Cómo hacer salsa harissa casera, un aliño picante típico de Túnez y del Magreb

Cómo hacer salsa harissa casera, un aliño picante típico de Túnez y del Magreb
Sin comentarios
2 votos

Es bastante posible que la cocina española no esté entre las más picantes del mundo, sobre todo si las comparamos con gastronomías subidas de tono como son la mexicana, la peruana, la india o la tailandesa.

Sin embargo, no tenemos por qué irnos al otro confín del mundo para descubrir salsas bastante picantes. A veces basta con cruzar el 'charquito —perdóname, mar Mediterráneo— y descubrir salsas como esta harissa, una de las banderas de la cocina tunecina y ahora presente en todo el Magreb que es bien potente y se elabora triturando chiles secos con una pizca de aceite, aunque hoy omitimos el aceite.

Aunque los tunecinos se la echan a prácticamente todo, incluyendo el cuscús y cualquier plato con carne, verdura o pescado, nosotros no nos atreveríamos a llegar a ese extremo, pero sí a utilizar como cualquier otra salsa picante. La moderación, al gusto, ponedla vosotros como más os apetezca. Podéis añadirla a la salsa barbacoa casera para darle un toque muy especial.

Nosotros os vamos a dar una receta infalible para hacer una auténtica salsa harissa, aunque la original se hace con los pimientos y chiles que se cultivan en la ciudades de Nabeul y Gabes. Perfecta representante de su cocina, la harissa es un clásico del Magreb como pasa con los tajine, la chermoula o el ras el hanout y es igual de importante en sus cocinas como puede ser el tzatziki para un griego o el tabulé y el labneh en los países de Oriente Medio.

Además, suelen secarse porque el sabor se acrecienta y se hacen aún más bravos. Por cierto, la palabra harissa en árabe significa algo parecido a 'romper en pedazos', así que cobra sentido cómo se encuentran estos chiles secos antes de la receta.

Ingredientes

Para 1 unidades
  • Chile seco 75 g
  • Cilantro molido seco 3 g
  • Semillas de alcaravea secas 1.5 g
  • Zumo de limón 10 ml
  • Sal 2 g
  • Agua 35 ml

Cómo hacer salsa harissa casera

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 10 m

La receta es sencillísima, ya que solo hay que calentar agua y añadir allí todos los ingredientes hasta que se hidraten.

Una vez hayan doblado su volumen y se hayan hidratado, en torno a los 20 minutos, podemos triturar todo el conjunto hasta que obtengamos una pasta más o menos espesa. Si queda demasiado espesa, corregir con algo más de agua tibia.

2 votos

Le Phare du Cap Bon Pasta de Harissa - 70 gr

Con qué utilizar la salsa harissa

Podemos recurrir a la harissa para hacer más picante cualquiera de nuestros platos, además podéis tunearla al gusto. Esta receta que os traemos hoy es muy picante —aviso—, así que podéis usar mucho menos chile y, además, podéis utilizar también algo de aceite de oliva para hacerla más densa.

A partir de ahí, las opciones son infinitas para cualquier plato en el que quieras poner un toque de sabrosura como en pastas, arroces o incluso añadiendo una pizca a una sopa o a un estofado, que lo va a levantar muy bien.

En DAP | Za'atar, la mezcla de especias árabe que transformará tus platos: cómo hacerlo y usarlo en tu cocina (con siete recetas para probar)
En DAP | Cómo hacer falafel casero: receta fácil y deliciosa

Temas
Inicio