Vanillekipferl, las típicas galletas de Navidad tradicionales de Alemania, Austria y Suiza con forma de media luna

Vanillekipferl, las típicas galletas de Navidad tradicionales de Alemania, Austria y Suiza con forma de media luna
Sin comentarios
23 votos

Afirmar que son las galletas navideñas más típicas de los países germanos sería demasiado osado, pues la variedad de plätzchen, kekse y guetzli que salen de los hornos en tiempos de Adviento en estos países es casi inabarcable. A pesar de todo, las medias lunas de vainilla o vanillekipferl son, sin ninguna duda, una de las más populares. Y también de las más fáciles y deliciosas.

En realidad en Suiza se conocen más como vanillehörnchen, porque los suizos son -somos, que algo me toca- un poco especialitos. El nombre importa poco; ambos términos hacen referencia a su forma de cuernecito o media luna, ligado también a cómo se conocen en estos países a sus variedades de cruasán, distintos del típico croissant francés.

Aunque la receta canónica se elabora con vainilla, como su propio nombre indica, y suele llevar almendra molida, hay variantes con otros frutos secos molidos, siendo la avellana la alternativa más extendida, además de la golosa variante de chocolate. Es una galleta exquisita, de textura suave, con su inconfundible sabor a mantequilla, por lo que merece la pena invertir un poco más en una marca de calidad.

La masa en sí no es muy dulce, pero se compensa con el recubrimiento de azúcar glasé. No recomendamos saltarnos este paso, que además debe hacerse en caliente, para que permanezca una capa de azúcar adherido a las pastas una vez se enfríen.

Ingredientes

Para 36 unidades
  • Mantequilla sin sal a temperatura ambiente o fría (ver notas) 200 g
  • Azúcar glasé tamizado, para la masa 75 g
  • Extracto de vainilla o las semillas de media vaina 5 ml
  • Harina de repostería (harina de trigo de todo uso) 220 g
  • Almendra molida 120 g
  • Sal (1/2 cucharadita) 3 g
  • Azúcar glasé para el acabado 150 g
  • Azúcar vainillado para el acabado (opcional) 8 g

Cómo hacer galletas vanillekipferl

Dificultad: Media
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 45 m
  • Cocción 15 m
  • Reposo 2 h

Si queremos unas galletas algo más firmes y crujientes, usaremos la mantequilla fría, troceada en cubos pequeños, trabajándola con un robot, a mano o con varillas, con la harina y el azúcar. Si la usamos a temperatura ambiente para cremar, quedarán más suaves y se expandirán un poco al hornear.

En el segundo caso, batir la mantequilla atemperada con una batidora de varillas o la pala en un robot tipo Kitchen Aid junto con los 80 g de azúcar glasé tamizados, varios minutos hasta obtener una crema suave. Añadir la vainilla y batir un poco más.

Incorporar la harina, la almendra molida y la sal, y mezclar hasta tener una masa homogénea sin grumos. Dividir en dos y envolver en plástico film formando dos rollitos prietos de unos 5 cm de diámetro. Enfriar en la nevera unas dos horas, o toda la noche.

Preparar dos bandejas de horno con papel sulfurizado antiadherente. Para conseguir galletas lo más idénticas posibles, pesar los rollos sin el plástico y dividir por el número de unidades que se quieran; nosotros sacamos unas 38, pero pueden ser más si se hacen más pequeñas.

Vanilekipferli Pasos

Dejando la otra masa en la nevera, cortar porciones del peso obtenido, amasar ligeramente formando rollitos y dar forma de medias lunas. Colocarlas ligeramente separadas en las bandejas. Enfriar 15 minutos en la nevera mientras se precalienta el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo sin aire.

Hornear una bandeja cada vez durante unos 10-12 minutos, hasta que estén ligeramente doradas, no deben tostarse demasiado. Mientras mezclar el azúcar vainillado con el azúcar glasé y preparar un tamiz o colador. Esperar dos minutos fuera del horno y cubrir abundantemente con el azúcar glasé tamizado mientas siguen las galletas calientes.

23 votos

Las mejores recetas de Directo al paladar (Cocina)

Con qué acompañar las galletas vanillekipferl

Degustadas de forma moderada, y según tamaño, una o dos galletas alegrarán la sobremesa acompañando un café expreso de buen cuerpo, una infusión especiada o también el típico glühwein o vino caliente navideño. Marida estupendamente con una copa de vino dulce de Jerez o con Oporto, incluso para apurar la copa de vino tinto que hayamos tomado en la cena.

Más recetas de Navidad

En Directo al Paladar nos encantan estas fiestas y tenemos miles de recetas para que aciertes seguro en tus comidas de Navidad. No te pierdas nuestro especial con las 215 mejores recetas de Navidad y 16 menús especiales. Y si necesitas ideas para platos concretos, aquí tienes un buen punto de partida:

En DAP | Cómo hacer una casita de jengibre para Navidad, receta fácil de galleta especiada
En DAP | Receta de stollen, el pan dulce alemán de Navidad que merece hacerle competencia al panettone (y es mucho más fácil)

Temas
Inicio