Compartir
Publicidad

Buñuelos de almendra y canela o mutzenmandeln, receta alemana de carnaval

Buñuelos de almendra y canela o mutzenmandeln, receta alemana de carnaval
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El sentido original del carnaval se ha perdido un poco pero seguimos manteniendo las tradiciones que más nos gustan, que obviamente tienen que ver con las recetas más típicas de estas fiestas. Todavía en invierno y antes de la Cuaresma el cuerpo pedía calorías, por eso encontramos tantos buñuelos y masas fritas por toda Europa.

En países como Alemania o Suiza el carnaval también se celebra por todo lo alto y no faltan tentadoras recetas de dulces fritos como estos Mutzenmandeln, una suerte de buñuelos de miga tierna gracias a la incorporación de la almendra, deliciosamente aromatizados con canela y limón. Si os gusta la dulcería de sartén, os encantarán estas pequeñas tentaciones.

El nombre de mutzenmandeln le viene no solo por la almendra molida de la masa, también se supone que tienen forma de pequeñas almendras una vez fritas. Existe un cortador típico que facilita la tarea, pero en nuestro país es complicado de encontrar.

La forma es lo de menos, realmente en muchos hogares las preparan simplemente formando bolitas más o menos alargadas con las manos. El acabado también varía según el gusto personal; bien se rebozan en una mezcla de azúcar y canela -o solo azúcar-, bien se cubren con azúcar glasé.

Ingredientes

Para 25 unidades
  • Huevo 2
  • Azúcar 100 g
  • Mantequilla sin sal 50 g
  • Ralladura de limón 0.5
  • Sal 2 g
  • Almendra molida 100 g
  • Harina de repostería 200 g
  • Levadura química 4 g
  • Canela molida 2 g
  • Aceite de oliva o girasol para freír
  • Azúcar normal o glasé para rebozar
  • Canela molida una pizca para rebozar

Cómo hacer buñuelos de almendra y canela o mutzenmandeln

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 30 m
  • Reposo 30 m

Derretir la mantequilla a baja potencia e intervalos cortos usando el microondas, añadir la ralladura de medio limón y dejar que se enfríe un poco. Batir mientras tanto los huevos con el azúcar en un recipiente, a mano o con una batidora de varillas, hasta que crezca en volumen.

Añadir la mantequilla derretida y batir un poco más. Mezclar aparte o tamizar la almendra molida con la harina, la sal, la canela y la levadura, y echar a la primera preparación. Batir a velocidad baja hasta incorporarlo todo y terminar de mezclar con una espátula o lengüeta. Dejar reposar en la nevera como mínimo 30 minutos.

Preparar una bandeja o fuente con papel de cocina y otro recipiente con azúcar, mezclado con una pizca de canela -opcional-. También se pueden espolvorear después con azúcar glasé, va un poco en gustos. Disponer un cazo o sartén profunda con abundante aceite para freír.

Podemos dar la forma más tradicional a la masa, alargada y acabada en punta, como una almendra, pero tampoco es necesario. Es suficiente con tomar pequeñas porciones de unos 20 g y formar bolitas o porciones ovaladas. Deberían ser maleables con las manos.

Freír en tandas en abundante aceite caliente bien caliente, dejando que se doren bien por todos lados durante unos 3-4 minutos. Ir sacando cada unidad dejando que escurra el aceite sobre el papel absorbente. Finalizar rebozando los buñuelos en el azúcar o mezclando con azúcar glasé.

Mutzenmandel- Pasos

Con qué acompañar los buñuelos de almendra y canela

No vamos a negar que los dulces fritos tradicionales como son los buñuelos de almendra y canela resultan aún más ricos si se mojan en chocolate caliente. En Alemania y Suiza no es tan espeso como aquí y y prefiero calentar una taza de leche con cacao puro en polvo, sin más azúcar, pero lo dejo a la elección de cada uno. Un sencillo vaso de leche o bebida vegetal; ya es el acompañamiento perfecto; el café, los licores dulces y el vino caliente pueden ser alternativas más para los mayores.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio