Compartir
Publicidad

Pasas, sal y olivos: estos son los tres espacios agrícolas que la ONU protege en España

Pasas, sal y olivos: estos son los tres espacios agrícolas que la ONU protege en España
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Organización de las Naciones Unidas, a través de la FAO, ha reconocido recientemente al Sistema Agrícola Olivos Milenarios del Territorio Sénia como Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM). Se une así a los otros dos territorios que ya gozaban de esta protección: la Producción de la uva pasa de la Axarquía malagueña y a la Producción de sal del Valle Salado de Añana en Álava.

A diferencia de los bienes materiales o de los espacios naturales, los enclaves reconocidos como Patrimonio Agrícola son espacios complejos, vivos y en constante evolución, un reflejo de la relación de sus habitantes con el entorno, la biodiversidad y el contexto cultural y social. Son poco más de 50 sitios protegidos en todo el mundo, y España cuenta ya con tres de estos espacios que la ONU reconoce como sistemas únicos que merece la pena salvaguardar.

Sistemas reconocidos como Patrimonio Agrícola Mundial: ¿qué son?

Fuera del ámbito jurídico, el patrimonio es el conjunto de bienes, materiales o inmateriales, creaciones o recursos con valor histórico, cultural, social, natural o económico; por tanto puede adoptar muchas formas diferentes. Los espacios catalogados como Patrimonio Agrícola no solo poseen riqueza medioambiental, suponen sistemas complejos en los que interviene tanto el ser humano como comunidad en relación constante con el medio, y su adaptación a este.

Arrozal

Son espacios únicos en los que convive la propia biodiversidad natural con la actividad humana, influenciándose mutuamente. Destacan por su valor cultural, su riqueza paisajística y las especies animales y vegetales propias, que proporcionan valiosos recursos de subsistencia para sus habitantes, pero de forma sostenible y respetando el propio entorno.

Estos modos de vida van pasando de generación en generación mediante costumbres tradicionales y el desarrollo de nuevas innovaciones que garantizan la supervivencia del medio y de sus gentes; también en esa transmisión de conocimientos reside parte de la riqueza de estos espacios, y así lo reconoce la FAO.

Japón

Algunos sistemas internacionales que ilustran el concepto de Patrimonio Agrícola son, por ejemplo, el cultivo tradicional de wasabi en Shizuoka, Japón; la producción de dátiles en el oasis Siwa de Egipto; los jardines agrícolas flotantes de Bangladesh o el área patrimonial de pastoreo Masai en Engaresero, Tanzania. España ahora ya cuenta con tres espacios protegidos, liderando de este modo a los países europeos.

La creación de la os SIPAM tiene como objetivo identificar, difundir y proteger estos espacios, impulsando su reconocimiento mundial buscando también la implicación de las instituciones locales. Además se pretende ayudar a las comunidades con los medios adecuados para lograr un mejor manejo de los espacios, y que así continúen siendo económicamente viables y sostenibles.

Producción de la uva pasa moscatel de la comarca de la Axarquía

La uva pasa variedad moscatel es un producto con Denominación de Origen Protegida, de producción exclusiva en la comarca malagueña de la Axarquía. Aunque no está claro cuándo se introdujo la uva moscatel en esta zona, sabemos que la elaboración de frutas deshidratadas tuvo un gran desarrollo en tiempos de Al-Ándalus. Ya en el siglo XIX esta pasa comenzó a adquirir una gran popularidad por sus peculiares características.

Pasas

En comparación con las pasas sultanas o de corinto, la moscatel es de gran calibre, redondeada y de color oscuro rojizo, con tintes violáceos que recuerdan a la propia fruta natural. Su aroma y sabor son inconfundibles; es una pasa profundamente aromática, con la fragancia dulce tan característica del moscatel.

La pasa moscatel es un producto único de elaboración totalmente artesanal

La elaboración continúa a día de hoy con las técnicas artesanales, cosechando la uva de forma tradicional y dejándola secar en los paseros al aire libre, para que se produzca la transformación natural del fruto. Después se procede a desgranar cada pasa manualmente en el llamado "picado", un proceso que suelen realizar familias dedicadas enteramente a este producto.

La candidatura de este espacio fue aprobada por la FAO en noviembre de 2017, convirtiéndose en uno de los primeros sitios de Europa con protección de SIPAM, junto con el Valle Salado de Añana. La uva pasa moscatel no solo es un producto único y excepcional, también tiene mucho valor la propia producción, un cultivo sostenible con el medio, mediante técnicas tradicionales, que es el sustento económico de la comunidad rural.

Producción de sal del Valle Salado de Añana

Valle Salado de Añana

Situado a unos 30 kilómetros de Vitoria, en la provincia de Álava, el Valle Salado de Añana es una salina de interior también única como enclave y por la actividad humana que le ha dado forma. Se trata de un paisaje cultural ligado a la propia producción de la sal, un recurso natural de gran valor que procede de los manantiales de agua salada de la zona.

El Valle Salado de Añana es un ejemplo vivo de patrimonio cultural unido al medio natural

Los últimos yacimientos arqueológicos apuntan a que los orígenes de estas salinas se podrían remontar hasta 7 000 años, y su explotación ha evolucionado mucho a través de los distintos pobladores y comunidades que han habitado la zona. La sal ha sido durante muchos siglos un recurso muy valioso, fundamental para la conservación de alimentos y otros usos que le han dado siempre un gran valor económico.

Reconocido también en 2017 como espacio protegido SIPAM, el Valle Salado es un ejemplo de paisaje con características naturales, sociales, culturales e históricas completamente únicas, en las que el ser humano ha sabido adaptarse para sobrevivir y mantener vivas unas tradiciones que siguen siendo motor económico de la zona, siempre en sostenibilidad con el medio.

Sistema Agrícola Olivos Milenarios del Territorio Sénia

Olivosmilenarios

Los olivos milenarios del Territorio Sénia son los protagonistas de la reciente incorporación española al catálogo de sitios SIPAM. El peculiar paisaje se encuentra en Cenia -La Sénia-, municipio del sur de Tarragona y cruce de caminos con Aragón y la Comunidad Valenciana. Durante muchos siglos el aceite de oliva fue la base económica de la zona, y su elaboración se mantiene en la actualidad.

El gran valor de este entorno reside en el propio paisaje natural, muy rico y diverso, modificado por la actividad humana del cultivo del olivo siempre en armonía con la propia naturaleza. Esta actividad histórica tradicional ha dejado un patrimonio arbóreo único del que son testigos los olivos milenarios repartidos hoy por 22 municipios de las tres comunidades.

El paisaje del Territorio Sénia concentra el mayor número de olivos milenarios del mundo

Es la Mancomunidad de la Taula del Sénia la que lleva tiempo trabajando en poner en valor este importante legado patrimonial, y tienen censados casi 4 800 ejemplares de olivos milenarios o monumentales, los cuales son visitados hoy como obras de arte naturales, de gran valor cultural. El esfuerzo divulgativo trabajando por impulsar un desarrollo sostenible han sido determinantes para obtener la aprobación de la candidatura por parte de la FAO.

Fotos | MAPAMA - Silvia Moyano López - Pixabay

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio