Pastel de atún en conserva y salmón. Receta

Síguenos

pudin-bonito.jpg

Esta receta de pastel de atún en conserva y salmón, puede ser una forma sencilla de resolver un aperitivo, un entrante o incluso una cena, ya que resulta fácil y rápida de preparar, es económica y además tiene bastante efecto saciante.

En casa de mi madre, a este plato se le llamó siempre pudding de atún, pero ya que los pudding suelen ser platos dulces, y en su denominación francesa boudin, pueden aludir a dulces o a embutidos, para evitar confusiones, he preferido llamarlo pastel, porque además creo que es una denominación más exacta.

Ingredientes para 4 personas

  • 400 gr de atún en conserva (al natural) o de bonito, escurridos, 100 gr de salmón ahumado, 3 huevos, 2 cucharadas de salsa de tomate frito, 100 ml de nata líquida, media cebolla, sal y pimienta. Salsa mahonesa y tomate frito para acompañar

Cómo hacer un pastel de atún en conserva

Comenzamos picando la media cebolla y rehogándola hasta que esté transparente en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra. Dejamos enfriar y reservamos. Continuamos desmenuzando bien el atún o el bonito en conserva, y lo colocamos en un bol. Es importante escurrir bien el líquido en el que viene, para que luego nuestro pastel pueda cuajar bien.

Picamos bien finito el salmón ahumado en virutas del mismo tamaño que las del atún y lo mezclamos bien. Añadimos las cucharadas de tomate frito y la cebolla, y movemos hasta integrar todos los ingredientes. Añadimos la nata líquida y seguimos mezclando.

pudin.jpg

Batimos los huevos, y los añadimos al bol removiendo el contenido que, una vez esté bien integrado, servirá para rellenar el molde. Untamos con mantequilla y espolvoreamos con pan rallado el fondo y las paredes de un molde alargado tipo plumcake para facilitar su desmoldado y lo rellenamos con el preparado.

Horneamos a 180º al baño maría durante 40 minutos aproximadamente, dependiendo del horno, y sacamos cuando vemos que ha cuajado, lo que podemos verificar, cuando metamos una brocheta y salga limpia, y la superficie del pastel tenga un poco de color dorado.

Tiempo de elaboración | Una hora
Dificultad | Fácil

Degustación

En general el pastel de atún en conserva y salmón se toma frío, acompañado de mayonesa, pero si os gusta, se puede acompañar también con tomate frito caliente. Como véis en la foto yo utilicé las dos salsas, para disfrutar del contraste, e incluso puse una cucharadita de huevas de salmón y unos rollitos de salmón ahumado con forma de rosas, para decorar.

En Directo al Paladar | Metales pesados en el atún y el pez espada. Sanidad desaconseja su consumo
En Directo al Paladar | Pastel de atún

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios