Publicidad

Pechuga de pollo con soja, miel y limón, la receta que te demostrará que la pechuga de pollo también puede quedar jugosa y sabrosa

Pechuga de pollo con soja, miel y limón, la receta que te demostrará que la pechuga de pollo también puede quedar jugosa y sabrosa
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

La pechuga de pollo es una de las piezas más populares de este ave. Entre sus bondades destaca el bajo contenido en grasas y lo cómoda que es cocinar. Pero, desde el punto de vista del sabor, hay que admitir que es más bien sosa. Además es una pieza que requiere mimo en el cocinado, pues se puede resecar en exceso y terminar siendo poco apetecible.

Paliar ambos aspectos es sencillo y, con nuestra receta, os demostramos que la pechuga de pollo también puede quedar jugosa y sabrosa. Para lo primero solo hay que respetar el tiempo de cocción del pollo y listo. Y lo segundo se soluciona con una salsa fácil y rápida de preparar, pero repleta de sabor. Todo ello sin comprometer un ápice sus bondades.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Pechuga de pollo 1
  • Salsa de soja 75 ml
  • Miel 75 ml
  • Zumo de limón 15 ml
  • Pimienta negra molida
  • Cebollino para decorar
  • Semillas de sésamo para decorar

Cómo hacer pechuga de pollo con soja, miel y limón

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 20 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 15 m
  • Reposo 30 m

Hacemos una marinada con la salsa de soja, la miel, el zumo de limón y un poco de pimienta negra. Abrimos la pechuga de pollo y pincelamos bien con la mezcla anterior. Enrollamos sobre sí misma y envolvemos con dos capas de papel film, que quede bien cerrada.

Calentamos abundante agua en un cacito y, cuando empiece a hervir, introducimos el rollo de pechuga de pollo en su interior. Cocemos a fuego moderado durante diez minutos, apagamos el fuego, tapamos y dejamos atemperar el pollo en el cacito durante 30 minutos.

Paso A Paso Pechuga De Pollo Glaseada Con Soja Miel Y Limon

Mientras tanto calentamos el sobrante de la marinada en una sartén a fuego suave hasta reducir a la mitad y conseguir una salsa espesa. Sacamos el pollo del agua y esperamos a que enfríe para retirar el envoltorio. Laminamos y pincelamos por todos sus lados con la salsa.

Servimos, frío o caliente, espolvoreando el pollo con cebollino fresco picado y semillas de sésamo, arroz en blanco, verduras o cualquier otra guarnición de nuestro gusto.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar la pechuga de pollo glaseada en soja, miel y limón

A esta pechuga de pollo glaseada en soja, miel y limón le sienta de fábula una guarnición de arroz blanco. Con ello se consigue un plato único muy completo y fácil de preparar. Otras opciones son verduras a la plancha, ensalada o, incluso, un puré de patatas cremoso.

En Directo al paladar | Cuscús negro con corvina a la plancha. Receta para lucirse sin esfuerzo
En Directo al paladar | Mejillones a la marinera. Receta fácil y rápida

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios