Compartir
Publicidad

Hojaldres de espárragos y jamón. Receta fácil para el picoteo

Hojaldres de espárragos y jamón. Receta fácil para el picoteo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya es fin de semana, ya inició la primavera y, por fin ya el sol da señales que calentar un poco más. ¿Qué más necesitamos para aprovechar para reunirnos en familia o entre amigos? Disfrutar de un picoteo junto con unos buenos, y bien merecidos, tragos, a la vuelta de una conversación es un momento ideal para compartir algo casero con sabor y original.

Hoy te propongo una receta extremadamente sencilla de unos hojaldres de espárragos y jamón que son una verdadera delicia para cualquier picoteo. Son sencillos de reparar u tienen la ventaja de poderse comer calientes o tibios. Para no complicarte la vida lo mejor será comprar una lámina de hojaldre refrigerado y listo.

Ingredientes para diez piezas

  • 200g de hojaldre, 500g de espárragos finos, 2 lonchas de jamón serrano, 2 lonchas de queso Edam (puedes usar cualquier otro queso que te agrade de la misma familia), 1 huevo, 1 cucharita de sésamo, sal y pimienta negra molida.

Cómo hacer hojaldres de espárragos y jamón

Vamos a cortar la lámina de hojaldre en cuadritos de unos ocho centímetros de largo que colocamos sobre una hoja de papel antiadherente ella misma colocada en un plato para horno. Pasamos los espárragos bajo el choro de agua fría y les cortamos la parte inferior más dura. Tratamos de cortarlo todos del mimos tamaño.

Cortamos las lonchas de jamón y queso de un tamaño inferior al de los cuadritos de hojaldre. Colocamos el jamón sobre el hojaldre, unos dos o tres espárragos y el queso. Doblamos dos esquinas hacía el interior de tal forma que podamos "cerrar" cada hojaldre. Batimos el huevo con el que recubromos los hojaldres con un pincel, esparcimos el sésamo. Horneamos, a 180ºC, por unos 25 a 30 minutos máximo.

Hojaldres Esparragos Receta

Tiempo de elaboración | 40 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Estos deliciosos hojaldres de espárragos y jamón se pueden comer calientes, tibios y hasta al tiempo, aunque seguramente al probarlos tus invitados se los van a comer rapidísimo. Lo ideal sería disfrutarlos con una copita de vino rosado o blanco seco, ambos muy fríos. Tratándose de una textura de hojaldre lo ideal es no usar el microondas para recalentarlos y más bien el horno tradicional.

Directo al Paladar | Cómo hacer una típica pizza hawaiana
Directo al Paladar | Burritos de atún picante y aguacate. Receta fácil y saludable

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos