Publicidad

11 salsas fáciles para los que no cocinan mucho pero quieren quedar bien en Navidad

11 salsas fáciles para los que no cocinan mucho pero quieren quedar bien en Navidad
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Navidad es sinónimo de tiempo con la familia y los amigos. Generalmente disfrutando alrededor de una buena mesa, aunque a veces cueste un poco dar con el menú navideño perfecto. Entrante y plato principal suelen ser lo primero que toma forma, pero ¿has decidido ya con qué salsa o salsas los vas a acompañar?

Una buena salsa enriquece los sabores, potencia los aromas y ayuda a conservar la jugosidad de carnes, pescados e incluso verduras, elevando así la categoría de cualquier receta. Conseguir salsas irresistibles está al alcance de cualquiera, sobre todo si es una de las 11 salsas fáciles que proponemos, perfectas para los que no cocinan mucho pero quieren quedar bien en Navidad.

Alioli de ajo negro

La preparación de este alioli es muy sencilla porque usamos la técnica de la "ajonesa", que resulta infalible. Conseguimos así una salsa perfecta para pescados, carnes, arroces y verduras. Va con todo, la verdad sea dicha. Incluso untado sobre una rebanada de pan tostado es un manjar.

alioli de ajo negro
  • Ingredientes: 4 dientes de ajo negro, 1 diente de ajo blanco, 1 huevo, 200 ml de aceite de girasol, 100 ml de aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta negra molida y zumo de medio limón.

  • Elaboración: Pelamos los dientes de ajo negro con cuidado, son muy delicados, tiernos y un poco pegajosos así que conviene manipularlos con suavidad. Pelamos el diente de ajo blanco y retiramos el gérmen, cortando por la mitad a lo largo y extrayéndolo con la punta de un cuchillo. Colocamos los dos tipos de ajo en el vaso de una batidora de mano y añadimos el huevo, sal y pimienta al gusto. Vertemos el aceite de girasol y colocamos el brazo de la batidora en el interior, tocando la base. Batimos a velocidad baja sin levantar hasta que la mezcla comience a emulsionar. Añadimos el aceite de oliva virgen extra, batimos de nuevo, añadimos el zumo de limón y batimos una última vez.

Más detalles de la receta, aquí.

Salsa de frutos rojos

Perfecta para todo tipo de carnes. Esta salsa se puede preparar con antelación, incluso congelar. Si optáis por ello, no añadáis la mantequilla hasta justo antes de servir. Igualmente recomendamos que no salpimentéis la salsa hasta que no la hayáis terminado y que vayáis con cuidado, pues es una salsa dulce que solo necesita una pizca de ambos condimentos.

salsa de frutos rojos
  • Ingredientes: 150 g de cebolla blanca, 30 g de azúcar, 180 g de frutos rojos, 100 ml de vino de Oporto, 200 ml de caldo de verduras, pimienta negra molida, sal, aceite de oliva virgen extra y 15 g de mantequilla.

  • Elaboración: Picamos finamente la cebolla. Calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra en una cazuela y pochamos la cebolla junto con el azúcar, a fuego muy suave durante 10 minutos. Añadimos los frutos rojos, subimos la potencia del fuego y, cuando alcance el punto de ebullición, regamos con el vino de Oporto. Dejamos reducir. Añadimos el caldo de verduras y llevamos nuevamente a ebullición. Cocemos durante 10 minutos a fuego medio antes de triturar y pasar por un chino o colador. Probamos y ajustamos con una pizca de sal y pimienta negra si lo consideramos necesario. Añadimos la mantequilla justo antes de servir, removiendo hasta fundir y servimos con nuestra carne.

Más detalles de la receta, aquí.

Salsa picante de tomate y jengibre

Esta es una salsa versátil que sirve para acompañar todo tipo de alimentos. Carnes, pescados y verduras, con todo va bien. Ya sea para servir en salsera y que cada comensal se sirva al gusto o para cocer en ella el producto principal, esta sabrosa salsa os hará triunfar.

salsa picante de tomate y jengibre
  • Ingredientes: 300 ml de tomate triturado, 1 puerro, 1 diente de ajo, 1 trocito de guindilla y 1 trozo de jengibre de 1,5 cm.

  • Elaboración: Picamos muy fino el ajo y el puerro y los ponemos a pochar a fuego lento. Tras unos quince minutos añadimos el tomate triturado y dejamos que el conjunto se haga durante unos 12 minutos. Pelamos el trozo de jengibre y lo picamos muy finamente. Lo añadimos a la salsa de tomate y puerro y dejamos que se cocine otros cinco minutos. Probamos y rectificamos de sal.

Más detalles de la receta, aquí.

Salsa de boletus a la crema

A medio camino entre salsa y guarnición, estos boletus a la crema son una delicia y tremendamente sencillos de preparar. Va muy bien con carnes rojas, pero también se puede servir como acompañante de verduras. Y, por qué no, con un buen plato de pasta.

salsa de boletus a la crema
  • Ingredientes: 2 boletus, 4 champiñones, 80-100 ml de caldo de carne y una cucharada de nata líquida.

  • Elaboración: Salteamos los boletus y los champiñones cortados en cuartos hasta que están bien jugosos. Incorporamos a la sartén el caldo de carne y removemos. Añadimos una cucharada de nata líquida para ligar la salsa y trituramos antes de utilizar (opcional).

Más detalles de la receta, aquí.

Salsa de Oporto

La salsa de Oporto es perfecta para napar y salsear cualquier carne, y en particular, nos gusta para hacer recetas con cocciones cortas como las de solomillo de cerdo y similares. Su sabor intenso, ayuda a potenciar también el redondo de ternera y otras carnes tiernas con poco sabor propio, que quedan estupendas con esta salsa.

salsa de Oporto
  • Ingredientes: 50 g de cebolla muy picada, aceite de oliva virgen extra, 50 g de harina de trigo, 50 g de mantequilla, 250 ml de caldo de carne y 100 ml de vino de Oporto.

  • Elaboración: Picamos finamente la cebolla y la pochamos en una sartén con un poco de aceite. Retiramos del fuego cuando esté tostada y reservamos. En otra sartén calentamos la mantequilla y añadimos la harina, removemos hasta incorporar y tostar ligeramente. Agregamos el caldo poco a poco al tiempo que removemos. Cuando empiece a tomar cuerpo incorporamos la cebolla y el vino de Oporto. Continuamos removiendo y dejando espesar hasta conseguir una salsa con un color bien oscuro. En el momento de servir, calentamos y añadimos una nuez extra de mantequilla para sacar el brillo a la salsa.

Más detalles de la receta, aquí.

Salsa de finas hierbas, Módena y mostaza

La salsa de finas hierbas, Módena y mostaza es ideal para ensaladas, verduras asadas, mariscos y carnes blancas. Se puede preparar con antelación y tener siempre dispuesta en el frigorífico, dentro de un tarro hermético. Dura varias semanas.

salsa de finas hierbas, Módena y mostaza
  • Ingredientes: 260 g de aceite de oliva virgen extra, 50 g de vinagre de Módena, 50 g de mostaza a la antigua, 2 cucharadas de finas hierbas, 2 cucharaditas de azúcar, 1 cucharadita de sal y pimienta negra molida al gusto.

  • Elaboración: Introducimos la mostaza, el vinagre, el azúcar, las finas hierbas y la sal y pimienta en un vaso alto de una batidora y trituramos durante treinta segundos. A continuación, sin dejar de batir y con las cuchillas apoyadas en la base del vaso, añadimos el aceite en hilo fino lentamente. Batimos durante tres o cuatro minutos hasta conseguir una emulsión similar a la de una mayonesa.

Más detalles de la receta, aquí.

Salsa de cava y estragón con champiñones

En estas fechas en que el cava suele estar presente en casa, preparar esta salsa no requiere esfuerzo alguno. Podemos aprovechar restos del espumoso, no hace falta descorchar una botella para ello. Una salsa muy aromática en la que se emplea estragón fresco, que le aporta un toque fantástico y casa de fábula con los champiñones y la mostaza.

salsa de cava y estragón
  • Ingredientes: 1 cebolla dulce, 125 g de champiñones laminados, 200-250 ml de cava, 1 cucharadita de mostaza, 200 ml de leche evaporada, un puñado de estragón fresco, pimienta negra, sal y aceite de oliva virgen extra.

  • Elaboración: Picamos la cebolla y la pochamos en una cazuela con un poco de aceite. Troceamos los champiñones y los añadimos. Salteamos unos minutos y agregamos el cava, la mostaza y un poco de estragón picado. Salpimentamos y cocemos a temperatura suave durante 50 minutos aproximadamente. Añadimos la leche evaporada, otro puñado de estragón y dejamos reducir al gusto.

Más detalles de la receta, aquí.

Salsa de pimienta verde

Tendemos a asociar la salsa de pimienta verde a carnes rojas, pero lo cierto es que encaja igual de bien con carnes blancas y verduras. Encontrar pimienta verde para prepararla es muy sencillo, se vende en todas las grandes superficies. Para que no salpique en exceso, hay que asegurar que está bien escurrida y seca. Una salsa muy sabrosa que dan ganas de comer a cucharadas.

Salsa De Pimienta Verde
  • Ingredientes: Aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada de pimienta verde fresca, 40 g de brandy, 400 g de leche evaporada, una pizca de pimienta negra recién molida, 10 g de concentrado de carne (demi glacé o Bovril), sal y 5 g de maizena.

  • Elaboración: Calentamos el aceite de oliva virgen extra e incorporamos la pimienta verde en grano. Cuando empiece a crepitar añadimos el brandy y bajamos el fuego, dejando evaporar el alcohol. Añadimos la mitad de la leche evaporada y una pizca de pimienta negra recién molida, el concentrado de carne y sal al gusto. Dejamos que rompa a hervir y bajamos el fuego. Diluimos la maizena en un poco de salsa e incorporamos. Removemos hasta integrar, ajustando el espesor al gusto con el resto de la leche evaporada.

Más detalles de la receta, aquí.

Salsa de queso azul

Los amantes del queso encontrarán en esta salsa su gran aliada. Es muy versátil y se puede usar con casi todo, pero quizás con lo que más nos gusta a nosotros es con verduras. Le va muy bien a las endivias y otras lechugas y se puede usar tanto para salsear como para mojar en ella crudités y panecillos, convirtiéndola en un gran aperitivo.

Salsa De Queso Azul
  • Ingredientes: Aceite de oliva virgen extra, 1/2 cebolla, 100 g de queso azul y 100 g de nata líquida para cocinar.

  • Elaboración: Picamos la cebolla y pochamos con un poco de aceite. Añadimos el queso desmenuzado, la nata liquida y llevamos a ebullición a fuego lento mientras removemos. Cuando el queso se haya fundido, trituramos la salsa, pasamos por un chino o colador y lista.

Más detalles de la receta, aquí. Más detalles de la receta, aquí.Más detalles de la receta, aquí.

Mermelada de pimientos del piquillo con miel

El sabor concentrado de esta mermelada de pimientos del piquillo, muy aromática, es ideal para combinar con quesos de todo tipo, desde los más cremosos y frescos hasta piezas más curadas. Podemos usarla de base para preparar canapés, rellenar empanadillas o bocaditos de hojaldre, o simplemente untar en tostas crujientes. Marida especialmente bien con aves al horno y verduras a la plancha.

Mermelada de pimientos del piquillo con miel
  • Ingredientes: 340 g de pimientos del piquillo en conserva natural (peso sin escurrir), 10 ml de vinagre de Módena y 50 ml de miel.

  • Elaboración: Abrir el bote de pimientos del piquillo y sacar las piezas escurriéndolas del líquido de conserva, retirando posibles semillas. Reservar el líquido por si hubiera que añadir más tarde. Colocar los pimientos en el vaso de una batidora de mano o vaso, tipo minipimer o americana, o usar un robot de cocina. Triturar muy bien hasta dejar una textura completamente homogénea y fina. Llevar a un cazo, agregar el vinagre y la miel, y mezclar con unas varillas. Calentar removiendo hasta casi llegar a ebullición; bajar el fuego al mínimo y mantener la cocción durante unos 45 minutos, o más, para que reduzca y se concentren los sabores. Remover de vez en cuando y vigilar que no se caliente demasiado salpicando. Probar la textura y el sabor, añadiendo algo más de miel o azúcar si se desea, o parte del líquido de la conserva. Espesará más al enfriarse.

Más detalles de la receta, aquí.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Salsa de naranja

Dejamos para el final una salsa espectacular que da mucho juego en la cocina. En ella podemos cocinar un solomillo de cerdo, unas pechugas de pollo y otras carnes, pero también podemos llevar a la mesa y que cada cual se sirva la cantidad que desee. Al magret de pato le va como anillo al dedo y también combina de maravilla con verduras.

salsa de naranja
  • Ingredientes: 200 g de cebolla, 3 naranjas, aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta negra molida, harina de maíz (opcional) y nata liquida (opcional).

  • Elaboración: Exprimimos el zumo de las naranjas, colamos y reservamos. Picamos la cebolla, calentamos un poco de aceite en una sartén y pochamos a fuego suave. Cuando comience a volverse traslúcida, después de unos ocho o nueve minutos, sazonamos. Regamos con el zumo de naranja y cocemos durante 10 minutos. Trituramos y pasamos por un chino fino. Devolvemos la salsa a la sartén y cocemos a fuego fuerte durante cinco minutos para que espese. Probamos el punto y salpimentamos si fuera necesario. Podemos espesar la salsa con un poco de harina de maíz y darle un punto cremoso añadiendo un poco de nata líquida, pero esto es opcional.

Más detalles de la receta, aquí.

En Directo al Paladar | 47 salsas de Navidad ligeras y saludables
En Directo al Paladar | Salsa de foie, de pimienta verde y de queso azul o cómo convertir tu carne en la mejor receta de Navidad, tres recetas con vídeo incluido

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios