Sigue a Directo al Paladar

Pastel de cabracho

El pastel de cabracho es una especie de pudin o paté que resulta ideal como entrante en cualquier comida, y en especial para estas fiestas navideñas. Ahora que las pescaderías se surten de casi todo tipo de pescados es buen momento para comprarlo y prepararlo con el verdadero cabracho, que algunas veces por ser un pescado que no tiene excesiva venta es difícil de encontrar. En Asturias es un clásico verlo como aperitivo en restaurantes y sidrerías, aunque la receta original no posee más de treinta años de edad y tuvo su origen en las cocinas de Arzak en los años setenta.

El cabracho es un pescado de roca, de color salmón o anaranjado, cuya carne prieta y firme tiene un sabor que recuerda al marisco. Como posee gran cantidad de espinas es un poco más complicado de comer que otras especies, pero desde luego si eso para vosotros no es impedimento, os recomiendo que alguna vez lo probéis también al horno. Podéis prepararlo hoy mismo aprovechando que muchos locales de alimentación y mercados abren y tenerlo en la nevera listo para la Nochebuena o la comida de Navidad. Además, bien tapado, congela perfectamente.

Ingredientes para un molde rectangular de unos veintidós centímetros de longitud

  • Para el pastel: 400 g de carne de cabracho cocido y sin piel ni espinas (aproximadamente dos cabrachos de 800 gramos), 3 huevos L, 3 palitos de surimi, 2 cucharadas soperas de tomate frito casero o de ketchup, 1 pimiento del piquillo, 100 ml de nata, 1 nuez de mantequilla para engrasar el molde.
  • Para el caldo corto: 1 cebolla, 1 puerro, 1 zanahoria, 1 hoja de laurel, 1 cucharada de aceite de oliva, 1 nuez de mantequilla para engrasar el molde, sal.

Cómo hacer pastel de cabracho

Ponemos una olla con agua y sal a hervir. Le añadimos la cebolla, el puerro, la zanahoria, la cucharada de aceite y el laurel y cocemos durante diez minutos para preparar un caldo corto. Seguidamente echamos los pescados y los cocemos durante otros quince minutos.

Los retiramos y les limpiamos de piel y espinas, desmigándolos con cuidado para otro recipiente. Debemos de obtener unos 400 gramos de carne de pescado limpio. Precalentamos el horno a 180 grados y enmantequillamos un molde de cake para después forrarlo con papel de horno.

En un recipiente añadimos el pescado desmigado, los palitos de surimi, el pimiento del piquillo, los huevos, la salsa de tomate y la nata. Batimos muy bien hasta formar una pasta fina. La añadimos al molde, alisamos su superficie y horneamos durante cuarenta a cuarenta y cinco minutos. Dejamos enfriar en la nevera durante un mínimo de dos horas.

Pastel de cabracho

Tiempo de elaboración | 1 hora y cuarto
Dificultad | Fácil

Degustación

El pastel de cabracho habitualmente se sirve acompañado de una cama de lechugas y con un poco de mayonesa o salsa rosa y tostaditas de vuestro pan preferido. Como no es un pescado barato, también podéis hacer una versión más económica usando algún pescado blanco como filetes de merluza, que os guste. El sabor no será tan acentuado a marisco pero también estará muy bueno.

En Directo al Paladar | Receta de paté de pollo y naranja
En Directo al Paladar | Paté rápido de anchoas y cebolleta. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios