Compartir
Publicidad

Dieta vegetariana con platos de siempre: Los 9 platos que te podría enseñar tu abuela

Dieta vegetariana con platos de siempre: Los 9 platos que te podría enseñar tu abuela
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si eres de los que crees que ser vegetariano tiene que ver únicamente con la cocina moderna, hemos recopilado 9 platos que te podría enseñar tu abuela, para que veas que se puede seguir una dieta vegetariana con platos de siempre. Una vez más queda demostrado que lo tradicional no está reñido con la modernidad.

Creo que podríamos aprender mucho de la cocina de nuestras abuelas en cuanto a ingredientes y también sobre métodos de cocción. Ellas nunca se habrían comido una hamburguesa con ketchup y mayonesa y un refresco de cola para cenar, por eso vamos a rescatar nueve recetas que podrías aprender de ella y que están hechas solo con ingredientes vegetarianos.

1. Gazpacho

Cuinat Gazpacho

Uno de los mejores primeros que podemos degustar y con ingredientes que están al alcance de cualquier despensa ¿Quién no ha preparado alguna vez esta refrescante sopa fría? Según el grado de madurez que tengan los tomates que empleemos, el color variará del rojo intenso al anaranjado pálido,** y su proporción de licopeno variará también**.

Nuestra propuesta es el gazpacho andaluz tradicional, aunque ya sabéis que hay recetas que varían según cada familia, por eso lo mejor es preparar la receta según nuestros gustos personales.

1. Ajoblanco

Cuinat Ajoblanco

Primo hermano del gazpacho, el ajoblanco es una receta cuyo origen se sitúa en la gastronomía griega y en la romana, aunque sin quedar claro a cuál de las dos se le puede atribuir. Lo que sí es cierto es que se trata de un plato humilde que se agradece durante los calurosos meses de verano por ser muy refrescante.

El ajoblanco malagueño se sirve con unos granos de uva blanca, tortilla de patatas, torreznos o higos frescos y en algunas zonas de la vega granadina es costumbre tomarlo como acompañamiento de una buena "papa asá" o patata asada.

2. Olla de San Antón

Cuinat Sananton

Este cocido es típico de Murcia y Andalucía Oriental, sobre todo de la provincia de Granada y también se le denomina Sanantonada, pues, como su nombre indica, se prepara para festejar la festividad de San Antonio a mediados de enero.

Como casi todos los platos de cuchara, la olla de San Antón estará más deliciosa si se prepara de un día para otro y se calienta antes de llevar a la mesa, para que se asienten todos los sabores.

3. Cuinat o guiso ibicenco de Semana Santa

Cuinat Pasapas

Para preparar este plato típico de la gastronomía pitiusa de Semana Santa, se utilizan hojas de collejas que crecen salvajes en el campo ibicenco. Como se reducen mucho al cocerse, se necesita una gran cantidad de las mismas por lo que el proceso de recolección debe hacerse con antelación, máxime porque sólo se usan las hojas, que deben separarse una a una con cuidado.

La costumbre marca servir el cuinat ibicenco el Viernes Santo, aliñado con aceite de oliva, sal y zumo de limón. Los valientes lo pueden comer con una guindilla.

4. Paella de verduras

Cuinat Paella

Esta semana se celebran las Fallas en Valencia, por lo que se prepararán muchos arroces y paellas. Entre las variedades tradicionales que puede degustar un vegetariano está la paella de verduras que no tiene nada que envidiar a un arroz con marisco.

Las verduras y hortalizas que se usen para prepararla depende del gusto de cada uno, a mí personalmente me gusta mucho el arroz con guisantes y con alcachofas, pero puede perfectamente ser una receta de aprovechamiento ¿No se os hace la boca agua?

5. Guiso murciano de trigo y garbanzos

Cuinat Guiso

De nuevo otro plato típico de Cuaresma y también un gran desconocido. Este guiso murciano de trigo y garbanzos es un plato muy nutritivo y saciante por lo que perfectamente puede servirse como plato único.

Vale la pena entretenerse en preparar y trocear menudas todas las verduras, aunque parezca un trabajo pesado una vez que se ha superado este tramo de la preparación el trabajo restante es fácil y cómodo. Por supuesto, para elaborarlo escogeremos los ingredientes de la mejor calidad para que el resultado sea también el mejor.

6. Tumbet mallorquín

Cuinat Tumbet

El tumbet es un plato típico de Mallorca que se asemeja bastante a la samfaina. En verano, cuando hay excedente de tomate, berenjena y pimientos una buena forma de aprovecharlos es preparando este plato delicioso.

Si se sirve solo es una magnífica receta vegetariana, pero en Mallorca lo habitual es degustarlo como acompañamiento de carne, pescado o huevos fritos. Lo mejor es prepararlo en abundancia y si sobra, hacer con él un revoltillo para cenar con huevos ecológicos. Os encantará.

7. Hojuelas

Cuinat Hojuelas

Las hojuelas o flores fritas se preparan en varias localidades españolas, desde carnaval a Semana Santa. Consisten en una masa densa que se fríe en unos moldes especiales con lo que el resultado es una bonita flor que se sirve bien azucarada.

Para que estas frituras se conserven crujientes, lo mejor es conservarlas dentro de una lata o envueltas en papel de plata, aunque seguro que no quedará ninguna por su extraordinario sabor. Mejor que prepararlas con antelación, lo mejor es hacerlas y comerlas.

8. Dulce de membrillo

En época de nuestras abuelas los alimentos eran de temporada, por eso debían prepararse adecuadamente para poderlos conservar para degustarlos tiempo después. Una de las formas de conservar la fruta es haciendo mermelada o confitura. La receta de dulce de membrillo es un buen ejemplo de todo lo anterior.

En Directo al Paladar | 17 recetas para iniciarte en el vegetarianismo sin sufrir

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio