Cómo hacer dorada a la plancha, la receta más sencilla (y los trucos para que no se pegue)

Cómo hacer dorada a la plancha, la receta más sencilla (y los trucos para que no se pegue)
Sin comentarios
6 votos

Si estáis hartos de preparar pescado a la plancha y que la piel se pegue sin remedio, sigue leyendo. Si sois de los que conseguís que la piel no se pegue, pero el pescado se quede crudo, sigue leyendo. Si no estáis en ninguno de los dos bandos, sigue leyendo igualmente porque esta receta de dorada a la plancha bien merece el podio que ostenta.

Pescado fácil de trabajar y de comer donde los haya, porque no siempre podemos comer un rodaballo a la plancha, seguramente sea una de las formas más sencillas de disfrutar de pescado blanco todo el año sin complicaciones. Además, suele tener un precio bastante asequible, así que no hay excusas para no comerlo.

Como os contaremos a continuación, aunque ya os dijimos hace tiempo cuál es el truco para conseguir que el pescado a la plancha no se pegue, las claves para que la dorada —o una lubina, o una bacaladilla, o una corvinano dejen su piel en la sartén es muy sencillo.

Además, como veréis, hay dos opciones para que la dorada queda igual de bien y puede ser cocinándola abierta por uno de sus lados o, si lo preferís, cocinándola en entero y cerrado. Optéis por el camino que optéis, el resultado es igual de bueno.

Ingredientes

Para 1 personas
  • Dorada de ración 1
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Cómo hacer dorada a la plancha

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 9 m
  • Elaboración 2 m
  • Cocción 7 m

Tenemos dos opciones para esta receta y en las dos vamos a conseguir que la piel no se pegue a la sartén. Por un lado, la de cocinar la dorada abierta, que es la forma más práctica para asegurar la piel.

En este caso lo que tenemos que hacer es calentar un poco de aceite de oliva en la plancha, poniendo un papel de horno en la sartén. Salpimentamos la dorada, ponemos del lado de la carne cuando la sartén esté caliente a fuego medio y cocinamos tres minutos. Volteamos y cocinamos otros tres minutos.

Si lo que tenemos son los filetes de la dorada limpios, el procedimiento cambia ligeramente. Ahora tenemos que poner un poco de aceite de oliva en la sartén, a fuego fuerte, y cuando esté bien caliente reducimos a fuego medio y ponemos la dorada con la parte de la piel en la sartén.

Hacemos una ligera presión con la mano o ponemos un peso para que la piel no se encoja y retraiga y dejamos cocinar tres minutos. Pasado este tiempo apagamos el fuego, damos la vuelta a la dorada y la cocinamos con el calor residual durante un minuto por el lado de la carne.

6 votos

BRA PRIOR - Grill asador con rayas, 28 cm, aluminio fundido con antiadherente Teflon Innovations, apto para todo tipo de cocinas incluida inducción

Con qué acompañar la dorada a la plancha

Una buena dorada a la plancha es un perfecto segundo plato para un almuerzo o cena, más aún si lo acompañamos con un poco de ensalada (aliñar un tomate, algo de lechuga y un poquito de cebolla bastará), pero también podemos hacerle una salsa de ajo perejil o añadir algunas gotas de zumo de limón.

Si queremos hacer más contundente el menú, bastaría con apañar un poco de arroz blanco, elaborar algún plato de pasta rápido o incluso recurrir a una ensalada más potente. También, como guarnición, podemos servir unas patatas fritas o unas patatas asadas, incluso un puré de patatas.

En DAP | Las mejores y más fáciles recetas de merluza: cocina casera y tradicional de un pescado blanco siempre disponible
En DAP | Lubina al horno fácil y rápida, la receta de pescado al horno que siempre te quedará bien

Temas
Inicio