Compartir
Publicidad
Publicidad

Käsekuchen o tarta de queso con frambuesas al estilo alemán. Receta cremosa irresistible

Käsekuchen o tarta de queso con frambuesas al estilo alemán. Receta cremosa irresistible
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Por qué usar el término alemán para nombrar esta receta? Porque creo que en cuestiones de tartas de queso hay diferencias sustanciales en diferentes países o culturas. Del mismo modo que al decir cheesecake espero una referencia al recetario anglosajón -estadounidense, mayormente-, la Käsekuchen o tarta de queso alemana tiene unas características propias que la diferencian. Cuestiones idiomáticas aparte, esta versión con frambuesas está buenísima.

Por supuesto que cada casa tiene sus variaciones, pero en la tarta de queso alemana normalmente encontramos el uso de quark y schmand, una especie de nata espesa o crème fraîche, sustitutos que podemos usar si no encontramos el lácteo germano. Además no suelen llevar nata y un ingrediente básico es el Vanillepuddingpulver, preparado en polvo para hacer pudding, algo como nuestras natillas. La base puede ser una masa quebrada pero a mí me gusta más con galletas trituradas.

Ingredientes para un molde de unos 24 cm

  • Para el relleno: 600 g de schmand o queso quark, 1 huevo L, 120-150 g de azúcar (depende de cómo estemos acostumbrados a los dulces, yo prefiero reducir el azúcar siempre), 1/2 cucharadita de sal, 2 paquetes de mezcla de pudding de vainilla (o de natillas), 500 ml de leche, frutos rojos, brillo para tartas.

  • Para la base: 200 g de galletas, 1 cucharadita de ralladura de naranja o limón, 2-3 cucharadas de mermelada de frutos rojos y leche necesaria (o 100 g de mantequilla derretida).

Cómo hacer Käsekuchen o tarta de queso con frambuesas

Primero hay que preparar la base de crema o pudding. Medir los 500 ml de leche fría. Colocar el contenido de los sobres en un recipiente, añadir el azúcar y leche suficiente para deshacer todo el conjunto en una masa líquida. Aparte calentar el resto de leche en un cazo a fuego medio, y antes de que empiece a hervir agregar la mezcla dulce. Seguir cociendo sin dejar de remover con unas varillas hasta que espese. Llevar a un recipiente ancho, cubrir con plástico film y dejar enfriar.

Precalentar el horno a 175ºC y preparar el molde redondo desmondable, engrasándolo ligeramente. Si vamos a hacer la base de galletas, triturarlas bien con una picadora o robot de cocina y añadir la ralladura de naranja o limón. Incorporar la mermelada y trabajar añadiendo leche poco a poco hasta que tengamos una consistencia húmeda para forrar la base. Cubrir bien el molde, presionando con una cuchara o la mano.

Sacar la mezcla ya enfriada y agregar el queso quark, la sal y el huevo. Batir con una batidora de varillas a velocidad baja y llenar el molde. Igualar la superficie con el dorso de una cuchara o con una lengüeta y añadir frambuesas cortadas por la mitad o enteras, si no son muy pequeñas. Presionar un poco para que se junten bien con la masa.

Hornear durante unos 80-90 minutos, vigilando bien que no se queme por arriba. Si se dora demasiado, cubrir con papel de aluminio. Comprobar el punto introduciendo un palillo o cuchillo en el centro; debería salir ligeramentemanchado. Esperar fuera del horno a que se enfríe un poco y añadir un almíbar sencillo si se desea, para dar brillo a la fruta. Dejar enfriar por completo antes de desmoldar.

Käsekuchen o tarta de queso de frutos rojos al estilo alemán. Pasos

Tiempo de elaboración | 2 horas + enfriado
Dificultad | Media

Degustación

La Käsekuchen o tarta de queso y frambuesas al estilo alemán está mucho más rica de un día para otro, aunque si no podemos esperar al menos hay que tener paciencia para que se enfríe por completo. Se puede acompañar con más fruta fresca, ya que personalmente yo añadiría incluso muchas grosellas porque me encanta ese contraste ácido, aunque sé que tengo el paladar un poco raro y no es del gusto de todos. Una salsa de caramelo también le iría muy bien, así como hojas de menta fresca.

En Directo al Paladar | Tarta de queso con dulce de membrillo y pomelo. Receta de postre
En Directo al Paladar | Tarta rústica de queso y grosellas con centeno. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos