Publicidad

Sea como sea tu padre, se merece un buen desayuno: siete ideas originales para sorprenderle en su día

Sea como sea tu padre, se merece un buen desayuno: siete ideas originales para sorprenderle en su día
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Mi padre siempre ha sido un desastre para las fechas señaladas, incluyendo las que le afectan a él más personalmente. El 19 solo tenía interés si caía festivo, pero nunca cae en la cuenta de que, además de San José, se celebra el Día del Padre. Su despiste es una ventaja para sorprenderle con algo especial, por ejemplo un buen desayuno en su honor para arrancar bien su día.

En mi familia estas celebraciones se festejan con regalos caseros que ahora casi siempre pasan por la cocina. Despertar con un desayuno especial siempre hace ilusión, y tampoco tenemos que complicarnos demasiado para lucirnos. Y como no hay dos progenitores iguales, os propongo las mejores recetas de desayunos caseros según cómo sea vuestro padre. O para daros un homenaje a nosotros mismos cualquier día.

Magdalenas de nata, espelta y anís para golosos nostálgicos

Magdalenas

Clásico infalible como ninguno, las magdalenas de siempre con sabor a antaño harán las delicias de los golosos más nostálgicos. Todos tenemos un sabor de magdalena asociado a la infancia, aunque yo siento debilidad por las de nata y anís, que además preparo con harina de espelta y el infalible toque de limón.

Podéis cambiar el aroma cítrico por naranja o usar canela, utilizar harina corriente de trigo e incluso sustituir el anís por zumo de naranja. Se pueden dejar listas la noche anterior o preparar la masa, dejarla en la nevera y hornearlas a primera hora. En ese caso, procurad que se atempere un poco fuera de la nevera para evitar el choque térmico al introducirlas en el horno.

  • Ingredientes. 3 huevos L, 200 g de azúcar, ralladura de limón, 200 ml de nata líquida para montar, 50 g de mantequilla sin sal, 8 g de levadura química, 2 g de sal, 300 g de harina de espelta o de trigo de repostería, 15 ml de anís dulce, un poco de anís en grano (opcional), azúcar para decorar.
  • Elaboración. Derretir la mantequilla. Disponer los huevos en un recipiente con el azúcar y un poco de ralladura de limón. Batir con batidora de varillas hasta que dupliquen su volumen. Agregar la nata y la mantequilla y seguir batiendo. Añadir el anís. Tamizar encima la harina con la levadura y la sal, echar las semillas de anís y mezclar con suavidad hasta tener una masa homogénea. Tapar y dejar reposar 10 minutos. Pasado ese tiempo, llenar los moldes de magdalenas y volver a dejar reposar al menos 20 minutos más. Precalentar el horno a 200ºC. Repartir un poco de azúcar sobre cada magdalena y hornear durante unos 15-18 minutos, hasta que tengan un bonito color dorado. Esperar unos minutos fuera del horno antes de sacar de la bandeja y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Açaí bowl para padres muy sanos (y modernos)

Açaí bowl

De nombre exótico y sugerente, el açaí protagoniza muchas recetas de desayunos en las redes sociales por sus propiedades saludables, perfecto para arrancar la jornada con energía. La baya nos llega en polvo o deshidratada, muy fácil de incluir en recetas como este cuenco lleno de colores y texturas que podemos personalizar al gusto de papá, cambiando las frutas por sus favoritas.

Es una receta estupenda para preparar el mismo día por la mañana, sin tener que madrugar demasiado para sorprenderle. Solo hay que triturar la base hasta dar con la textura y esmerarnos un poco con la decoración distribuyendo los demás ingredientes. Podéis comprobar lo fácil que se prepara con la receta en vídeo.

  • Ingredientes. 2 pátanos congelados, 40 g de arándanos congelados, 25 g de frambuesas congeladas, 6 almendras, 150 ml de leche, 5 g de açai molido, semillas de amapola o chía, copos de avena, manzanas o fruta al gusto.
  • Elaboración. Es necesario que para elaborar el açai bowl tengamos la fruta congelada para que la consistencia sea cremosa. Colocamos la fruta en el vaso de una batidora potente junto con las almendras. Regamos con la mitad de la leche y el açai molido. Trituramos hasta homogeneizar y probamos. Añadimos el resto de la leche, poco a poco y triturando de nuevo hasta alcanzar la consistencia deseada. Servir con fruta y toppings al gusto.

Barritas energéticas para padres deportistas

Barritas

Si vuestro padre es de los que madrugan un domingo para coger la bicicleta, no falta al gimnasio cada día o todavía tiene fuerzas para calzarse las zapatillas de runner al final de la jornada laboral, le encantará recibir unas barritas energéticas de granola caseras, que podemos envolver y presentar en una caja bonita.

Las barritas comerciales suelen dejar mucho que desear en nutrientes y en sabor; si las hacemos nosotros podemos controlar los ingredientes y ajustarlos a nuestro gusto. No son para abusar ni de dieta, están pensadas para aportar una deliciosa dosis de energía que nuestro padre podrá disfrutar en casa o llevarlas para tomar en cualquier parte.

  • Ingredientes. 40 g de mantequilla, 150 g de miel, 110 g de azúcar moreno, 50 g de almendra tostada en granillo, 50 g de avellanas tostadas picadas, 50 g de nueces tostadas picadas, 75 g de uvas pasas de corinto, 75 g de albaricoques secos picados, 100 g de copos de avena, 40 g de coco coco rallado, 100 g de mezcla de de semillas.
  • Elaboración. Comenzaremos precalentando el horno a 180º C. Derretimos en la mantequilla, el azúcar moreno y la miel hasta que veamos la mezcla líquida. Ponemos en un bol el resto de los ingredientes. Agregamos la mezcla líquida caliente y removemos con una espátula hasta impregnar bien los ingredientes secos. Repartimos en un molde que tenga cavidades rectangulares, presionando con una cucharita. Hornear 25 minutos y desmoldar una vez frías. También podemos hornear la mezcla toda junta dispuesta en una bandeja o molde forrado con papel de horno y cortar las barritas rectangulares cuando todavía está caliente.

Baguette de desayuno para padres que prefieren desayunos salados

Baguette

¿Tu padre es de los que elijen las tostadas con aceite, tomate y jamón? ¿Le gustaría tener tiempo para prepararse unos huevos al estilo más anglosajón? Entonces le encantará encontrarse con esta original baguette horneada con bacon, huevo y queso, un todo en uno para amantes de lo salado.

Lo mejor es la sencillez de su preparación; la única clave está en disponer de ingredientes de primera calidad. Es fácil montar el llamado breakfast boat a primera hora, para que papá solo tenga que sentarse a la mesa atraído por el irresistible aroma que saldrá del horno.

  • Ingredientes. 1 barra de pan o 2 panes de bocadillo, 3-4 huevos, 4 lonchas de bacon, 1 tomate, queso rallado y sal.
  • Elaboración. Para preparar este delicioso barco solo hace falta vaciar el pan, y añadir la mezcla que previamente habremos preparado con los huevos batidos, una pizca de sal, el tomate en dados, el bacon frito en tiras y un poco de queso rallado. Finalmente, horneamos durante 25 minutos a 175º C hasta que el huevo haya cuajado, y ya podemos disfrutar de un desayuno que nos dará energías para todo el día.

Bizcocho vegano para padres muy cafeteros y chocolateros

Pastel

Este bizcocho o pastel de chocolate y café cumplirá puede ser la receta perfecta para padres veganos o que tengan alguna intolerancia o alergia a huevos o lácteos. Pero, sobre todo, hará las delicias de los que no perdonan el café cada mañana, y de los padres que saben disfrutar del maridaje con buen chocolate negro.

La combinación de café preparado, de cafetera o de sobre si vamos apurados, con el cacao crean un bizcocho jugoso y muy aromático, de miga tierna y oscura que pide ser zambullida en la taza de café. O de chocolate. Eso queda a la elección de cada padre.

  • Ingredientes. 150 g de harina de repostería, 50 g de cacao en polvo sin azúcar, 170 g de azúcar, 200 ml de agua para preparar el café, 10 g de café soluble (o preparar directamente 200 ml de café de cafetera), 8 g de bicarbonato sódico, 2 g de sl, 5 ml de esencia de vainilla, 70 ml de aceite de girasol, 15 ml de vinagre de manzana o arroz, azúcar glasé para decorar.
  • Elaboración. Precalentar el horno a 180ºC y engrasar un molde redondo de fondo desmontable. Preparar el café instantáneo o natural, dejando que se enfríe. En un recipiente tamizar la harina con el cacao, el bicarbonato y la sal. Añadir el azúcar y mezclar con unas varillas. En otro cuenco batir con las varillas limpias el café, el vinagre, la vainilla y el aceite. Incorporar ambas preparaciones, mezclando con suavidad hasta tener una masa sin grumos, y verter en el molde. Hornear durante unos 25 minutos, hasta que al pinchar con un palillo en el centro salga casi limpio. Esperar un poco antes de desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla. Decorar con azúcar glasé.

Tortitas soufflé para foodies enganchados a Instagram

Tortitas

No es en absoluto el caso de mi padre, pero sé que Instagram ha atrapado en sus redes a progenitores de todas las edades y condiciones. Si a tu padre le ha conquistado el fenómeno foodie seguro que le encantará poder compartir la foto de unas increíbles tortitas soufflé con sus seguidores, para presumir de desayuno de moda, que además son irresistibles.

Virales o no, estas tortitas son un espectáculo para conquistar a cualquier ser querido. No son tan difíciles como aparentan, tan solo hay que cuidar la esponjosidad de la masa y seguir unos pasos sencillos para lograr esa altura y miga tan esponjosa y ligera. Os recomiendo leer bien las instrucciones y practicar un poco antes de sorprender a papá con estas pancakes al estilo japonés.

  • Ingredientes. 3 huevos, claras y yemas separadas, 42 g de azúcar, 36 g de harina de trigo, 1 cucharadita de levadura química 1 cucharadita, 1/2 cucharadita de esencia de vainilla mantequilla para untar la sartén-
  • Elaboración. Añadimos 24 gramos de azúcar a las yemas y reservamos los 18 gramos restantes para las claras. Batimos las primeras con unas varillas eléctricas hasta blanquear. Añadimos la harina y la levadura tamizadas y mezclamos con suavidad. Añadimos la esencia de vainilla y mezclamos. Batimos las claras a punto de nieve añadiendo el azúcar poco a poco cuando empiecen a formar picos blandos. Incorporamos la mezcla anterior y mezclamos con movimientos envolventes. Calentamos una sartén a temperatura baja y engrasamos con mantequilla. Depositamos 3 cucharadas de la masa separadas y tapamos. Después de 4 minutos depositamos otras tres cucharadas de masa encima de cada tortita. Tapamos y esperamos 4 minutos. Volteamos y cocemos un par de minutos por el otro lado. Retiramos y reservamos. Engrasamos la sartén con más mantequilla y repetimos la operación, con otras 3 cucharadas de masa del mismo diámetro. Tapamos y esperamos 4 minutos. Cubrimos cada una con más masa y con las 3 tortitas que hemos reservado, con la parte más cruda hacia abajo. Repasamos los bordes con una espátula, agregando un poco de masa para igualar. Terminamos un par de minutos más tapadas y servimos.

Batido de fresa y plátano para padres con prisas

Batido

El Día del Padre cae este año en pleno martes y solo es festivo en algunas zonas del país, así que puede que no tenga mucho tiempo para desayunar tranquilamente. O podría ser como mi suegro, que ya jubilado siguen yendo con prisas todos los días porque no puede estarse quieto. En ese caso podemos agasajarle con un batido casero muy tentador y de plena temporada.

Fresas y plátano son una combinación ganadora que a muchos padres seguro que trasladará a la infancia. En casa nos gusta mucho prepararlo también con algunas galletas trituradas, y yo casi siempre añado aroma de vainilla o un poco de canela. Podrá tomarlo en casa antes de salir o llevárselo consigo si se lo preparamos en una botella para llevar bonita y hermética, que podría ser parte del regalo.

  • Ingredientes. 250 g de fresas, 2 plátanos, 250 ml de leche, 200 ml de nata líquida para montar, azúcar al gusto y chocolate negro rallado (opcional).
  • Elaboración. Lo primero que debemos hacer es montar la nata, que deberá estar muy fría para que suba bien. Añadiendo azúcar al gusto. Reservamos en la nevera. Lavamos las fresas, les quitamos el rabito y las troceamos. Pelamos los plátanos y los troceamos. En el vaso de la batidora colocamos los fresones, el plátano y la mitad de la leche. Trituramos hasta que queda todo bien unido. Según la densidad que deseemos añadimos el resto de la leche o solo un poco. La textura puede ser más o menos líquida, pero a la vez ser cremosa. Aprovechamos también para añadir azúcar al gusto y remover. Vertemos el batido en un vaso largo, decoramos la superficie con un par de cucharadas de nata; también podemos rallar por encima un poco de chocolate o adornarlos con cerezas o fresas. Servimos muy frío.

Foto de portada | iStock

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir