Compartir
Publicidad

Tarta Bakewell de lemon curd. Receta

Tarta Bakewell de lemon curd. Receta
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta tarta Bakewell de lemon curd es una de las muchas variaciones que he hecho de estas deliciosas tartas de origen inglés que desde que las probé hace algunos años, se convirtieron en unas de mis tartas favoritas. Siempre las escojo cuando quiero quedar bien con mis invitados y siempre me hacen quedar bien.

Consisten en una base de masa quebrada, una capa de mermelada o lemon curd y una última capa de frangipán de almendra. La que prefiero creo que es la de mermelada de frambuesa, pero esta con lemon curd es también deliciosa. Creo que es importante que el relleno tenga un punto ácido para contrastar con el frangipán.

Ingredientes para un molde alargado de 35cm

  • Para la tarta:1 lámina de masa quebrada, 1 bote de lemon curd, 125g de mantequilla ablandada, 125g de azúcar glas, 3 huevos, unas gotas de extracto de almendra, 125g de almendra molida, 30g de harina

  • Para el glaseado: 280g de azúcar glas, zumo de limón
  • Cómo hacer tarta Bakewell de lemon curd

    Precalentamos el horno a 180º. Engrasamos el molde y lo forramos con la masa quebrada, pinchamos toda la superficie de la masa con un tenedor, cubrimos la base con papel de horno y ponemos unos pesos encima (pueden ser unos garbanzos o alubias), horneamos durante unos diez minutos. Pasado este tiempo, sacamos el molde del horno y retiramos los pesos y el papel. Seguimos horneando durante otros diez minutos.

    Tarta bakewell de lemon curd paso a paso

    Cuando la base esté horneada, la sacamos del horno y la cubrimos con el lemon curd, reservando un poco para la decoración. Para preparar el frangipán batimos la mantequilla con el azúcar glas hasta tener una crema lisa, vamos añadiendo los huevos uno a uno sin dejar de batir. Añadimos el extracto de almendra, la almendra molida y la harina y mezclamos bien.

    Ponemos esta masa en una manga pastelera con una boquilla lisa gruesa y la repartimos sobre la tarta. Horneamos durante unos 30 minutos hasta que la capa superior esté hecha y la superficie dorada. Sacamos del horno y dejamos enfriar.

    Para el glaseado, tamizamos el azúcar glas en un cuenco y vamos añadiendo poco a poco zumo de limón y mezclando hasta tener una pasta con una consistencia como de pasta de dientes. Cubrimos con esta mezcla la superficie de la tarta, esperamos un poco para que la superficie endurezca un poco y dibujamos unas lineas transversales con el lemon curd reservado puesto en una manga con una boquilla lisa fina. Pasamos un palillo sobre las lineas para hacer unos dibujos de ondas.

    Tiempo de preparación | 90 minutos
    Dificultad | Media

    Degustación

    Esta tarta bakewell de lemon curd es ideal cuando queráis llevar un dulce a una reunión. Lo podéis hacer el día antes, se puede transportar sin problema y no necesita frío. Y lo mejor de todo es que tiene el éxito asegurado.

    En Directo al Paladar | Tarta Shaker de limón. Receta
    En Directo al Paladar | Brazo de naraja. Receta de postre

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio