Publicidad

Receta de torrijas de leche a la plancha cremosas (para gastar muy poco aceite y más saludables)

Receta de torrijas de leche a la plancha cremosas (para gastar muy poco aceite y más saludables)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Para mi las torrijas son (junto al Roscón de Reyes), el mejor postre del mundo. Me he hecho experta y en cuánto aparecen las primeras barras de pan especial en las tiendas, me pongo manos a la obra y me apunto al gimnasio.

En estos días he buscado varias recetas de torrijas del leche a la plancha, no sólo porque son más saludables, también porque no salimos tanto a la compra y el aceite en estos momentos es un bien que hay que cuidar.

Todo lo que me encuentro no me convence porque es una versión de la tostada francesa con leche infusionada y pan de torrijas. Así que me decido a hacer mi propia receta y me la juego. Y gano. Porque me salen llenitas de leche y cremosas cómo nos gustan en casa. ¿El secreto? Cortar el pan más fino que de costumbre y empapar las torrijas en leche con canela y limón antes y muy poco a poco en su punto justo. Son un poco más pequeñas que las habituales para que se haga bien el huevo por fuera y por los laterales, pero puedes tomar dos por cada torrija que tomabas antes. Creo que las haré ya siempre así.

Ingredientes

Para personas
  • Leche 1 l
  • Pan para torrijas 1
  • Huevos 3
  • Canela en rama 2
  • Limón Para cortar la piel 1
  • Canela molida Para espolvorear al gusto 50 g
  • Azúcar Para espolvorear al gusto 80 g

Cómo hacer Torrija a la plancha

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 h 20 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 30 h
  • Reposo 1 h 30 m

Poner en un cazo a calentar el litro de leche con las dos ramas de canela y dos trozos de limón sin que llegue a hervir. Antes de que rompa a hervir, se para y se pone una cucharada grande de azúcar. Se apartan unos 100 ml de leche en otro recipiente a enfriar del todo (así que cuánta más superficie, mejor) y se deja en reposo tanto la leche que hemos apartado como la que sigue en el cazo.

Mientras se infusiona la leche, se va cortando el pan en rodajas más finas de lo habitual. Poco menos de un centímetro aproximadamente.Y se coloca en un recipiente alargado para luego empapar bien de leche.

Pasada la media hora, comprobar que la leche del cazo se ha templado pero está todavía caliente y regar el pan que se ha colocado en el. Hay que hacerlo despacio y con mucho cuidado para que el pan se empape de leche, pero no se exceda.

Torrijas Plancha

Durante este tiempo, los 100 ml de leche que hemos apartado se habrán enfriado y deberían estar ya a temperatura ambiente. Se bate esa leche junto a los tres huevos. Es importante la temperatura de la leche para que no se cuajen los huevos. Si ves que no ha enfriado del todo, añade una cucharada grande de leche muy fría.

Se pone una buena plancha en la vitrocerámica con un chorrito de aceite y bien caliente. Mientras coge temperatura, se va rebozando el pan por la mezcla de leche y huevo y se pone en la plancha, donde se le da la vuelta en unos minutos. Se sacan y se colocan en un recipiente plano para poner azúcar y canela.

En las torrijas fritas, tendríamos que ponerlas sobre papel de cocina para escurrir el aceite, pero en estas no hace falta. Además, no se ensucia el aceite (yo lo suelo filtrar en cada tanda para que no queden restos de la torrijas anterior y no se me ensucien las siguientes con pequeños trocitos quemados). En esta receta simplemente sacas el pan, quitas un poco los restos con la espátula en la sartén y pones otro chorrito de aceite. Quedan igual de limpias las primeras que las últimas.

Torrijas plancha

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Cómo acompañar la torrija a la plancha

Al igual que todas las torrijas puedes acabarlas con azúcar y canela, almíbar o vino. Pero tal y cómo te las presentamos aquí, son ideales con un poco de nata montada y fresas cortadas o con delicioso helado de vainilla o de café. Incluso, si te quedan ganas de quedarte en la cocina un rato más, puedes regar con natillas ligeras de vainilla y serán un postre o una merienda de cine.

En Directo al Paladar| Torrijas de leche, receta fácil y tradicional de Semana Santa (vídeo incluido)
En Directo al Paladar | Receta tradicional de leche frita con dos trucos para que te salga bien.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios