Gastroguía de la isla de Mallorca: qué comer en la mayor de las Islas Baleares (y qué restaurantes no debes perderte)

Gastroguía de la isla de Mallorca: qué comer en la mayor de las Islas Baleares (y qué restaurantes no debes perderte)
1 comentario

De Palma a Manacor, de Alcudia a Sóller, de Portinatx a Inca... La isla de Mallorca es un tesoro cultural, histórico, vacacional y, evidentemente, gastronómico, al que poner rumbo en cualquier momento del año.

Es cierto que se ha convertido en un 'caramelo' veraniego, pero la más grande de las Islas Baleares es un lujo para descubrir en todo momento. Naturaleza, arquitectura histórica, coquetos pueblos de interior e impresionantes playas se encargan así de mantener el idilio.

Como no podía ser de otra forma, la isla también nos atrapa con cantos de sirena desde la mesa, donde la cocina mallorquina enarbola su carácter mediterráneo con platos e ingredientes a los que es imposible decir que no.

Mundialmente conocida por sus ensaimadas y sobrasadas, detrás de ellas encontramos elaboraciones con quizá no tanta fama pero imprescindibles. Panadets, fritos, tumbet, cuartos, gatós, cocas de patata, pulpo con cebolla, los arroces... El despliegue podría ser infinito y merece una estancia bien prolongada en la isla.

Los 5 platos más típicos de la gastronomía mallorquina

Es notable la devoción que la isla siente hacia la repostería y bollería, la cual es responsable de algunas de las recetas más icónicas de Mallorca. También es fundamental entender aquí la predominancia de los platos marineros y del aprovechamiento hortícola, que se traslada al mundo de los fritos.

Lógicamente, en una tierra también cargada de frutales, como los albaricoques o las almendras, y también un paraíso para el cerdo, donde se recupera el porc negre mallorquí, de tronco ibérico, y del que salen las mejores sobrasadas de la isla.

Importancia clave tiene además el aceite, otra de las perlas de la isla, y sus salinas, que reivindican ese carácter marinero y 100% mediterráneo que caracteriza a Mallorca, y cuya recuperación por parte del movimiento Slow Food se está haciendo.

Con esta panoplia, nos toca intentar ser ecuánimes y elegir solo cinco platos -tarea complicada- para contar qué debemos comer en la isla de Mallorca, un paraíso mucho más allá del turismo masivo y de la internacionalización viajera.

Ensaimada

Foto 01 Ensaimada

Somos previsibles, pero eso no significa que no debamos asomarnos a este universo. La ensaimada es la bandera repostera de la isla de Mallorca,b donde incluso tiene una IGP que la protege en sus dos versiones tradicionales: la lisa (sin relleno) y la de cabello de ángel.

Fuera de ella, hay otro carrusel de opciones, incluyendo rellenos de chocolate, de crema pastelera o la ensaimada de tallades, que no es rellena, sino que se cubre con sobrasada y calabazate y es típica de Carnaval.

Receta | Ensaimada de Mallorca

Frito mallorquín (o frit mallorquí)

Foto 02 Frito Mallorquin

De verduras, de pescado, de carne... El frito es un plato tan típico como versátil, base de la cocina mallorquina durante siglos, y que no es otra cosa que los ingredientes muy bien picaditos y cocinados en una sartén.

Algunos de los más clásicos son el de cordero, donde se utilizan las asaduras, porque era una receta de aprovechamiento, o el que se hace con todo tipo de verduras que se tengan a mano, incluso opciones con pulpo, que también son muy frecuentes.

Receta | Frito mallorquín

Arroz sucio (arròss brut)

Foto 03 Arroz Sucio

No os asustéis por el nombre, ya que de sucio no tiene nada, pero se le llama así porque se realiza un majado contundente con especias, hierbas aromáticas, azafrán y los interiores de la volatería, que realza el conjunto.

Los ingredientes varían en función de la temporada, pero puede llevar sobrasada, carne de conejo y de pollo, así como todo tipo de verduras, por lo que hablamos de un platazo muy festivo al que es difícil resistirse.

Receta | Arroz sucio (arròss brut)

Tumbet mallorquín

Tumbet Mallorquin

Allá donde haya una huerta mediterránea, habrá un plato con sus protagonistas. En tierras mallorquinas encontramos el tumbet, que es habitual que tenga pimiento, calabacín, berenjena, patata y una buena salsa de tomate casera.

Topamos así con un primo de la caponata, del ratatouille o de la legión de pistos que pueblan la cocina española, aprovechando al máximo las virtudes de la huerta de temporada.

Receta | Tumbet mallorquín

Coca de trempó

Coca De Trempo

Irse de Mallorca sin hablar de cocas es un pecado que no nos apetece cometer. Ya sean dulces o saladas, hablamos de una idiosincrasia de forn y panadería que encontraremos en toda la isla.

En este caso, ponemos el foco en la de trempó, cuya clave está en la masa, que lleva manteca de cerdo y mantequilla, pero el resultado debe ser ligero y crocante. Luego se corona con pimiento, tomate y cebolla bien picaditos. Si prefieres algo dulce, no dejes de buscar las cocas de tallades (con albaricoques).

Receta | Coca de trempó

Bares de raciones y tapas en Mallorca

Mallorca 6293675 1920

Si una tradición del tapeo reina en toda la isla es la del variat, una conjunción de pequeñas tapas que solían servirse en los bares del interior de Mallorca, donde encurtidos, ibéricos y algunos platos calientes como el frito, los callos o las manitas se servían.

Antiguamente lo consumían agricultores y trabajadores del campo a diario, entre faena y faena, pero las clases altas lo tomaban a modo de aperitivo de fin de semana. Lo que sí es cierto es que se trata de una tradición previa a la llegada del turismo y, como es lógico, no se trata de la única tapa que se consume en la isla.

Bar Espanya

Son ya dos locales que el Bar Espanya, una leyenda del tapeo palmesano, tiene en la capital balear, donde ejerce su predicamento de raciones con platos típicos y también algunas recetas más creativas.

Ambiente divertido y moderno donde abundan los llonguets, las cocas y los pinchos de la barra, que van cambiando durante la temporada, y que le convierten en parada obligada.

Bar Espanya. Carrer de Can Escursac, 12, 07001 Palma, Illes Balears. Teléfono: 971 72 42 34.

Ca'N Dalmau

Otro indispensable del tapeo mallorquín, de nuevo palmesano, donde en sus variat vamos a ver de todo. Una revolución donde callos, carne en salsa, frit o ensaladilla coexisten en el mismo plato y plano.

También es habitual que veamos el pica-pica (sepia encebollada y picante), calamares fritos y, si uno pasa por aquí el fin de semana, que acabe cayendo un plato de frito de matanzas.

Bar Ca'N Dalmau. Carrer Camí Roig, 23, 07009 Palma, Illes Balears. Teléfono: 971 59 64 22.

Bar Mingo

Pasar por Manacor y no hacer un alto en el Mingo es un sacrilegio. No en vano, más de 40 años de historia avalan al 'mejor bar de Manacor', donde entregarse sin compasión al tumbet, al frit y a sus guisillos y cazuelas, siempre cambiantes.

También se preparan bocadillos y la pandemia obligó a que muchas de sus tapas se encargasen para llevar, pero lo más divertido es pasar por allí durante el mediodía, pedir una caña y disfrutar de un pepito y de un pa amb oli, tan sencillo como bueno.

Bar Mingo. Plaça de Ramon Llull, 12, 07500 Manacor, Islas Baleares, Illes Balears. Teléfono: 971 55 26 62.

Bar Bosch

Es difícil ajustar a una única categoría al Bosch, uno de esos templos mallorquines por los que ha pasado todo el mundo alguna vez. Bar, cafetería, restaurante, obrador propio... Por unas cosas o por otras, hay que ir al Bosch.

En este caso lo encuadramos dentro del tapeo, aunque si nos tuviéramos que quedar con algunos de sus placeres, nos iríamos a los llonguets (langostas los llaman aquí, crujientes por fuera, tiernos por dentro), a su tortilla de patata y a su coca de trampó.

Bar Bosch. Plaça Rei Joan Carles I, 6, Bajos, 07012 Palma, Illes Balears. Teléfono: 971 71 22 28.

Can Prim

Seguimos en el corazón de la isla para entregarnos a otro de esos bares de toda la vida. Comparten escenario el tumbet con el frit, y si uno tiene la suerte de coger una de las mesas de su terraza, que no la suelte, porque en verano es algo cotizadísimo.

Tienen además de sus tapas, una oferta de restaurante bastante competitiva, incluyendo menú del día, por lo que no extraña que esté bastante concurrido en cualquier momento del año.

Bar Can Prim. Plaça Bernat de Santa Eugènia, 4, 2, 07142 Santa Eugènia, Illes Balears. Teléfono: 971 14 44 08.

Can Joan Frau

Una de las mejores formas de conocer cómo come una ciudad es acercarse a sus mercados y en Palma es de obligada parada el de Santa Catalina. Allí, entre sus puestos, es conveniente hacer un alto para berenar (merendar, aunque el mallorquín lo usa también para el almuerzo) en Can Joan Frau.

Tumbet, frit, tortillas, cocas, arroces, sopas... Todo lo que huela a Mallorca por esta barra desfila, así que no pierdas la ocasión si estás por la capital y quieres ser un palmesano más.

Can Joan Frau. Mercat Municipal de Santa Catalina, Plaça de la Navegació, s/n, 07013 Palma, Balearic Islands. Teléfono: 971 73 78 62.

Ca’n Biel Felip

Otra paradísima más que obligada en Palma, donde no llega el turista, para atiborrarse con un variat que cumple perfectamente con su cometido. Croquetas, carne en salsa, frit, tumbet, ensaladilla, calamares y aceitunas, muchas aceitunas.

También dan menú del día, lleno de trabajadores y de gente de la zona, por lo que no es fácil siempre tener mesa pero si buscas un sitio bueno, bonito y barato en Palma, es una magnífica opción.

Can Biel Felip. Carrer de Miquel Capllonch, 45, 07010 Palma, Illes Balears. Teléfono: 971 90 68 31.

Bar Prohens

Muy buenos llonguets esperan en este céntrico bar de Llucmajor, donde además de estos clásicos montaditos también preparan variats en un horario amplísimo, incluyendo la cena, por lo que es perfecto para comer algo, picotear o tomarse una copa.

Su terraza, en plena Plaza de España, es otro de sus alicientes donde descubrir la Mallorca interior mientras disfrutar de la gastronomía local o de algún copazo.

Bar Prohens. Plaça Espanya, 8, 12, 07620 Llucmajor, Illes Balears. Teléfono: 971 66 00 42.

Restaurantes donde comer bien y barato

Pexels Mali Maeder 50625

La isla de Mallorca no es especialmente cara para comer bien, pero será, evidentemente, más onerosa a medida que nos acerquemos a las ciudades más turísticas, a la playa o a lo que solemos llamar 'place to be'.

Veréis que nuestro recorrido, tanto en tapas como en este apartado -y también con los restaurantes 'caros'- está enfocado a cocina típicamente mallorquina o mediterránea, esquivando propuestas de cocina internacional, aunque las hay de gran calidad.

Casa Julio

Es uno de los menús del día más cotizados de Palma por precio y calidad. Especialidades mallorquinas en el centro de la capital y platos sencillos son el valor seguro para los que no quieren complicarse la existencia durante su periplo balear.

Es pequeñito y tiene pocas mesas en la terraza, así que es mejor llamar y reservar antes de pasarse por allí. También ofrecen carta, con un ticket medio algo más elevado, donde suele haber pescado del día y marisco, así que las dos opciones son igualmente tentadoras.

Casa Julio. Carrer de la Previsió, 4, 07001 Palma, Illes Balears. Teléfono: 971 71 06 70.

Celler Can Font

El corazón de la isla de Mallorca está lleno de pequeñas bodegas (cellers) donde abunda el vino local y donde las opciones de turismo de interior cobran vida. Es el caso de este pequeño hotel restaurante en Sineu, donde además de vino y habitaciones, se come muy bien.

Ticket medio aseado, que no suele pasar de los 25 euros por persona, platos típicamente mallorquines como el frit, el arroz, los tacons (callos) o la porcella al forn (lechona asada) no faltan en el día a día de este encantador alojamiento.

Hotel Restaurant Celler Can Font. Plaça 18, 07510 Sineu, Illes Balears. Teléfono: 971 52 03 13.

Ca'n Bernat

Desde 1958 lleva abierto este icono en Portocolom, en el Migjorn mallorquín, donde la tercera generación de la familia se hace cargo de una casa de comidas sencilla, asequible y que en verano se pone de bote en bote para probar sus arroces.

No están solos porque también se trabaja con mucho gusto el pescado, ya sea a la plancha, frito o a la brasa, razones que avalan que en verano convenga llamar con bastante antelación si se tiene intención de coger una mesa.

Restaurant Ca'n Bernat. Carrer de la Gavina, 21, 07670 Portocolom, Illes Balears. Teléfono: 971 82 52 58.

Son Tomàs

Otra de esas arrocerías que a veces pasan desapercibidas pero que son imprescindibles si uno viaja a Mallorca. En este caso, hay que desplazarse a Bañalbufar, en el corazón de la Sierra de Tramuntana, donde no solo esperan arroces de primera, sino vistas como estas.

Apenas a 25 kilómetros del centro de Palma, Son Tomàs es una apuesta segura y accesible donde disfrutar de cocina tradicional mallorquina, buenos platos de pescado, interesantes postres caseros y todo ello con el mar balear como telón de fondo.

Restaurante Son Tomàs. Carrer Baronia, 17, 07191 Banyalbufar, Illes Balears. Teléfono: 971 61 81 49.

Can Carrossa

Can Carrossa Celler

Atreverse a salir de la zona de confort y descubrir la Mallorca de interior es un planazo, más aún si uno topa con lugares como Can Carrossa, al que un siglo de historia contempla en 2021, y donde probar platos clásicos de la cocina mallorquina.

El plus viene con su emplazamiento, una antigua casa de agricultores con un coqueto jardín y con la labor sostenible que llevan a cabo, procurando comprar todos sus productos a proveedores cercanos.

Celler Can Carrossa. Carrer Nou, 28, 07360 Lloseta, Illes Balears. Teléfono: 971 51 40 23.

Celler Can Amer

Tomeu Torrens se encarga en este encantador restaurante en Inca de convertir la cocina tradicional mallorquina en una cocina de autor. Y además, afortunadamente para el bolsillo, de forma más que asequible, dando así nueva vida a verduras y pescados, principalmente.

Retoma así la actividad de un celler centenario que cerró sus puertas en 2019 y que ahora vibra de nuevo con una oferta llena de sabor y que es imprescindible para entender también la cocina hortelana de la isla.

Celler Can Amer. Carrer Miners, 4, 07360 Lloseta, Illes Balears. Teléfono: 971 50 12 61.

Aromata

Si hablamos de la alta cocina mallorquina, nombres como Maca de Castro, Santi Taura o Andreu Genestra son de obligada mención. Es este último en que en Aromata, en el centro de Palma, ofrece una propuesta accesible y muy balear como puerta de entrada a su gastronomía.

Pone así en bandeja dos opciones, una en degustación (en 50 y 65 euros), y otra para los menús del mediodía de 23 euros con primero, segundo y postre, que es a la que nos aferramos para incluir a Aromata en esta categoría. Frescura, sabor y mucha estacionalidad para otro fundamental de la capital.

Restaurante Aromata. Carrer de la Concepció, 12, 07012 Palma, Illes Balears. Teléfono: 971 49 58 33.

Sa Foradada

Tres arroces son el imán para llegar a Sa Foradada, un restaurante esculpido en piedra en Deià, en la Tramuntana norte, al que solo se puede llegar en barco o caminando, dejando el coche a unos 40 minutos del restaurante. Las vistas y el ambiente, merecen la pena.

Eso, y la comida, claro, que es la que nos atrae a este rinconcito balear donde es imprescindible la reserva telefónica y donde ver cómo cocinan tu arroz a la leña mientras tienes Punta Sa Foradada como telón de fondo. No es un lugar barato al 100%, pero es accesible.

Restaurante Sa Foradada. Diseminado Sa Foradada, 2, 07179 Deià, Illes Balears. Teléfono: 616 08 74 99.

Es Verger

Volvemos al interior, esta vez para deleitarnos con los placeres de la casa en Es Verger, otro restaurante celler, donde lo que manda es el asado de cordero -a la cerveza, curiosamente-, que hace que el local esté lleno de viajeros y mallorquines.

También hacen muy buenos caracoles, bordan el tumbet y conviene llamar previamente para asegurarse de la presencia del cordero, porque el horno tiene una capacidad limitada y no siempre hay para todos. Por lo demás, un clásico.

Restaurante Es Verger. Camino del Castillo de Alaró, s/n, 07340 Alaró, Illes Balears. Teléfono: 971 18 21 26.

Restaurantes de precio alto

Mallorca 2911323 1920

Estrellas Michelin, soles Repsol, cocina internacional y, sobre todo, una propuesta muy balear es la que nos tienta desde la isla de Mallorca cuando hablamos de restaurantes caros, donde abunda la cocina de autor y los menús degustación.

También, como es lógico en un destino vacacional de primer orden, hay que hablar de la oferta hotelera que sirve de acomodo a muchos de estos restaurantes, formando así la cima de la gastronomía mallorquina.

Ca Na Toneta

Ya os hablamos de las hermanas Solivellas cuando reivindicamos 66 restaurantes dirigidos por mujeres, y hoy es de justicia que volvamos a hacerlo. 25 años llevan poniendo lo mejor del campo mallorquín, con tradición y honestidad -y buenos precios-.

Todo un alegato de cercanía, proximidad y sinceridad culinaria que también se entronca con vinos locales y donde la frescura y estacionalidad marcan siempre las cartas y menús de María, a los mandos de la cocina, que pone en manos de Teresa (sala) sus platos. Todo ello en un ticket medio amable que no suele superar los 45 euros.

Ca Na ToNeTa. Calle Horitzó, 21. Caimarí (Mallorca - Islas Baleares). Teléfono: 971515226. Información y reservas en canatoneta.com.

Maca de Castro

Maca De Castro

Es curioso que, al contrario de lo que suele pasar en la península, la voz cantante de la alta cocina en Mallorca la lleven -afortunadamente- mujeres. Es el caso de Maca de Castro (una estrella Michelin y tres soles Repsol), seguramente el gran nombre de la gastronomía mallorquina.

Con la base de la cocina tradicional y los productos de proximidad, de Castro elabora así los cambiantes menús degustación que ofrece en su gastronómico, mezcla de sensibilidad, sabor y recuerdo, para encandilar así al paladar del viajero y del mallorquín. Un lugar para acertar, celebrar y siempre querer volver.

Restaurante Maca de Castro. Carrer de Juno, s/n, 07400 Alcúdia, Illes Balears. Teléfono: 971 89 23 91.

Dins Santi Taura

Dins Santi Taura

Santi Taura es otro de los pilares sobre los que se asienta la nueva cocina mallorquina, sirviendo como embajador del producto y de las raíces, trasladando así a sus propuestas la potencia de la gastronomía tradicional. De ella se vale en DINS (una estrella Michelin y dos soles Repsol), donde los mediodías sirve menú degustación y las noches tiene carta.

Se yergue así como un garante de la presencia del chef en el restaurante, donde tienta con dos menús degustación (de 75 euros -Es Raiguer- y 95 euros -Sa Calatrava-, maridaje aparte) con los que recorrer la esencia mallorquina de su cocina. Otro restaurante de acierto seguro.

DINS Santi Taura. Plaça de Llorenç Villalonga, 4, 07001 Palma, Illes Balears. Teléfono: 656 73 82 140.

Daica

Daica

Si no creen en el amor a primera vista, pasen por DaiCa, un encantador restaurante situado en el Pla de Mallorca, donde David Ribas (maître) y Caterina Pieras (chef) ponen alma, corazón y vida con ingredientes mallorquines en un local cargado de encanto y producto local.

Precio más que ajustado, cocina típica balear, producto de proximidad y un despliegue de sensibilidad que cautiva a todo por el que allí pasa. Si el flechazo surge, no se preocupen, que también cuentan con tres cómodas habitaciones para alojar huéspedes en este pequeño paraíso terrenal.

Daica Restaurant. Carrer de la Farinera, 7, 07430 Llubí, Illes Balears. Teléfono: 686 00 16 04.

Jacaranda (Finca Serena)

Tras salir del dos estrellas Michelin y tres soles Repsol SantCeloni, Óscar Velasco aterriza en la dirección ejecutiva de la cocina de Jacaranda, ubicado en el cinco estrellas Finca Serena, en pleno corazón de Mallorca, donde reconectar con su talento.

Cocina de autor, mucho producto local y la impronta de sus 20 años en SantCeloni se plasman así en un menú degustación accesible (80 euros, sin bebida) que en su carta de verano representa lo más fresco de la huerta y el mar balear en más de una docena de pasos.

Restaurante Jacaranda. Hotel Finca Serena. Ma-3200 km, Ma-3200, km, 3, 3, 07230 Montuïri, Illes Balears. Teléfono: 971 18 17 58.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Bens d'Avall

Bens D Avall

Tras cincuenta años de historia, que se dice pronto, Bens d'Avall (dos soles Repsol) ha conquistado su primera estrella Michelin en 2021. Epicentro de la buena mesa mallorquina desde hace décadas, su propuesta sofisticada, tanto en cocina como en sala, se ha convertido en uno de los puntos más demandados de la restauración balear.

Así crece este negocio familiar, donde de la cocina se encarga ahora Jaume Vicens, siguiendo los pasos de Benet, su padre, y arropado en sala por Catalina Cifre, su madre, fieles al estilo que les ha hecho célebres. Elegancia, buen producto y sutileza, que despliega

Arroces, sopas, muchísimas brasas, platos típicos, pescados y mariscos de primera (como la predilección por la gamba de Sóller), y todo ello con una de las mejores vistas de la costa de la Tramuntana, donde se encarama su balaustrada, hacen de este escenario idílico el mejor lugar para una comida o cena para el recuerdo, con opción de comer a la carta o de dejarse tentar por el degustación de Jaume.

Bens d'Avall. Carretera de Deià, km.56, 07100 Sóller, Illes Balears. Teléfono: 971 63 23 81.

Sa Roqueta

Otro imprescindible si uno quiere conocer la Mallorca auténtica. Clásico ineludible de la gastronomía palmesana, donde los arroces y los pescados del día llevan la voz cantante, Sa Roqueta es otro valor seguro para no marrar el tiro si uno está por Palma.

Espardeñas, gambas rojas, calderos, fideuás, curiosos mar y montaña con legumbres y mariscos, forman así los cimientos de una casa cuya historia se cuenta por décadas. Otro de esos lugares en los que acertar sí o sí.

Restaurante Sa Roqueta. Carrer de la Sirena, 11, 07006 Palma, Illes Balears. Teléfono: 971 24 94 10.

Laudat

Laudat Restaurante

Parada obligada para los amantes de la buena mesa si uno está en el interior de la isla, donde el producto local se mezcla con una pizca de fusión -comedida- y con un ciertos toques de cocina francesa. Todo ello sazonado en un entorno precioso, de marcado carácter mediterráneo.

Una terraza idílica en pleno Santanyí, en el corazón del Migjorn, y que pone con su propuesta gastronómica el contrapunto perfecto a una ruta por uno de los pueblos más bonitos de la zona.

Laudat. Carrer de Sant Andreu, 18, 07650 Santanyí, Illes Balears. Teléfono: 871 90 60 34.

La Bodeguilla

La Bodeguilla Mallorca

Tres décadas garantizan el éxito de La Bodeguilla, otra dirección clave en Palma, para demostrar que la buena mesa tiene mucho recorrido y acento patrio en la capital mallorquina. Muchísima brasa, producto de primera y un local cuidado son así las piedras de toque con las que disfrutar de una buena comida en el centro de la ciudad.

No se deben perder de vista los mariscos del día, ya sean ostras, gambas rojas o navajas, a los que secundan de maravilla sus pescados. Lubinas, rodaballos y atunes forman así la columna vertebral de una carta en la que hay también clásicos mallorquines y, por supuesto, carnes.

Restaurante La Bodeguilla. Carrer de Sant Jaume, 3, 07012 Palma, Illes Balears. Teléfono: 971 71 82 74.

Desayuno y brunch en Mallorca

Ensaimadas

Pocos lugares tienen el fervor repostero de Mallorca en España, ya sea para dulces o salados. Hablamos claro de la ensaimada, pero también de los panadets, de las cocas, de los gatós, de los cuartos, de los crespells...

No extraña así que la harina, las masas y el pan (no olvidemos los llonguets) se tomen muy en serio en la isla y por eso abunden hornos (forns) casi legendarios.

Arrels by Marga Coll

Un desayuno en cinco fases, incluyendo quesos locales, embutidos, panadets, zumos, bollería y platos de cocina es lo que presenta Marga Coll en Arrels (dentro del hotel Meliá de Mar), que es apto tanto para huéspedes como para no alojados y supone, con diferencia, el mejor desayuno-brunch de la isla (que solo se sirve en viernes, sábado y domingo).

Todo se hace en el día y con ello también se recorre la isla, sumando productores y pequeños proveedores, para un ágape que demanda más de dos horas de tiempo y que es, seguramente, el desayuno más completo de España.

Gran Melia de Mar, de las Illetas, 7, 07184 Palma, Illes Balears. Teléfono: 971 40 25 11.

Forn Fondo

Desde 1911, ahí es nada. Historia viva de la confitería, repostería y dulcería mallorquina donde todo lo que te hemos contado sobre dulces baleares se trabaja. Cocas, cocarrois, panadets y, lógicamente, ensaimadas, de las que salen a decenas las de tallades y las de albaricoques cuando es verano.

Un lujo que sigue abierto y dando el callo como desde hace más de un siglo y que hoy es una garantía de repostería de altísima calidad, y sin andar presumiendo.

Forn Fondo. Carrer de la Unió, 15, 07001 Palma, Illes Balears. Teléfono: 971 71 16 34.

Forn i Pastisseria Gelabert

En 2018 se coronaron como Mejor Ensaimada del Mundo, y en 2019 entraron en la Ruta del Buen Pan, que premia a los mejores obradores artesanos de panadería de España, así que Gelabert debe cruzarse en el camino goloso de cualquiera que pase por la isla.

En Llubí, donde se encuentran, deleitan con sus ensaimadas y con sus cocas, además de con sus empanadas, siendo todo de altísima calidad. Si tienen la suerte de caer por allí a finales de verano y ven las ensaimadas abiertas con sobrasada, cebolla e higos, no lo duden y háganse con una.

Forn i Pastisseria Gelabert. Carrer la Carretera, 61, 07430 Llubí, Illes Balears. Teléfono: 971 52 20 66.

Pastissería Real

Están a punto de cumplir cincuenta años (los hacen en 2024) y siguen siendo un baluarte de la panadería y pastelería de calidad en la ciudad de Palma. Panes artesanos, ensaimadas y todo tipo de bollería lucen en sus vitrinas.

Si un vicio reconozco de esta tienda es el de sus llonguets, esponjosos, crocantes y perfectos para rellenar de lo que se os ocurra. Lo único que puedo asegurar es que si los pruebas, te llevarás unos cuantos a casa.

Pastissería Real. Carrer Reis Catòlics, 79, 07007 Palma, Illes Balears. Teléfono: 971 27 40 39.

Forn de Plaça, Algaida

Panes morenos y blancos saludan al que cruza la puerta de este coqueto obrador en Algaida, donde también bordan el almíbar, que da lustre a muchas de sus tentaciones. A las consabidas ensaimadas -de varios formatos, para que nos podamos controlar-, se suman también otros interesantes dulces locales.

Es el caso de los robiols, que se trabajan en albaricoque y en requesón -imposible elegir solo uno-, y una colección de cocas, tanto dulces como saladas, que les convierten en un punto de paso necesario en mitad de la isla para ir comiendo por el camino.

*Forn de Plaça. Carrer del Bisbe, 1, 07210 Algaida, Illes Balears. Teléfono: 871 55 42 67.

Forn de la Pau

Forn De La Pau

En este mítico obrador presume de ser uno de los más antiguos, sino el que más, de toda Palma, ya que hay testimonios de que ya se trabajaba allí en 1729. Sin embargo, no solo su dni nos vale como referencia, sino la calidad de sus productos.

Ensaimadas, llonguets, panadets y también repostería moderna (sumada a panes artesanos) son los valores sobre los que siguen sentando cátedra, muchos de ellos salidos de un horno de leña bicentenario que hace que esta casa sea museo y panadería al mismo tiempo.

Forn de la Pau. Carrer de la Pau, 12, 07012 Palma, Illes Balears. Teléfono: 971 72 78 55.

Forn Santo Cristo

Ineludibles y omnipresentes. Si ves una caja blanca y azul, no falla, se trata de una caja de Forn Santo Cristo con una de sus ensaimadas, las cuales llevan elaborando desde 1910.

Tradición y muchos establecimientos se funden así bajo la misma receta de un dulce que encandila a mallorquines, viajeros. e incluso a los que cogen el avión, porque en el aeropuerto de Son Sant Joan hay una tienda, así que puedes ahorrarte el embarque 'ensaimadil' una vez pasado el control de seguridad.

Forn Santo Cristo. Carrer de Sant Miquel 47 | 07002; Carrer de Paraires, 2 | 07001, Palma de Mallorca, Illes Balears. Teléfono: 600 919 417.

Imágenes | iStock / Unsplash / Pexels / Pixabay / Forn de la Pau / DaiCa / La Bodeguilla / Bens d'Avall / Dins Santi Taura / Laudat / Maca de Castro

En Directo al Paladar | Gastroguía de Ibiza: qué comer en la Isla Blanca (y qué restaurantes no debes perderte) En Directo al Paladar | Las 19 mejores recetas de la cocina balear para celebrar el Día de las Islas Baleares

Temas
Inicio