Receta de almejas con alubias, una cazuela marinera irresistible y fácil

Receta de almejas con alubias, una cazuela marinera irresistible y fácil
Sin comentarios
3 votos

Uno de los curiosos matrimonios mejor avenidos que puede haber para unas alubias son las almejas. Guiños de cocina asturiana para una especie de mar y montaña del que ya conocemos otras preparaciones como las fabes con almejas.

Solución perfecta para comer legumbres y marisco al mismo tiempo, este tipo de cazuelas siempre son muy reconfortantes y en la cocina nos exigen muy poquito trabajo, más allá de seleccionar un buen género, tanto para las alubias (que no sean muy viejas) como para las almejas (que sean bien frescas).

A partir de ahí el resto es coser y cantar, sobre todo si contamos con un buen fumet o caldo de pescado y con un vino blanco bien aromático para realzar los sabores marineros de este platazo que, además, podéis engordar con otros mariscos.

Gambas, cigalas, langostinos y otros crustáceos elegantes, incluyendo los calamares, son susceptibles de participar en esta receta, así que no dudéis si queréis recurrir a ellos. Por último, si no tenéis alubia normal, podéis recurrir a la alubia arrocina, que también da buen resultado.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Almejas 500 g
  • Alubias blancas secas 400 g
  • Dientes de ajo 2
  • Cebolla 1
  • Pimiento rojo 0.5
  • Pimiento verde 0.5
  • Tomate maduro 1
  • Caldo de pescado o fumet 1 l
  • Vino blanco 150 ml
  • Pimentón agridulce cucharadita 1
  • Laurel hoja 1
  • Ñora 1
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer almejas con alubias

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 2 h
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 1 h 45 m

El primer paso de la receta es poner las alubias en remojo la noche anterior con abundante agua para que se rehidraten. También podríamos hacer esta receta con alubias cocidas en conserva, pero queda peor porque no cogen tan bien el caldo.

Al día siguiente nos ponemos en marcha, picando la verduras en brunoise, que pocharemos en una cazuela amplia a fuego suave con un pelín de aceite durante unos 20 minutos. Pasado ese tiempo agregamos el tomate triturado, las especias y cocinamos otro cuarto de hora.

Luego añadimos el vino, dejamos que evapore bien y añadimos el caldo y las alubias. Cocinaremos todo durante una hora más o menos, a fuego suave y a medio tapar, durante una hora.

Pasado ese tiempo las alubias estarán listas, así que en el último minuto añadimos las almejas, dejamos que se abran y cocinamos un par de minutos más, retirando alguna almeja que no se hubiera abierto. Si vemos que el caldo no ha quedado trabado, cogemos un par de cucharadas de alubias, las machacamos y las devolvemos a la cazuela para engordarla.

3 votos

BRA PRIOR Cacerola alta con tapa de cristal y asas de silicona, 24 cm

Con qué acompañar las almejas con alubias

Clásico donde los haya de la cocina del norte y prima hermana de la fabada asturiana, esta receta de almejas con alubias necesita muy poquitos complementos para triunfar, pues funciona como plato único a la perfección.

Quizá, para acompañar, podríamos pensar en seguir aprovechando nuestra incursión en el mercado a costa de las almejas y marchar un picoteo a costa de almejas a la marinera o, siguiendo la linde asturiana, con unos tortos de maíz o con un pastel de cabracho.

En DAP | 17 recetas de almejas para triunfar en las reuniones familiares
En DAP | Receta de alubias blancas con chorizo, un plato tradicional de cuchara que siempre apetece

Temas
Inicio