Compartir
Publicidad
Publicidad

11 recetas con espinacas… para los que no nos gustan las espinacas

11 recetas con espinacas… para los que no nos gustan las espinacas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchos somos los que hemos crecido viendo la serie Popeye, y con ella a nuestra madre intentando convencernos de las virtudes de unas "hojas verdes" llamadas espinacas. Yo no sé en vuestro caso, pero en el mío, ni el ser fan de Popeye, ni la insistencia de mi madre, consiguieron que las espinacas simplemente cocidas y puestas en un plato, entraran en mi vida para quedarse.

El tiempo a pasado y sigo teniendo la misma opinión, aunque reconozco que en determinadas elaboraciones en donde van incluidas, no solo me gustan, sino que me encantan. Como me imagino que a muchos os pasará lo mismo y querríais incorporarlas en vuestra dieta, hoy os presento 11 recetas con espinacas… para los que no nos gustan las espinacas, y que seguro conseguirán que las améis.

Recetas con espinacas “escondidas”

Una de las mejores formas de comer las espinacas, tanto los niños como los mayores, es integrarlas en alguna preparación. De esta manera, la espinaca queda camuflada entre el resto de ingredientes, aportando sus propiedades, pero sin que a la vista se vea un plato de verdura.

Recetas para esconder las espinacas tenemos muchas, pero yo me quedo con estos fantásticos muffins de espinacas y mozzarella, una manera de cenar espinacas deliciosa, a la que ya he recurrido en muchas ocasiones.

Espinaca 7

Rellenar vegetales con una farsa, hace que los sabores estén presentes, aunque visualmente no logremos distinguir los ingredientes por separado. Es el caso de estas magníficas berenjenas rellenas de espinacas y atún, un plato para preparar fácilmente con o sin Thermomix, y una buena manera de tomar una verdura y hortalizas al mismo tiempo.

Las recetas de pasta triunfan en casi todas las casas y entre pequeños y mayores, así que estas pueden ser la base para incluir espinacas en salsas y acompañamientos, de tal manera que disfrutemos de un buen plato de pasta y a la vez consigamos incluir en él las espinacas.

Espinaca3

Como ejemplo este rico plato de espaguetis con pesto de espinacas y avellanas. Un pesto muy original, en donde la clásica albahaca se ha cambiado por las espinacas, para ofrecernos una salsita con mucho cuerpo y sabor, y en la que podéis probar distintas variaciones con tan solo cambiar el fruto seco, base de la receta.

Con unos ingredientes parecidos, os traigo estos canelones de espinacas y frutos secos, un magnífico plato de pasta, que además permite ser congelado, para poder disponer de una ración el día que nos apetezca y que sirve como plato único gracias al energía de los frutos secos.

Espinacas5

Recetas con espinacas, que no saben a espinacas

Si sois de los que no os va el sabor que presenta esta verdura, hay recetas en donde el sabor de la espinaca queda tapado por otros, de tal manera que vamos a disfrutar de ella doblemente.

Muchas de ellas gracias a un crujiente rebozado exterior y a una buena fritura o a ingredientes de sabor potente como es el caso de estas croquetas de espinacas y queso azul. Un rico aperitivo que yo no me canso de repetir en casa.

Espinacas8

También en plan picoteo o como una auténtica guarnición podemos encontrar estos ricos buñuelos de puré de patata rellenos de espinacas. Idónea para acompañar platos de pescado, pollo o para servir como aperitivo.

Seguimos con dos platos principales, en donde las espinacas están sin estar. Ejemplo de ello, es este pollo asado con crema de limón y espinacas, una receta con una salsa para la que hay que tener un buen trozo de pan a mano, pues apetece rebañar y rebañar.

También como plato principal o único, un gratinado de pasta con ricota, espinacas, limón y tomates cherry. En esta ocasión preparado rellenando unos lumaconi, una especie de caracolas gigantes de pasta, pero que la podemos hacer con cualquier otro tipo que nos guste.

Espinaca2

Para una cena completa puede resultar ideal esta frittata de espinacas, champiñones portobello y queso manchego, una receta vegetariana sencilla y fácil de hacer, que a diferencia de la tortilla, al prepararse al horno, prácticamente no manchamos nada la cocina.

Si os pasa como a mí, que habéis llegado a la conclusión que una de las mejores maneras de tomar espinacas es en crudo, me gusta más su textura crujiente y su sabor neutro cuando las tomo así. Entonces os encantarán estas dos recetas frescas y muy apropiadas para el verano.

Espinacas10

Por una parte estos bonitos rollitos de calabacín rellenos de espinacas y queso de cabra. Muy chulos para entrante o aperitivo. O una clásica y refrescante ensalada de fresas, espinacas y queso de cabra con aliño de fresa, que no dejará indiferente a nadie.

Hasta aquí ha llegado nuestra buena selección de 11 recetas con espinacas… para los que no nos gustan las espinacas, aunque creo que la mayor parte de vosotros después de ver unos platos tan apetecibles ya se ha pasado al bando de Popeye.

En Directo al paladar | 17 originales vinagretas que harán tus ensaladas más espctaculares
En Directo al paladar | Siete ensaladas de arroz para un sabroso verano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos