Publicidad

Estos son los nutrientes que pueden hacerte engordar y perjudican la salud, por eso, recomendamos evitarlos en tu mesa habitual

Estos son los nutrientes que pueden hacerte engordar y perjudican la salud, por eso, recomendamos evitarlos en tu mesa habitual
Sin comentarios

Al momento de adelgazar o buscar el mantenimiento de un peso saludable, no sólo es importante sumar alimentos o nutrientes que favorezcan la saciedad y nos ayuden a controlas las calorías que ingresan al cuerpo, sino también, es fundamental reconocer los nutrientes que pueden hacerte engordar y perjudicar la salud. Por eso, te mostramos son los componentes que recomendamos evitar en tu mesa habitual.

Hidratos que se asimilan fácilmente: adictivos y poco saciantes

Azucaredulcorantes

Entre los alimentos fuentes de hidratos encontramos muchas opciones. Algunos de ellos de excelente calidad como legumbres, frutas y verduras frescas o granos enteros que se digieren y absorben lentamente brindando gran saciedad al organismo.

En el extremo contrario se encuentran hidratos de fácil asimilación o absorción como son los azúcares libres y añadidos así como las harinas refinadas que por su nulo o escaso contenido de fibra no sacian y elevan rápidamente la glucosa en sangre.

Esto se traduce en un pico de glucosa que estimula la liberación de hormonas que favorecen el almacenamiento de grasas y por ello, pueden favorecer el aumento de peso así como perjudicar la salud.

Como si fuera poco, se ha observado que los azúcares o hidratos de fácil asimilación promueven una conducta adictiva, es decir, su consumo habitual nos empuja a comer más y más pudiendo ello favorecer el balance energético positivo que nos conduce a engordar.

Grasas trans: las más perjudiciales para la salud

Donuts 2969490 1280 2

Tal como sucede con los hidratos, entre las grasas hay opciones muy beneficiosas y de ayuda al momento de adelgazar pero también hay otras perjudiciales para la salud y que ocasionan el efecto contrario sobre el peso y grasa corporal.

Las mejores opciones cuando buscamos no engordar o adelgazar serán grasas insaturadas, mientras que las enemigas de nuestra línea son las famosas grasas trans que siempre aconsejamos limitar en la mesa habitual.

Se encuentran en alimentos procesados y ultraprocesados sobre todo y además de elevar factores de riesgo cardiovascular, se las ha vinculado a una mayor acumulación de grasa a nivel abdominal. Así, promueven el aumento de peso, la obesidad y enfermedades asociadas.

Sodio: sin calorías pero nos empuja a comer más

Salt 1778597 1280 1

Es un ejemplo claro de que las calorías no dicen todo al momento de cuidar lo que comemos, pues el sodio no ofrece energía al cuerpo pero sí resulta un componente adictivo de nuestra dieta y puede empujarnos a comer más.

El sodio, que forma parte de la sal y todo aquello que lo contenga siendo abundante en productos industrializados, puede promover el ingreso de calorías favoreciendo el sobreconsumo según se ha demostrado y esto, puede ser la causa de nuestro incremento de grasa y peso corporal.

Por ello, el sodio o la sal es un ingrediente a evitar en nuestra dieta no sólo si no deseamos engordar sino también, si no queremos perjudicar la salud con su exceso en la mesa diaria.

En su reemplazo, recomendamos acudir a hierbas y especias diversas, elaborar aliños, salsas y aderezos caseros para reducir las opciones industriales ricas en sodio y así, moderar el consumo intentando no superar los 2 gramos diarias como recomienda la OMS.

Alcohol: un componente con calorías vacías

Alcoholazucar

El etanol o alcohol que encontramos sobre todo en bebidas no es un nutriente en sí pero constituye un componente nutritivo debido a que aporta calorías al organismo.

Sin embargo, sólo ofrece energía, es decir calorías vacías sin ningún nutriente de calidad y aun en dosis moderadas a mínimas puede resultar nocivo para la salud.

Lo peor es que se utiliza como combustible en el cuerpo y así, favorece el almacenamiento de grasas en el organismo siendo por ello un componente a evitar en la dieta habitual si no deseamos engordar o si buscamos perder peso.

Además de propiciar el almacenamiento de grasas, puede incrementar nuestro apetito y reducir la saciedad al producir alteración de hormonas involucradas en este proceso, tal como ha sido comprobado en estudios.

Por todo esto, el alcohol es otro componente que recomendamos evitar si no deseamos engordar o perjudicar la salud del organismo.

Estos son los nutrientes que pueden hacerte engordar y que recomendamos evitar en la dieta habitual si deseas cuidar la línea y proteger la salud.

En Directo al Paladar | 11 alimentos que pueden generar adicción si los consumes con frecuencia Imagen | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios