Publicidad

Siete platos que puedes tener listos con antelación si organizas en tu casa la cena de Nochevieja

Siete platos que puedes tener listos con antelación si organizas en tu casa la cena de Nochevieja
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

La cena de Fin de año es para muchos un buen motivo para reunirse entre amigos y celebrar una cena informal, como fase previa a una fiesta. Para ayudarte si vas a organizar esta reunión en tu domicilio, hemos seleccionado estos siete platos que puedes tener listos con antelación si organizas en tu casa la cena de Nochevieja para que tengas tiempo para atender a los invitados sin estar toda la noche en la cocina.

Todos ellos son platos fáciles de compartir, recetas sencillas y vistosas que te permitirán ser el anfitrión perfecto con tu familia o con tus amigos, sin tener que estar pendiente de cocinar nada en el último momento, para que puedas centrarte en la celebración de la última noche del año y en charlar y divertirte con quienes más aprecias. Además, puedes poner la mayoría de ellos en el centro de la mesa como aperitivos, continuar con una crema o una sopa como entrante y terminar con algún plato principal frío o fácil de calentar como los que te proponemos.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

1. Pastel frío o budín de cabracho

1366 2000

Se trata de un plato frío que puedes preparar con antelación y dejarlo en la nevera hasta el momento de servirlo. También se puede servir con salsa de tomate caliente y así jugar con el contraste de temperaturas. Es ideal para compartir y se hace muy fácilmente.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Cabracho 1 kg
  • Huevos 4
  • Salsa de tomate 30 g
  • Nata líquida para cocinar 50 ml
  • Mayonesa 50 ml
  • Aceitunas 4

Cómo hacer pastel de cabracho

Dificultad: Media
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 30 m

Aunque el cabracho tenga fama de tener muchas espinas, la mayoría de ellas están en la parte externa del pescado y en el interior tiene las mismas que cualquier otro. Además, si el pescadero nos saca los lomos, prácticamente no tendremos dificultad en cocerlo y retirar las pocas espinas que puedan haber quedado para hacer un pastel, puding o budín lleno de sabor. Merece la pena hacer el pastel con este pescado porque es mucho más sabroso que si hacemos un pastel de merluza, pescadilla o corvina.

Cocemos pues el cabracho durante 20 minutos en agua con sal. Una vez cocido y cuando ya no queme, retiramos las espinas y desmenuzamos la carne. Yo prefiero hacerlo a mano y no triturar con batidora porque me gusta más la textura como la del atún desmigado, mejor que la de un mousse o paté de pescado, pero eso a vuestro gusto.

Batimos los huevos, los mezclamos con el pescado y la nata y los metemos en un molde de cake previamente enharinado para que no se nos pegue en los bordes y podamos desmoldar fácilmente. Horneamos a 180ºC durante 40 minutos, y antes de sacar el pastel del horno, metemos una brocheta para comprobar que sale limpia.

Desmoldamos el pastel de cabracho y lo pasamos a una fuente donde lo serviremos cortando rodajas para cada comensal. Para decorarlo, me gusta extender una cucharada de mayonesa solo para la parte superior y decorar con unas aceitunas cortadas, tiras de pimiento rojo asado y unas huevas, pero podéis usar vuestra imaginación y hacerlo a vuestro gusto. Lo que sobre, lo envolvemos en film o en papel aluminio y lo conservamos en la nevera donde aguantará perfectamente durante tres o cuatro días.

Más detalles, aquí

2. Crema de hongos

1366 2000 1

Esta receta de entrante la puedes tener hecha el día anterior y bastará con calentarla en un cazo justo antes de servirla. Es fácil de hacer y resulta un plato elegante y reconfortante. Basta con preparar una pequeña cantidad para servir en una taza de consomé por comensal, por lo que además, resulta una receta económica.

  • Ingredientes: 500 g de Setas surtidas, pueden ser congeladas, 1 Cebolla, 100 ml de Leche evaporada, 400 ml de Caldo de verduras o agua, Sal gruesa y Aceite de oliva virgen extra
  • Elaboración: Comenzamos limpiando bien los hongos que vayamos a utilizar y cortándolos en trozos pequeños. Picamos una cebolla en brunoise y la pochamos a fuego lento en una sartén hasta que comience a tomar color. Agregamos los hongos variados y los salteamos durante 10 minutos. Reservamos unos pocos para decorar al servir. Pasamos el resto de los hongos a un cazo, agregamos el caldo de verduras o el agua, y cocemos durante unos 10 minutos, triturando a continuación con una batidora de mano para dejar con textura de puré. Añadimos la leche evaporada, -si queréis también podéis utilizar nata líquida- y mezclamos bien, dando un último hervor. Servimos la crema de hongos en tazas de consomé, decorando cada una de ellas con dos o tres trocitos de hongos.

Más detalles aquí

3. Crema especiada de calabaza y zanahoria

1366 2000 2

Otra buena alternativa es esta crema de verduras que puedes tener lista dándole un calentón justo antes de servirla. Con un toque especial de decoración a base de yogur y pipas, tu mesa de Nochevieja quedará estupenda.

  • Ingredientes: Aceite de oliva virgen extra, 15 g, 200 g de Cebolleta, 1 Diente de ajo, 1 pizca de Guindilla, 5 g de Comino molido, 5 g de Eneldo seco, 600 g de Calabaza, 150 g de Patatas, 100 g de Zanahoria, 600 ml de Caldo de verduras, 1 Yogur griego, Pipas de calabaza, Cilantro fresco y Sal y Pimienta negra molida
  • Elaboración: En una cazuela de fondo grueso calentaremos el aceite de oliva y le añadiremos la cebolleta picada, el diente de ajo picado y la guindilla. Sofreímos dos minutos. Añadimos entonces el comino y el cilantro machacados en un mortero, y dejamos cocinar otros dos minutos más. Cocinamos hasta que la cebolleta esté blanda, entonces añadimos la calabaza en dados, la patata también picada y la zanahoria en rodajas. Sofreímos durante cinco minutos y agregamos el caldo vegetal, dejando cocinar todo durante 25 minutos o hasta que las verduras estén blandas. Salpimentamos. Pasamos la mezcla al vaso de una batidora o a un robot de cocina y trituramos todo bien hasta que no queden tropezones. Para servir la crema, tostamos ligeramente las semillas de calabaza en una sartén durante dos minutos. Reservamos. Repartimos la crema en cuatro boles, y le hacemos en la superficie una espiral a cada ración con una cucharadita de yogur griego, colocamos unas semillas de calabaza y espolvoreamos con un poco de cilantro fresco. Servimos rápidamente.

Más detalles aquí

4. Sopa de pescado

1366 2000 3

Una sopa es un plato ideal para empezar la noche con un plato de cuchara que nos entone. Si preferís hacerla con productos cárnicos, podéis preparar la deliciosa sopa de picadillo tradicional andaluza pero si os apetece una sopa de pescado esta es la mejor opción.

  • Ingredientes: Caldo de pescado o fumet (aproximadamente) 1500 ml, 20 Langostinos crudos, Almejas 350 g, 700 g de Pescado blanco (bacalao, rape, merluza...) 1 Cebolleta pequeña, 1 Puerro pequeño, 1 Apio pequeño, 1 Zanahoria mediana, Pulpa de pimiento choricero o ñora 15 ml, una hoja de Laurel, Pimentón dulce media cucharadita, Pimentón picante al gusto, Azafrán una pizca, Pedro Ximénez 120 ml, Pimienta negra molida, Perejil fresco al gusto, Tomillo seco (opcional), Sal y Aceite de oliva virgen extra
  • Elaboración: Si ya tenemos fumet casero nos podemos ahorrar el paso de hacerlo. En caso contrario, con improvisar un poco rápidamente aprovechando las cabezas y cáscaras de los langostinos, y las cabezas o espinas del pescado -si las hubiera-, ya nos quedará mucho mejor que un caldo mediocre industrial. Lo primero es dejar a remojo las almejas en agua fría. Después recomiendo ir preparando las verduras; lavar las zanahorias, el puerro y el apio, pelar ligeramente y picar en piezas muy finas junto con la cebolleta y el puerro. Sacar la pulpa del pimiento choricero o ñora en el caso de que no tengamos reservas -yo siempre dispongo de porciones pequeñas en el congelador-. Aprovechar los restos de las verduras para el caldo. Pelar los langostinos sobre una cazuela que recoja los jugos, reservando los cuerpos limpios aparte. Poner dos o tres cucharadas de aceite de oliva a calentar y añadir los cuerpos de los langostinos y, si tenemos, cabeza o espinas de pescado. Salpimentar ligeramente y saltear a fuego vivo dejando que agarre un poco al fondo. Cubrir con agua, aproximadamente algo menos de dos litros. Llevar a ebullición y bajar el fuego; cocer unos 20 minutos. Colar y reservar. En la misma olla limpia o en otra cazuela calentar un poco de aceite y añadir las verduras. Salpimentar ligeramente, añadir el laurel y la pulpa de pimiento. Sofreír durante unos 8 minutos. Añadir el pimentón y el azafrán, remover muy bien y regar con el vino. Cuando evapore el alcohol, cubrir con un litro de caldo y cocer 10 minutos. Triturar con la batidora para deshacer la mayor parte de las verduras, que lo espesarán. Agregar el pescado limpio y troceado; pasados 5 minutos echar también los langostinos. Cuando empiecen a coger color echar las almejas bien escurridas y enjuagadas, tapar y esperar a que se abran. Si hiciera falta podemos añadir más caldo. Retirar el laurel, poner al punto de sal y servir caliente. Dar un golpe de pimienta recién molida y añadir perejil, eneldo o tomillo al gusto.

Más detalles aquí

5. Carpaccio de vieiras a los cítricos

1366 2000 6

Este precioso plato podéis ponerlo como entrante o como plato principal, acompañado de unas tostas de pan crujiente. Su delicioso sabor tras la marinada de cítricos os va a encantar a todos

  • Ingredientes: 30 g de Aceite de oliva virgen extra, 15 g de Vinagre de arroz, media Lima, media Naranja, Jengibre fresco un trozo de 1 cm, Vieiras (solo la carne), 300 g, un cuarto de Tomate, Semillas de sésamo y Escamas de sal
  • Elaboración: Comenzamos por la vinagreta o marinada, así la tendremos lista para extender sobre las vieiras una vez laminadas. Rallamos el jengibre, la media lima y la media naranja con un rallador fino. Exprimimos también los jugos de la lima y la naranja. En un cuenco hondo mezclamos el aove, el vinagre de arroz, 1/2 cucharadita de ralladura de lima, 1/2 cucharadita de ralladura de naranja, 1/4 cucharadita de jengibre rallado, 1 cucharadita de zumo de lima y 1 cucharadita de zumo de naranja. Batimos con unas varillas metálicas hasta integrar y emulsionar. Retiramos los corales de las vieiras y nos quedamos sólo con el solomillo, que laminamos finamente con ayuda de un cuchillo bien afilado. Colocamos las láminas de vieira sobre un plato grande o dos platos pequeños, bien extendidas, y regamos con la vinagreta que tenemos preparada y reservada. Introducimos en la nevera y dejamos marinar durante una hora. Mientras tanto, pelamos un tomate y lo cortamos en cuartos. Utilizamos sólo uno de ellos, aunque la cantidad de tomate es opcional, de modo que al gusto. Retiramos las pepitas con ayuda de una cucharita y cortamos la carne del tomate en pequeños dados. Cuando el tiempo de marinado ha terminado, retiramos la vieira de la nevera y dejamos que se atempere ligeramente. Entonces repartimos las pepitas de tomate y los dados sobre la vieira, espolvoreamos con semillas de sésamo y con escamas de sal y servimos.

Más detalles aquí

6. Rosbif con gajos de manzana y cebollas confitadas

1366 2000 4

Puedes tener cocinada esta receta, filetearla en rodajas y reservarla hasta el momento de la cena, calentando bien la salsa y la guarnición, podrás hacer felices a los comensales con un plato elegante y sabroso.

  • Ingredientes: 1.5 kg de lomo de ternera, 2 Manzanas, 12 Cebollitas francesas, Mantequilla, 50 g y 2 cucharadas de Aceite de oliva virgen extra
  • Elaboración: Comenzamos dorando el lomo de ternera o rosbif -que habremos mallado o pedido que nos aten en la carnicería-, en una sartén con 20g de mantequilla. No temáis dejarlo un par de minutos por cada cara. Por dentro apenas se cocinará pero tomará un estupendo color para después. Además, debido a las reacciones de Maillard de caramelización la salsa tendrá luego un color más oscuro y será más sabrosa. En una fuente de horno ponemos la carne, la mantequilla que haya quedado en la sartén, las cebollitas y añadimos una cucharada sopera de aceite de oliva. Salpimentamos ligeramente y horneamos. Podéis hacer la carne a 190º durante una hora y media, para un aspecto más cocinado y de color pardo, o si como a mí os gusta la carne sonrosada pero cocinada, como se ve en la foto del collage un poco más abajo, asarla a 130º durante dos horas. Si metéis una sonda en el centro podréis controlar la temperatura en el corazón de la pieza para dejarla a vuestro gusto. Una vez cocinado el rosbif, dejamos que repose, envuelto en papel aluminio durante 20 minutos para que los jugos recirculen y se asienten. Además así será mucho más fácil cortar tajadas finitas. Mientras, retiramos las cebollas que se habrán cocinado muy lentamente con la carne y sus jugos. Para hacer la guarnición, cortamos dos manzanas en gajos como si fueran patatas y las doramos con 30g de mantequilla. Cuando estén las manzanas, metemos también las cebollas confitadas y las doramos para que tengan mejor pinta. Para hacer la salsa, recogemos los jugos de la cocción que quedaron en la fuente del horno, desglasamos con un chorrito de vino o cognac y trituramos con la batidora, añadiendo una de las cebollitas confitadas para que la salsa tenga más cuerpo. Servimos aparte en salsera.

Más detalles aquí

7. Tarta de chocolate lista en 15 minutos

1366 2000 5

El mejor final para nuestro menú es esta deliciosa tarta de chocolate que podéis tener lista en 15 minutos y que además podéis aprender a hacer mirando el vídeo que hemos preparado. Después de una pequeña porción podréis disfrutar las uvas de la suerte y las copas de cava o champagne para brindar por el nuevo año.

  • Ingredientes: 240 g de Galletas tipo Digestive, 90 g de Mantequilla a temperatura ambiente, 250 g de Chocolate negro para postres, 1 litro de Leche entera, Cuajada en polvo dos sobres, 50 g de Azúcar y 100 g de Chocolate blanco para decorar
  • Elaboración: Trituramos las galletas dentro de una bolsa de plástico bien cerrada y pasando por encima un rodillo. Agregamos la mantequilla a temperatura ambiente o, incluso mejor, ligeramente fundida. Mezclamos bien para obtener una masa homogénea. Cubrimos la base y laterales de un molde desmoldable de 25 cm, aplastando bien para compactar, y guardamos en la nevera o congelador para que endurezca. Mientras tanto preparamos el relleno. Picamos el chocolate y lo calentamos en un cacito junto con la leche, los dos sobres de cuajada y el azúcar durante 10 minutos. Removemos bien para que no queden grumos. Vertemos sobre la base de galletas y dejamos cuajar en la nevera durante cuatro horas aproximadamente. Con un pelador hacemos virutas de chocolate blanco y decoramos la tarta en el momento de servir.

Más detalles aquí

En Directo al Paladar | 46 ideas originales para la cena de Nochevieja
En Directo al Paladar | Cómo transformar tus sobras de Nochevieja en un brunch de Año nuevo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios