Compartir
Publicidad

Nueve recetas golfas para hacer rápidamente de madrugada

Nueve recetas golfas para hacer rápidamente de madrugada
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos lo hemos vivido alguna vez. Hemos salido de marcha, hemos tomado alguna copa y al llegar a casa sentimos una punzada de hambre que nos hace asaltar la nevera en busca de cualquier alimento que nos calme. Para ayudaros si os veis en esta situación, os proponemos estas nueve recetas golfas para hacer rápidamente de madrugada.

No todas son saludables, ni el mejor remedio para la inmenente resaca, pero sí que nos pueden resolver el ataque de hambre que provocan las muchas horas fuera de casa, las horas de baile o las copas que nos hayamos tomado.

Nueve recetas golfas para hacer rápidamente de madrugada

1. Al asalto de las sobras

Nada es más cómodo que encontrar en la nevera un tupper con los restos de un buen plato casero. Tanto si nos encontramos unos espaguetis con chorizo, como si lo que aparece es una buena ración de carne guisada o las sobras del pollo asado que comimos a mediodía, veremos como desaparecen en muy poco tiempo. No digamos si tenemos un trozo de pizza que recalentar, mientras engullimos un vaso de gazpacho para recuperar minerales y vitaminas.

Tupper Pasta

Con ayuda del microondas, estos platos resolverán nuestras ansias de comida caliente y casera en pocos minutos. Para asegurarte de encontrar esos platos a la vuelta, es importante aprender a guardar las sobras correctamente para encontrarlas en perfecto estado.

2. Arroz a la cubana de supervivencia o arroz a la cubana en plan gourmet

650 1200 13

Cocer un poco de arroz, freír un huevo y añadir tomate frito puede servirnos como arroz a la cubana de emergencia, lo que puede ser suficiente dependiendo de nuestro estado. Pero si queremos hacer un plato más elaborado o queremos quedar bien con quien nos acompañe en ese momento, podemos hacer esta deliciosa receta de arroz a la cubana con pisto y huevo de codorniz servido como pincho, que sin duda nos hará quedar como reyes sin mucho esfuerzo.

3. Hamburguesas caseras

Quizás sean una de las opciones más rápidas y sencillas que podemos hacer en casa. Si tenemos un poco de carne picada y panecillos de hamburguesa, podemos preparar unas deliciosas hamburguesas gourmet en muy poco tiempo. Recuerda los consejos para hacer hamburguesas caseras.

Burger

Sazona la carne y deja que repose mientras se calienta una sartén que hará de parrilla de emergencia. En un tazón, mezcla dos cucharadas de mayonesa con mostaza, ketchup, salsa barbacoa y añade un pellizco de especias. Bate bien y unta con esa mezcla los panecillos recién tostados. Cocina la hamburguesa dos minutos por cada lado, métela entre los panecillos y ¡¡todo listo para disfrutar!!

4. La ensaladilla rusa

650 1200 15

La ensaladilla rusa tiene todo para gustarnos de madrugada. Encontrar hecha una fuente de ensaladilla en la nevera puede ser una de las mayores alegrías para el que llega a las tantas de la mañana. No hay que hacer nada más que servirse un plato y comer. Además con la grasa de la mayonesa y los hidratos de las patatas nos sentiremos saciados y recuperados en muy poco tiempo.

Para hacer una ensaladilla como la de la foto, podéis usar esta receta si tenéis un poco de tiempo. Pero si necesitáis una ensaladilla de emergencia, podéis mezclar conserva de patatas, guisantes y zanahoria, una lata de atún y dos o tres cucharadas de mayonesa y podrás tener la papeleta resuelta en unos pocos minutos. No será tan rica, pero no creo que lo notéis demasiado.

5. La fabada, el plato con poderes mágicos

650 1200 16

Nada como una fabada casera para recuperarnos de una noche dura, pero en general, salvo que nos encontremos un tupper estratégicamente guardado para la ocasión, nuestra única opción para tomar fabada de madrugada es abriendo y calentando una lata de fabada en conserva.

Hace tiempo mi compañero Minue hizo una buena comparativa de latas de fabada y os aseguro por propia experiencia que cualquiera de ellas puede ser genial a partir de las cuatro o cinco de la mañana, y que en muy poco tiempo podremos disfrutarla cucharada a cucharada. Importante: abrir la lata y calentar la fabada en un cazo durante un par de minutos. La fabada en frío comida directamente de la lata a cucharadas solamente te gustará si tú te encuentras realmente en mal estado.

6. Sándwiches con lo que tengas

650 1200 17

Cualquier alimento es un manjar si lo mezclas con un poco de lechuga, algunas salsas y lo pones entre dos rebanadas de pan de molde. Unta las rebanadas con mayonesa, mermelada, ketchup o mostaza. Pon lechuga y tomate sobre una de ellas, tapa con la siguiente y pon encima jamón de york, queso, o cualquier embutido que tengas. Usa tu criterio para decidir qué ingredientes de los que tienes en la nevera funcionarán mejor.

En todo caso, mezclas como la del sándwich de la foto con huevo duro, ternera marinada y ensalada de rúcula y tomate son realmente insuperables y no tardarás mucho en hacerlos si dispones de los ingredientes cuando llegues a casa.

7. Huevos con bacon y salchichas

650 1200

Muchas veces lo que nos pide el cuerpo al llegar de madrugada es un plato que tenga cierta cantidad de grasa. Sin duda un plato de huevos fritos con bacon es perfecto para hacernos sentir mejor en ese momento. Si te apetece una forma ideal de presentarlo, en 10 minutos puedes tener hechas estas tartaletas para desayunar y sentirte saciado con huevos y bacon, que además te podrás comer a mordiscos si no tienes pan en casa.

8. Tostadas francesas

650 1200 1

Es curioso cómo hay personas que cuando llegan a casa de madrugada tienen ganas de comer dulce y otras tienen ganas de comer salado. Si eres del primer grupo, nada como unas deliciosas tostadas francesas para hacerte recuperar la sonrisa en poco tiempo. Además el azúcar que llevan te dará energía para sentirte mejor.

9. Mugcakes de Chocolate

650 1200 2

Desde que aprendí a preparar mugcakes, estos bizcochos recién hechos que puedes preparar en tu microondas en cinco minutos, he resuelto muchos desayunos de forma espectacular. Con esta receta de mugcake de chocolate negro, cuando llegues a casa de madrugada podrás prepararte uno y darte una ducha mientras se cocina. Al salir, nada te alegrará más que oír la campanita del temporizador avisándote de que tu bizcocho ya está listo.

Con todas estas ideas, ya sabemos que cuando quieras una receta golfa al regresar de madrugada tendrás buenas opciones para comer algo mejor que un perrito caliente o unas patatas fritas de bolsa. Al menos tenéis más ideas para disfrutar a esas horas. Si queréis, nos encantaría saber qué os preparáis vosotros al llegar a casa de juerga. Dejadnos vuestras recetas golfas en los comentarios.

En Directo al Paladar | Milhojas de tomate y mozzarella al sésamo. Receta ligera
En Directo al Paladar | Pizza casera. La guía definitiva

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio