Copas de chantilly de chocolate con frutos rojos y streusel: receta de postre elegante pero facilón para enamorar

Copas de chantilly de chocolate con frutos rojos y streusel: receta de postre elegante pero facilón para enamorar
Sin comentarios
3 votos

Los postres servidos en copa o vaso formados por varias elaboraciones y capas de ingredientes son perfectos para quedar bien sin necesidad de complicarse demasiado. Los hay más complejos, pero elaboraciones como esta chantilly de chocolate con frutos rojos y un streusel básico son el ejemplo de cómo conquistar a golosos de forma sencillísima.

Lo hemos preparado en casa como excusa por San Valentín, pues la combinación de chocolate, nata, fresas y otros frutos del bosque son protagonistas clásicos de los postres para enamorados. Por supuesto, se puede preparar en cualquier otro momento, para poner el broche a una cena con invitados, en fiestas navideñas o cuando nos apetezca un capricho dulce más especial en casa.

La chantilly, como bien nos explica aquí Carmen Tía Alia, no es más que nata montada con azúcar y vainilla, aunque ofrece mil variaciones. En este caso la enriquecemos con chocolate, pero chocolate de verdad, sin añadir cacao en polvo. Así queda mucho más sabrosa, cremosa y estable gracias a su grasa añadida, y no tenemos que endulzarla más.

El streusel, por su parte, es otra preparación básica que nos puede dar mucho juego en repostería y pastelería. Es facilísimo de hacer: se tritura mantequilla fría con harina y/o frutos secos, algo de azúcar y un aroma opcional. Se compacta una masa que se hornea sin más para luego desmenuzarla, dándole una textura de migas crujientes deliciosas.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Nata líquida para montar 200 g
  • Chocolate negro (puede ser sin azúcar) 40 g
  • Mantequilla sin sal muy fría 55
  • Harina de repostería 65
  • Almendra molida o más harina 20
  • Esencia de vainilla o en polvo o ralladura de limón 2 ml
  • Azúcar glasé 20 g
  • Sal (una buena pizca) 2 g
  • Frutos rojos al guston (grosellas, fresas, frambuesas, arándanos...)

Cómo hacer chantilly de chocolate con frutos rojos y streusel

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 10 m
  • Reposo 3 h

Picar el chocolate muy fino y disponer en un cuenco. Calentar la nata suavemente y retirar del fuego justo antes de que empiece a hervir. Echar sobre el chocolate y mezclar con varillas hasta que se incorpore todo. Esperar a que se atempere, tapar y refrigerar en la zona más fría de la nevera al dos horas, mejor alguna más.

Para el streusel, precalentar el horno a 170ºC con aire y triturar en un robot, picadora o procesador de alimentos la mantequilla, la harina, la almendra, el azúcar glasé y el aroma elegido. Se puede hacer a mano machacando con las manos, hasta tener una textura de migas. Cohesionar para formar una masa, extender en una bandeja con papel sulfurizado y hornear hasta que se dore, unos 10-12 minutos.

Chantilly Pasos

Una vez fría, retirar los bordes si estuvieran demasiado tostados y desmigar la masa, que será como arenosa, hasta dejar una textura de migas irregulares. Guardar en la nevera hasta montar las copas. Montar la nata ya fría tal y como se indica aquí, hasta tener una textura firme de picos.

Formar las copas colocando una base de streusel, cubrir con la chantilly de chocolate usando una manga pastelera (o bolsa de congelación limpia con un corte en una esquina) o simplemente depositando cucharadas, y coronar con las frutas y más streusel.

3 votos

Con qué acompañar las copas de chantilly de chocolate

Este postre ya se presenta más que completo en su composición y no necesita nada más, aunque siempre podemos personalizarlo al gusto con otras frutas, añadiendo hojas de menta, o quizá coco rallado o algunos frutos secos picados. Como maridaje proponemos un vino dulce de Jerez, Oporto o mistela, o si queremos redondear la celebración, un espumoso como cava o champán.

El streusel sobrante se puede guardar en un recipiente hermético varios días y usar para coronar bizcochos, magdalenas, muffins o pasteles, o tomar con yogur natural y otras frutas. También la nata montada se puede conservar en un recipiente hermético un par de días refrigerada, y es deliciosa con café.

En Directo al Paladar | Vasitos de frutos rojos, mascarpone y galletas spéculoos: receta de postre resfrescante
En Directo al Paladar | Tarta de queso y chocolate para dos: receta fácil para compartir y conquistar

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio