Compartir
Publicidad

Paleta de cerdo asada, su pulled pork y su gelatina, la receta de carne al horno ideal para celebraciones

Paleta de cerdo asada, su pulled pork y su gelatina, la receta de carne al horno ideal para celebraciones
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La paleta de cerdo o paletilla es una carne muy sabrosa y jugosa, que queda estupenda tanto asada en el horno como cocinada en Crock-Pot, como ya vimos en esta deliciosa receta con toque oriental. Hoy vamos a hacer una paleta de cerdo asada, con su salsa y su gelatina, una receta de carne al horno ideal para celebraciones, y ya veréis qué bien os viene para las próximas reuniones familiares.

La carne queda tan tierna que se puede deshacer con un tenedor, la salsa, muy abundante es perfecta para calentar la carne y pide pan del sabor que tiene y la gelatina es prueba de lo sabroso que es este plato, que no requiere casi atención para su elaboración. Veréis qué fácil es hacer esta receta.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Paletilla de cerdo deshuesada de 1,5 kg aproximadamente 1
  • Caldo de carne 300 ml
  • Sal y pimienta al gusto
  • Hierbas provenzales al gusto para dar aroma
  • Patata para hacer puré de guarnición

Cómo hacer paleta de cerdo asada, con su salsa y su gelatina para celebraciones

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 2 h
  • Cocción 2 h

Me encantan estas recetas con piezas grandes de cerdo para asar porque son muy agradecidas y siempre quedan deliciosas. Cuando hicimos la pata asada al estilo canario, ya visteis que es una carne blanca y muy tierna que gusta a todos y por eso hoy la vamos a utilizar otra vez en esta receta.

Comenzamos poniendo la pieza de paletilla en una fuente amplia de horno y salpimentamos su exterior. Picamos bien las hierbas aromáticas, -yo he usado tomillo, romero, salvia y melissa, pero usad las que más os gusten- y las espolvoreamos sobre la superficie de la paleta. Ponemos al horno precalentado a 200ºC y dejamos que se vaya cocinando.

Cuando lleve 30 minutos, añadimos 300 ml de caldo de carne y dejamos otros 30 minutos. Entonces, damos la vuelta a la pieza y la dejamos cocinar otra hora más. En ese tiempo, la carne quedará perfectamente tierna y soltará sus jugos y su grasita, que se mezclarán con el caldo de carne en el que se asa y se cuece. La piel quedará jugosa y crujiente en su exterior.

Sacamos del horno y fileteamos en rodajas de 1,5 cm de grosor. La parte que se nos rompa y la que queda cerca del hueso, la o deshilachamos para cosumir como pulled pork, ideal para hamburguesas y sandwiches. Guardamos la mitad de la salsa en un táper y la dejamos en la nevera donde cuajará como gelatina. La desmenuzamos con un tenedor y la usamos para decorar y servir. El resto de la salsa, podemos calentarla y servir del modo habitual en los asados. Acompañamos con unas patatas cocidas para hacer un puré de guarnición.

Paleta Asada Su Pulled Pork Y Su Gelatina

Con qué acompañar la paleta de cerdo asada

Esta carne tan jugosa, la paleta de cerdo asada es estupenda como plato principal, acompañada por uno de nuestros grandes purés de patata especiales para guarnición. Antes, lo mejor es servir unos buenos aperitivos y toda la familia quedará contenta y bien satisfecha.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio