado a lo que tenía disponible en casa. Membrillo, azúcar y naranja es todo lo que se necesita para preparar este membrillo en almíbar de naranja, un postre delicioso y lleno de aromas que, sin duda, merece la pena probar.

Ingredientes para cuatro raciones

  • 1 membrillo, 1 naranja y 50 g de azúcar.

Cómo hacer membrillo en almíbar de naranja

La elaboración de este postre es muy sencilla y no requiere de utensilios extraños o complicados. Un cuchillo, un exprimidor y un cacito es todo lo que necesitamos para que nuestra cocina se llene de aromas en cuestión de minutos.

Lo primero que tenemos que hacer es cortar el membrillo por la mitad y cada mitad en gajos de, aproximadamente, un centímetro de grosor. Retiramos las semillas y pelamos cada gajo y los colocamos en el fondo de una cazuela, repartidos por toda la base.

Tomamos la naranja y con un cuchillo muy afilado y mucho pulso, retiramos la piel. Solo queremos la parte naranja, nada de blanco (que amarga). Exprimimos su zumo y lo agregamos sobre el membrillo junto con la piel, el azúcar y medio vaso de agua. Cocemos a fuego suave durante 30 minutos y dejamos enfriar antes de servir, desechando la piel de la naranja.

Paso A Paso Membrillo Al Almibar De Naranja

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Aunque el membrillo en almíbar de naranja se puede tomar por sí solo, está delicioso si lo servimos sobre una cama de yogur natural y lo espolvoreamos con galleta triturada o crumble. Su textura recuerda a la de la fruta escarchada, pero el sabor es infinitamente más rico. Recomiendo prudencia con el almíbar, cuyo sobrante podemos guardar y usar para endulzar otros postres.

En Directo al Paladar | Cómo hacer dulce de membrillo casero superrápido. Receta
En Directo al Paladar | Panna cotta de queso de cabra con gelée de vino tinto y streussel. Receta para lucirse sin esfuerzo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio