Publicidad

Hojaldres de crema de almendra, el postre más fácil (receta con vídeo incluido)

Hojaldres de crema de almendra, el postre más fácil (receta con vídeo incluido)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Resulta increíble cómo, con tan poquísimo esfuerzo, se puede conseguir un postre tan delicioso como estos hojaldres de crema de almendra o franchipan. Una receta perfecta para principiantes con la que quedar como maestros reposteros sin serlo, porque es -posiblemente- nuestro postre más fácil.

Podéis usar almendra molida si no contáis con un electrodoméstico adecuado para triturarla y mezclar los ingredientes de la crema de almendra a mano, removiendo bien hasta integrar. Es importante que el hojaldre esté bien frío para que lo podamos manejar sin problema. Recomendamos que lo tengáis en la nevera hasta el momento de usar.

Ingredientes

Para 12 unidades
  • Hojaldre láminas 3
  • Almendras crudas enteras y peladas 110 g
  • Azúcar 110 g
  • Mantequilla fundida 80 g
  • Huevos 4
  • Aroma de almendras 1/2 cucharadita
  • Ron (licor) 1/2 cucharadita
  • Almendra laminada (granillo o en bastones) 50 g
  • Azúcar glasé para decorar

Cómo hacer hojaldres de crema de almendra

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 35 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 15 m

Separamos las claras (que guardamos para otra elaboración) de las yemas. De estas últimas reservamos una. Las otras tres las trituramos junto con las almendras, el azúcar, la mantequilla fundida, el aroma de almendras y el ron hasta obtener una pasta homogénea. Reservamos.

Cortamos 36 círculos de hojaldre con un cortapastas de 6,5-7 cm y retiramos el interior de 12 de ellos con un cortapastas más pequeño, haciendo aros. Colocamos 12 de los círculos en dos bandejas de horno cubiertas con papel sulfurizado. Pincelamos los bordes con la yema que tenemos reservada. Cubrimos con los 12 aros de hojaldre y pincelamos de nuevo. Rellenamos el interior con un poco de crema de almendras y tapamos con los últimos 12 círculos de hojaldre.

Por último pincelamos con yema de huevo y repartimos la almendra laminada por la superficie de los hojaldres. Introducimos en la parte baja del horno, precalentado a 210ºC con calor arriba y abajo, y cocemos durante 15 minutos o hasta que estén dorados. Dejamos enfriar y en el momento de servir espolvoreamos con azúcar glasé.

Con qué acompañar los hojaldres con crema de almendra

Perfectos para la sobremesa, a estos hojaldres con crema de almendra les sienta de maravilla un café o una infusión. Aunque, si los servimos como postre de una comida o cena especial, y los regamos con un chorrito de salsa inglesa seguro que nos hacen la ola.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios