Compartir
Publicidad
Publicidad

Pastel de cerezas. Receta de postre

Pastel de cerezas. Receta de postre
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En una cena de chicas, doce excompañeras de trabajo, a las que echo muchísimo en falta, allí es donde desapareció este pastel de cerezas. La cena se organizó en casa de Cristina y, cada una de las asistentes éramos responsables de llevar algo, una bebidas, otra tortilla de patatas, otra de alubias y espinacas, otras eran las encargadas de comprar coca salada de cebolla y coca de espinacas con sus pasas y sus piñones, otra el cava, así hasta conseguir que la enorme mesa de la anfitriona, se nos quedara pequeña para alojar tanta comida.

A mí me tocó (creo que sin sorteos) llevar el postre. Aprovechando que las cerezas están en su mejor momento, quise sorprenderlas con algo vistoso, lástima que lo de la manga pastelera es uno de mis puntos débiles y no me quedó todo lo bonito y sofisticado que puede quedar, de hecho tenía tan poca gracia la decoración final que, en un arranque de imaginación y con la ayuda de una cuchara, redistribuí la crema y redecoré con las cerezas, para poder salir al comedor con el pastel en la mano diciendo – os va a encantar este pastel rústico de cerezas -.

Los ingredientes

500 gramos de queso fresco tipo filadelfia, 300 gramos de cerezas, 200 gramos de azúcar, 200 gramos de azúcar glasé, 200 gramos de harina, 50 gramos de almendras molida, 5 huevos, 1/2 cucharadita de esencia de vainilla, 1/2 vaso de licor, aceite para engrasar el molde, 1/2 cucharadita de levadura química, una pizca de sal.

La preparación del pastel de cerezas

Precalentamos el horno a 170º.

Separamos las yemas de las claras. En un bol ponemos las yemas y las batimos con el azúcar normal y la esencia de vainilla.

Cuando esté bien unido le agregamos la almendra, la levadura química, las claras montadas a punto de nieve y la sal. Removemos y unimos perfectamente.

Tamizamos la harina y vamos incorporándola a la masa, mientras removemos y mezclamos.

Engrasamos un molde y vertemos sobre él un tercio de la masa. Metemos en el horno y cocemos durante unos 15 o 20 minutos aproximadamente (hasta que al pinchar la parte central del bizcocho con un palillo este nos salga limpio). Dejamos que se enfríe unos minutos, desmoldamos con cuidado de no romperlo y dejamos que termine de enfriar sobre una rejilla o sobre un paño.

Repetimos la operación dos veces más. Cuando acabemos dispondremos de 3 discos finos de bizcocho.

Preparación del pastel de cerezas

Deshuesamos 200 gramos de las cerezas (reservando el resto para decorar), las trituramos y las ponemos en un bol grande. Incorporamos al bol el queso fresco y el azúcar glas. Lo mezclamos todo muy bien hasta conseguir una masa unida y uniforme.

Disponemos el primer disco sobre una fuente, y lo regamos con parte del licor.

Con la ayuda de una manga pastelera, cubrimos el disco con el relleno de cerezas, sobre el relleno ponemos un segundo disco que también emborracharemos con licor y cubriremos con relleno de cerezas. Por último cubriremos con el tercer disco y lo decoraremos con la crema de cerezas y con las cerezas restantes.

Tiempo de preparación | 45 minutos
Tiempo de cocción | 45 minutos
Dificultad | Media

La degustación

Para que la presentación del pastel de cerezas sea perfecta podemos montarlo en el último momento. Tendremos la precaución de conservar la crema de cerezas en la nevera, para que no pierda cuerpo y consistencia.

Si tenemos estilo con la manga pastelera, podemos darle a la decoración final forma de copetes de crema, tal y como era mí intención inicial, coronándolos con las cerezas.

Como se aprecia en la foto con las cantidades que he dado a mí me ha salido un pastel de solo 2 pisos, el molde que tenía en ese momento era de un diámetro muy grande, pero con un molde de unos 18 o 20 centímetros de diámetro salen perfectamente 3 discos finos de masa.

Este bizcocho queda muy compacto, por lo que es ideal para emborrachar. Yo he utilizado whisky mezclado con un par de cucharadas de azúcar, por no disponer de otra cosa, pero puede ser un licor de avellanas por ejemplo o cualquier otro que nos guste.

En Directo al Paladar | Clafoutis de cerezas. Receta
En Directo al Paladar | Copa de crema de mascarpone con cerezas en compota. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio